¿Por qué imputaron a Aída Victoria por enriquecimiento ilícito?

23 Septiembre 2022, 01:16 PM
Share
La influenciadora Aída Victoria Merlano, hija de la fugada exsenadora Aída Merlano, enfrenta un nuevo juicio por enriquecimiento ilícito. Entérese de la razón.

Estos días se ha comentado bastante la historia de Aída Victoria Merlano, luego de ser condenada en primera instancia a siete años y cinco meses de prisión domiciliaria por presuntamente ayudar en la fuga de su madre en 2019. Así las cosas, mientras su caso es revisado en un tribunal de segunda instancia, ahora se suma una nueva imputación por enriquecimiento ilícito que le ha regresado al centro del debate público

Lo cierto es que ambos temas judiciales guardan un mismo origen: la historia de la senadora que en 2018 se volvió escándalo nacional luego de que, a poco de haber triunfado en las elecciones al Congreso, se diera el allanamiento a su sede principal de campaña. Un lugar que se conoce como “Casa Blanca”, donde la Policía encontró armas, dinero en efectivo y desde donde se habría manejado un sofisticado sistema de compra de votos. 

Sin embargo, la pregunta puntual que muchos colombianos se hicieron con la audiencia realizada en contra de la hija de la senadora es: ¿Por qué se le imputa a Aída Victoria enriquecimiento ilícito? En esto hay dos versiones de los hechos, la de la Fiscalía y la de la influenciadora.

Aída Victoria

El fiscal encargado del caso, Juan Ignacio Palacio, señaló en la audiencia de imputación que todas las investigaciones en contra de Aída Victoria Merlano se concentran en la empresa Esaid S.A.S., la cual se habría creado para ser convertida en una fachada y estaría funcionando como empresa de arquitectura e ingenierías de obra civil. 

De acuerdo con lo expuesto por el acusador, se reportó que la compañía no habría desarrollado dichas actividades, agregando detalles como que la empresa no contó con sede física o que Aída Victoria en ese entonces no había podido sostener los gastos. Misma que habría recibido bienes por un valor de 2 mil millones de pesos y habrían sido trasladados desde la excongresista Aída Merlano, justo en la semana en la que la senadora fue procesada por corrupción.

¿Cuál es la versión de Aída Victoria Merlano? 

 

La influenciadora Aída Victoria, quien apeló su condena por presuntamente ayudar a fugar a su madre, no aceptó cargos en la audiencia de imputación por supuesto enriquecimiento ilícito. Un delito por el que, en caso de ser hallada culpable, podría pagar entre 96 a 180 meses de prisión. 

Después de dicha cita judicial, lo primero que hizo Aída Victoria fue explicarle a sus seguidores que las acusaciones nada tienen que ver con su actividad económica en redes sociales. Además, dio su versión sobre la empresa y los bienes heredados de su mamá. 

“En 2019 mi hermano y yo creamos una sociedad, mi mamá estaba presa y nosotros íbamos a empezar a trabajar lo de nosotros, esa sociedad nunca alcanzó a operar porque de manera prematura el Estado la intervino…Mi mamá nos donó unos bienes, el Estado interviene esos bienes y ese es el proceso que tengo ahora mismo, de investigar cuál fue mi participación, el Estado no ha determinado que esos bienes sean ilícitos”, señaló. 

Sin embargo, en entrevista con Caracol Radio después de su condena, Aída Victoria tuvo la oportunidad para explicar un poco más de las imputaciones que se venían por enriquecimiento ilícito. Empezando con afirmar que la mayoría de los bienes y patrimonio de su mamá, entonces de unos tres mil millones de pesos, provenían de antes de hacer política. 

“Mi mamá había creado antes una empresa para mi hermano y para mí, para que nosotros nos pudiéramos sostener solos sin su ayuda, considerando que ella estaba privada de la libertad. Ella pone como objeto principal de la empresa la construcción, porque era la actividad a la que ella se dedicaba antes de hacer política. Sin embargo, deja el objeto abierto para que nosotros nos dedicáramos a cualquier actividad comercial que nos pareciera nos iba a generar ingresos”, aseveró. 

Luego, la influenciadora señaló que tras la Corte retirar la prohibición para que la exsenadora Merlano moviera sus bienes, ella los dona rápidamente a dicha sociedad de la cual compartía propiedad con su hermano

“Dona dentro del marco legal sus bienes a esa sociedad de mi hermano y mía. Obviamente respetando todos los temas legales”, dijo, precisando que a las pocas semanas esos mismos bienes fueron objeto de “extinción de dominio” y que ahora requieren de pruebas para probar que están libres de origen ilícito. 

Aída Merlano y “Casa blanca”

La historia de la exsenadora Aída Merlano es una auténtica novela política que aún tiene la capacidad de poder revelar cómo funciona la corrupción política en el Caribe colombiano. Una, que desde el 2018 hizo aparecer en el radar a una mujer que surcaba en las altas esferas de poder, sin pena ni gloria, para sumergirla en un mar de traición, poder, fugas de película y amoríos. 

El primer episodio, aquel que quedó registrado como el gran escándalo electoral de 2018, sucedió el 11 de marzo a poco tiempo de que Merlano quedara electa como senadora por el Partido Conservador, cuando fue noticia el allanamiento de la policía a la casa de campaña de Aída Merlano, que hacían llamar “Casa Blanca”, donde habían $261 millones de pesos en efectivo, cuatro armas de fuego, soportes de pago, cédulas y una bolsa con certificados electorales. 

Un mes después, el 10 de abril, la congresista se entregó a las autoridades. De ahí en más, tuvo un largo año de procesos. Los delitos eran varios: corrupción al sufragante, porte ilegal de armas, retención ilegal de cédulas y concierto para delinquir, aunque no fue sino hasta septiembre de 2019 cuando fue condenada a 15 años de prisión y enviada a la Cárcel El  Buen Pastor

Le puede interesar: Polémica por propuesta de Claudia López de llevar a Harry Styles a El Campín

Sin embargo, el hecho que nos llevó hasta el momento actual de la condena de su hija, es su fuga de la justicia el 1 de octubre de 2019, cuando cumplía con una cita odontológica en un centro médico de Bogotá. De hecho, en video quedó cómo la mujer, con presunta ayuda, logró cambiarse de ropa tras acabar su procedimiento y fugarse con una cuerda que daba al primer piso del edificio. 

Cuatro meses después, el 27 de enero de 2020, con la presunción de que aún estaba en Colombia, Aída Merlano fue capturada en Venezuela por las Fuerzas de Acciones Especiales, en una zona de apartamentos lujosos de Maracaibo

Desde entonces, Aída Merlano se encuentra recluida en una casa de seguridad (de la que nadie conoce ubicación) y desde allí, en reiteradas ocasiones, ha aparecido para caldear el clima político en Colombia con declaraciones en la que ha incluido nombres de gran relevancia nacional.

En febrero de 2022, por ejemplo, puso en el ojo del huracán al entonces precandidato presidencial Álex Char, con quien habría tenido un romance y quien, supuestamente, le habría entregado 500 millones de pesos en 2018 para ayudarla en la compra de votos. También vinculó al clan Gerlein, quienes en dueto con los Char asegura que la han perseguido, amenazado y atacado a lo largo de estos años. 

Ahora, tras la condena de su hija por la fuga y con otro juicio respirandole en la nuca, desde sus redes la exsenadora lanzó una sentencia que podría augurar muchos ventiladores políticos: “Están tocando a mi familia, espero que estén preparados para cuando llegue el día de mi regreso”.

KienyKe Stories