Paridad de género: batalla permanente en el Congreso

23 de diciembre del 2018

El país aún no garantiza uno de los objetivos clave del globo.

Paridad de género: batalla permanente en el Congreso

Lograr una verdadera inclusión en la política ha sido quizás uno de los mayores obstáculos que han atravesado las mujeres que intentan día a día lograr representación en el ejercicio político. A pesar de las insistencias por parte de diversos sectores, el propósito de la paridad de género no ha podido ser realidad, debido a los tropiezos que han sufrido los proyectos que contemplan este ideal, como el proyecto de reforma política que descartó definitivamente esta posibilidad.

Aunque este año se avanzó en la implementación de un Gabinete ministerial 50% hombres y 50% mujeres gracias al actual Gobierno, las mujeres no se detienen en la lucha por dar un verdadero reconocimiento femenino en las diferentes instancias del poder político y así contribuir a una verdadera democracia.

En diálogo con KienyKe.com, Carolina Mosquera de la organización Sisma Mujer, comentó que históricamente ha existido un rezago en la participación política de las mujeres en los espacios públicos y en los órganos de elección popular en Colombia.

“Ha sido muy difícil ampliar nuestra representación en las instancias de toma de decisiones y en el acceso al poder”, señaló.

Según Mosquera, es un tema preocupante porque no hay una verdadera igualdad: “En el último censo se determinó que las mujeres son casi el 52% de la población, pero cuando se analiza la composición del Congreso no se alcanza al 20%”.

Esta paradoja persiste a pesar de que ya existen unos instrumentos nacionales e internacionales que disponen que se debe avanzar en el equilibrio entre hombres y mujeres en el acceso al poder, “como por ejemplo la agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”.

“Hay una cultura patriarcal predominante que impide que accedamos a puestos de poder”, aseguró y agregó las barreras que existen, entre ellas principalmente: “La financiación adecuada, el poco respaldo y la falta de garantías necesarias”.

En esto coincidió la senadora Ana María Castañeda, presidenta de la Comisión de la Mujer, quien le dijo a este medio que “es muy triste que el Congreso le haya dado un no rotundo a esta iniciativa de paridad de género” y esto constituyó un “golpe bajo” al derecho de las mujeres para proponer y debatir sus ideas.

“Ellos piensan que estamos pidiendo que nos regalen una curul o un puesto, pero lo que realmente estamos pidiendo es un derecho fundamental. Con ese porcentaje del censo en el país, es apenas lógico que tengamos una democracia paritaria. Se ha demostrado que con la participación de la mujer se transforma la política”, manifestó.

Dijo que la reforma política pasó “descuadernada” porque su espíritu se desdibujó al dejar a un lado este artículo que generaba gran esperanza, pero aseguró que en los cuatro debate que le quedan, insistirán en revivir esta iniciativa.

“Las mujeres que hacemos parte del Congreso de la República, sin importar nuestra ideología política, no nos dejaremos vencer en esta lucha democrática y llevaremos este nuevo proyecto al Legislativo para que se logre su implementación”, concluyó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO