“Los nuevos judíos”: Antivacunas se comparan con víctimas del Holocausto

Publicado por: christian.sandoval el Vie, 07/01/2022 - 17:41
Share
Los movimientos antivacunas en Estados Unidos y Europa empiezan a adoptar ideas cada vez más radicales respecto a la pandemia.
Créditos:
wikimedia

Los antivacunas no nacieron con el covid-19 ni con la pandemia, en realidad son un movimiento que extiende sus bases a la desconfianza generalizada en estos fármacos desarrollados para impedir el contagio o reducir la mortalidad de los síntomas de distintas enfermedades. Sin embargo, es indudable que desde el inicio de la crisis sanitaria por el coronavirus han sido un grupo protagónico por sus posiciones radicales, manifestaciones y teorías conspirativas

En medio de todo ello, las ideas que quizá han generado más controversia son aquellas que rayan en lo discriminatorio y avivan ideologías sancionables como el antisemitismo. Precisamente, este punto ha provocado gran revuelo en países como Estados Unidos, donde algunos movimientos radicales empiezan a sugerir que la pandemia junto con la vacuna es un complot de los judíos (algo por completo fuera de toda realidad). 

En los primeros días de enero, por ejemplo, en dicho país de Norteamérica un presidente de una empresa en Utah renunció a su cargo luego de enviar un correo a otros directores de compañías y funcionarios del Estado, en el que básicamente acusó a los judíos de tener un complot “para practicar la eutanasia al pueblo estadounidense” con la vacuna, de acuerdo con el diario Independent. 

La empresa en cuestión se llama Entrata y fue su director ejecutivo, Adam Edmunds, quien relató lo ocurrido: “Uno de nuestros fundadores hizo varias declaraciones muy ofensivas en un correo electrónico a destinatarios fuera de la empresa (...) Para ser absolutamente claros, en Entrata condenamos el antisemitismo en todas y cada una de sus formas”.

No obstante, este está lejos de ser el único caso presentado que involucra temas de antisemitismo o falta de empatía con los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Otra tendencia que está cobrando fuerza entre los antivacunas estadounidenses y europeos, es empezar a comparar la obligatoriedad de la vacuna con el extinto régimen Nazi. En síntesis, consideran estar viviendo situaciones muy similares a los horrores de los judíos en los campos de concentración. 

En marchas en contra de las vacunas, grupos de internet y las redes sociales en general, se les ha visto no solo hablando de ello, sino incluso vistiendo la Estrella de David (uno de los símbolos más representativos del judaísmo) acompañada con la expresión “no vacunado”. Esto, entre otras cosas, porque ya llegó ese punto de la pandemia en el que sienten que no podrán escapar de la obligatoriedad de estar inmunizados y de cargar el carné sanitario. 

Más allá de eso, esta situación ha dejado casos tan exóticos como la condena de la justicia de Países Bajos al político y líder ultraderechista Thierry Baudet, quien fue obligado a finales de 2021 a borrar un buen número de mensajes de su cuenta de Twitter en los que comparaba la vacuna y otras restricciones con el Holocausto. Además, según La Vanguardia, también se le prohibió usar imágenes de la tragedia para sustentar sus ideas en el parlamento. Este hombre hace parte de los que consideran a los no vacunados como los “nuevos judíos”.

Tampoco hay que creer que el antisemitismo y la falta de empatía es exclusivo de algunos políticos radicales, sino que cada vez más y con mayor fuerza empieza a aparecer simbología judía en las marchas anti vacunas e incluso otros lo han llevado todavía un nivel más extremo haciéndose cambios corporales para demostrar que sí están sufriendo. Así lo hizo una joven que fue demolida con argumentos por una verdadera víctima de los campos de concentración. 

Una usuaria en TikTok, conocida como Carollyn the Christian, se unió a una nueva tendencia mostrando su cabeza rapada y diciendo: “Primer día en un campo de no vacunados”. Algo que rápidamente causó la furia de Gidon Lev, un hombre de 86 años que sí estuvo en los campos nazis e incluso mostró la estrella que le hacían portar. 

“Qué vergüenza ¿Estás tratando de parecer un sobreviviente del Holocausto porque no quieres que te vacunen? Yo estuve cuatro años en un campo de concentración. Me puse la estrella, ¿quieres que te ayude?”, dijo el hombre en una video respuesta. 

Lo cierto es, que esto de los antivacunas y las teorías conspirativas sobre la pandemia se está saliendo un poco de las manos. Con todos los líderes antivacunas que han muerto por covid, con aquellos que incluso han llegado a contagiar adrede a personas porque no creen en el virus o los que desinforman día a día con olas de noticias falsas que pueden poner en riesgo la salud de otras personas, es el momento perfecto para reflexionar sobre la ética en las redes sociales ¿Cuál es el lugar que desea ocupar en la historia de una de las crisis sanitarias más graves de la historia reciente?