Judíos rechazan mensaje de Uribe sobre la revolución molecular

Publicado por: sebastian.alvira el Mar, 11/05/2021 - 12:39
Share
Un grupo de jóvenes judíos colombianos rechazó los trinos del expresidente Álvaro Uribe sobre la teoría de la revolución molecular disipada.
Judíos rechazan mensaje de Uribe sobre la revolución molecular disipadaJudíos rechazan mensaje de Uribe sobre la revolución molecular disipada

La teoría de la "Revolución Molecular Disipada" ha generado controversia en Colombia desde que el expresidente Álvaro Uribe Vélez hizo referencia a ese término como una amenaza que el país debería enfrentar en el marco de las protestas sociales que se adelantan desde el pasado 28 de abril. 

Ante ese panorama y la relevancia que ha tomado dicha teoría compartida en redes sociales por el líder del Centro Democrático, un grupo de jóvenes judíos colombianos se pronunció para rechazar los trinos de Uribe en los que hace mención a la teoría de la revolución molecular.

A través de una carta, 14 jóvenes judíos le pidieron a la Confederación de comunidades judías en Colombia que se pronuncie en contra de dichos mensajes de Uribe donde divulga la teoría del entomólogo chileno Alexis López, "reconocido y confeso neonazi".

"Asimismo, pedimos que se rechace la presencia del señor López como consultor de las Fuerzas Militares de Colombia y catedrático de la Universidad Nueva Granada. El 19 de febrero de este año, fue invitado a dar una cátedra llamada La Revolución Molecular Disipada y cómo enfrentarla, cuyo contenido debe ser rechazado por cualquier persona que defienda los derechos humanos y denuncie la estigmatización de la protesta social", señalan los firmantes del documento.

 

Los jóvenes judíos afirmaron que más allá de la postura de cada quien sobre el momento que atraviesa el país, "la comunidad judía debe tener un discurso claro y contundente" sobre la presencia de estos personajes en la opinión pública, así como su influencia en la doctrina militar y política del partido de Gobierno y las fuerzas militares.

"Debemos enfrentarnos a la posibilidad de que estas ideas, cuya concreción el pueblo judío ha sufrido más que nadie, hagan eco en la institucionalidad colombiana", concluyen.

Es importante mencionar que, el término "Revolución Molecular Disipada" empezó a dar de qué hablar en Colombia el pasado tres de mayo, cuando el expresidente Uribe lo incluyó en un trino en el que se refirió a algunas tareas del Gobierno de Iván Duque ante la situación que se vivió y que aún se observa en las calles del país. 

"1.Fortalecer FFAA, debilitadas al igualarlas con terroristas, La Habana y JEP. Y con narrativa para anular su accionar legítimo; 2. Reconocer: Terrorismo más grande de lo imaginado; 4. Acelerar lo social; 5. Resistir Revolución Molecular Disipada: impide normalidad, escala y copa", escribió el líder del Centro Democrático. 

 

Según ha explicado Alexis López, un intelectual chileno, director de Radio y Televisión de Santiago, la Revolución Molecular Disipada es un modelo revolucionario de poder, dirigido desde la izquierda mundial y tiene como objetivo acabar con la institucionalidad y la verticalidad del Estado por medio de las manifestaciones. 

Según algunos líderes de la ultraderecha chilena y seguidores del pensamiento de Pinochet este modelo ha venido operando en los últimos tiempos en Latinoamérica y debe ser enfrentado por los Gobiernos para que la "democracia" no sufra. 

El impulsor de esta teoría fue el filosofo francés Félix Guattari (1930-1992), que según señaló, el primer objetivo de esa revolución es “cortar el flujo de la normalidad”. De ahí que se relaciona con la situación latinoamericana, pues hace unos meses en pocas horas se destruyó el metro de Santiago y recientemente se vandalizaron estaciones de Transmilenio en Bogotá y Mio en Cali. 

De acuerdo con Alexis López, la primer fase de trata de alterar la movilidad de la gente hasta exasperarla. La segunda fase es el “escalamiento”, es decir, el incremento de las marchas y de las acciones violentas.

La siguiente fase es el “copamiento”, en la cual la capacidad de respuesta de las instituciones democráticas es casi nula. Es la vía a la “saturación”, que conduce a la “dictadura democrática”. 

Siga a KIENYKE en Google News