"Que no nos abudineen", controversia por vallas de Katherine Miranda

Publicado por: sebastian.alvira el Mar, 18/01/2022 - 09:58
Share
La representante Katherine Miranda encendió el debate al usar una de las variaciones de la expresión "abudinear" para impulsar su campaña política.

La expresión 'abudinear' sigue siendo protagonista del debate político en Colombia. La representante a la Cámara por el Partido Verde, Katherine Miranda, inició su campaña para reelegirse y ha generado todo tipo de reacciones en redes sociales por la frase que eligió como eslogan, la cual se relaciona directamente con este término creado en medio del escándalo de MinTic y Centros Poblados que a día de hoy mantiene $70.000 millones perdidos. 

Miranda publicó en sus redes sociales una pieza gráfica en la que se lee el eslogan: "Que no nos abudineen el país", e invitó a los ciudadanos a votar por ella en las próximas elecciones legislativas. Y cuando parecía que era una campaña para Twitter empezaron a conocerse fotografías de vallas publicitarias instaladas en Bogotá con la misma frase, lo cual encendió el debate político. 

Con la frase en mención Miranda no solo llamó la atención con un golpe de marketing político sino que logró traer al plano de discusión el caso por el que Karen Abudinen tuvo que renunciar al Ministerio de las TIC, siendo esto un "cabezazo" que le aplauden en redes sociales. 

Valla

Como se menciona anteriormente, las vallas de Miranda abrieron la discusión entre quienes consideran que es una buena estrategia para impulsar su campaña y quienes tildan hasta de "bajeza" la frase que eligió al representante para sus piezas y vallas publicitarias.

El tema no es tan sencillo como parece. Hay que recordar que el término "abudinear" es uno de los ataques que más le molesta a la exfuncionaria. Por esta deformación de su apellido, Abudinen denunció a Miranda y al representante León Fredy Muñoz.

La Corte Suprema de Justicia decidió abrir una investigación en contra de dos representantes que usaron el término "abudinear" como sinónimo de robo. A ellos se les practicarán una serie de pruebas con el fin de establecer si incurrieron en injuria y calumnia. El caso está en manos del magistrado Héctor Javier Alarcón, de la Sala de Instrucción. 

Denuncia

Ante ese panorama, Miranda ha decidido dar la pelea. Tanto en el plano jurídico como en el mediático. Sus vallas son la más clara evidencia de la rencilla que cazó con la exministra TIC, quien en diversas oportunidades ha rechazado las deformaciones de su apellido y hasta insultado a la representante por hacer uso de dicha expresión.

"Soy una congresista que representa el sentir de los colombianos. Estas vallas son el reflejo de lo que los ciudadanos me han pedido insistentemente durante estos meses y es no olvidar los 70 mil millones de pesos que se perdieron en manos de la exministra Karen Abudinen y que por su culpa dejó a más de 1.3 millones de niños sin internet. Invito a los indignados a que se indignen con los corruptos, con las megacontrataciones, por los impuestos robados o los políticos que prometen y no cumplen, no por una simple valla que nos recuerda el deber de un político: cuidar los recursos públicos como si fueran sagrados", explicó la representante frente la polémica generada con su mensaje. 

Vale la pena recordar que, en pleno escándalo de MinTIC, un usuario de Twitter consultó si el verbo existía y en qué contexto podía ser utilizado. Al respecto, la cuenta de la Real Academia Española contestó: "#RAEconsultas Documentamos las formas «abudinar» y «abudinear» en textos de redes sociales como verbos de reciente creación, usados en el habla popular de Colombia con el sentido de ‘robar, estafar’".

Lo anterior, generó la molestia de Abudinen, quien inmediatamente tomó cartas en el asunto. Elevó una protesta pública a la RAE por supuestamente haber acogido variaciones de su apellido como sinónimos de delitos. Sin embargo, el instituto de estudios del idioma aclaró cuál fue el registro que realizó de las palabras.

La cuenta de consultas idiomática aclaró que la documentación de las palabras “abudinar” y “abudinear” no respondió a una inclusión de estas en el diccionario ni tampoco su aceptación oficial. "El servicio de consultas de la RAE respondió una duda sobre esos términos diciendo que se trata de derivados recientemente creados a partir del apellido de una política colombiana, que circulan en las redes sociales. En absoluto implica su reconocimiento oficial ni mucho menos su inclusión en el diccionario académico".

Pese a esto, Miranda postuló esa expresión como palabra del 2021, lo cual generó una airada respuesta de la exministra, quien se deshizo en insultos contra la representante por insistir en la divulgación de la deformación de su apellidos. La tildó de "sinvergüenza, canalla, miserable y bandida" y, según declaró, Centros Poblados le tenía miedo. 

KienyKe Stories