La pulla de Enrique Gómez a Piedad Córdoba tras ser detenida en Honduras

27 Mayo 2022, 09:38 AM
Share
El candidato presidencial, Enrique Gómez, aseguró sobre Piedad Córdoba que "el que está acostumbrado a delinquir, no se sonroja".

El candidato presidencial por el partido político Salvación Nacional, Enrique Gómez, decidió no guardar silencio ante la detención de la senadora electa por la coalición del Pacto Histórico, Piedad Córdoba, luego de que la misma fuera retenida con una alta cantidad de dólares en Honduras. 

Gómez, quien ha criticado abiertamente el proyecto político de Gustavo Petro al tildarlo como populista e irracional, señaló que lo ocurrido con Piedad Córdoba no parece causar revuelo en un país acostumbrado a los actos de corrupción.

“Lo sucedido con el Pacto de la Picota no es menor, es una muestra del carácter delincuencial del aspirante a tirano, Piedad Córdoba y compañía. Nosotros somos mejor que eso como sociedad”, dijo el candidato presidencial luego de que saliera a la luz la noticia del arresto temporal de Córdoba.

Aunado a ello, Gómez refirió sobre la abogada que el prontuario delictivo de la misma es tal que actos como la detención en Honduras logran pasar desapercibidos para ella.  

“Lo de los 62.000 dólares de Piedad Córdoba, alias Teodora, es mentira, porque ella siempre anda mínimo con 100 mil dólares en efectivo. El que está acostumbrado a delinquir, no se sonroja”. 

Sin embargo, el candidato no se quedó ahí, sino que, por el contrario, sostuvo, tiempo después, que una democracia debe estar regida por los principios de legalidad que aporten a la construcción de un país en paz y con buenos ciudadanos, cuestión que, según él, no puede tener lugar en un eventual lugar de Gustavo Petro. 

“Una democracia se debe sostener en los principios de la legalidad y para los buenos ciudadanos que le aportan a la sociedad. No se le puede entregar a actores cínicos del talante de Piedad Córdoba y la juntura dañina del Pacto de la Picota. El 29 vota para salvar a Colombia”, dijo el abogado. 

Adicionalmente, aseguró que “Benedetti, Barreras, Piedad Córdoba, Narcoguerrillas y toda suerte de personas de dudosa reputación buscan secuestrar el país. Está en nuestras manos evitar que suceda. Vote por todas las cosas buenas que ha logrado en nuestra divina Colombia. Vote bien”

Por último, el candidato presidencial extendió un llamado a toda la ciudadanía colombiana para que el próximo domingo 29 de mayo voten a conciencia por un proyecto político que consolide la democracia y permita encaminar a Colombia por un rumbo de eficiencia económica.

 ¿Quién es Enrique Gómez, la sorpresa de la contienda presidencial?

 

El líder del Movimiento de Salvación Nacional creció en el seno de una familia con historia en la política nacional. Su abuelo fue el expresidente de Colombia y dirigente conservador Laureano Gómez, quien ocupó el máximo cargo solamente por el periodo de un año desde 1950 debido a problemas de salud. Sus detractores lo denominaban como el Monstruo por sus ideales ultraconservadores y su intención de devolverle a la iglesia católica los privilegios que había perdido a manos de los liberales. 

Además, Enrique Gómez es sobrino de Álvaro Gómez Hurtado, el líder conservador asesinado en Bogotá en 1995 y quien fundó el partido Movimiento de Salvación Nacional en compañía de disidentes liberales y conservadores para lanzarse a la presidencia en 1990.

Es abogado egresado de la Universidad Sergio Arboleda, claustro cofundado por Álvaro Gómez Hurtado, su tío, con amplia experiencia en litigio. Ha trabajado en la Sociedad Colombiana de Ingenieros, la Cámara de Comercio de Bogotá, entre otros organismos. También, se ha desempeñado como docente universitario y ha liderado la investigación del asesinato de Gómez Hurtado, ejerciendo funciones como  director ejecutivo de la Fundación que lleva el mismo nombre de su tío.

Enrique Gómez quiere seguir el legado de su abuelo y su tío, por eso trabajó incasablemente para recuperar la personería jurídica del partido Movimiento de Salvación Nacional, la cual logró obtener en el 2021.

Asimismo, quiere cumplir el deseo de que alguien de su familia vuelva a ocupar la Casa de Nariño, como lo hizo su abuelo y lo intentó el hermano de su padre.

Hasta el momento, las encuestas no vaticinan un resultado favorable para el candidato, sin embargo, su presencia en el último debate televisivo llamó la atención de muchas personas quienes podrían inclinarse a su favor. Se presentó casi como un moderador y hasta quiso propiciar el diálogo por encima de las acusaciones y las peleas.

Incluso, algunos consideran que podría darle un giro a los debates presidenciales, que en los últimos años han servido más para medir reacciones, en vez de propuestas; analizar comportamientos y no planes de gobierno; alentar peleas, antes que promover el diálogo.

KienyKe Stories