“Mañana salgo a buscar trabajo”: Juan Camilo Restrepo tras su destitución

27 Mayo 2022, 12:18 PM
Share
El hasta hoy Alcalde Encargado de Medellín, Juan Camilo Restrepo, acató el fallo del Tribunal Administrativo de Antioquia y manifestó su preocupación por la ciudad.

Minutos después de conocerse el fallo del Tribunal Administrativo de Antioquia que dio nulidad al nombramiento de Juan Camilo Restrepo como Alcalde Encargado de Medellín, él mismo salió a los medios de comunicación para entregar unas últimas palabras como mandatario de la capital de Antioquia.

“Lo primero, totalmente tranquilidad. Lo segundo, yo soy un hombre institucional que creo en la democracia, en las buenas maneras, en las formas, soy un hombre respetuoso de la constitución y la ley. Tengo las manos limpias, en estos 15 días que fui Alcalde de Medellín de manera encargada traté siempre de trabajar por la unidad y por defender la institucionalidad”, dijo en rueda de prensa.

Restrepo añadió que acata el fallo del Tribunal Administrativo de Antioquia y lamentó la situación de división política que hoy se vive en la ciudad: “Soy un convencido de que ni el populismo, ni la posverdad, ni la polarización le hacen bien al desarrollo integral de una sociedad.  Estoy tranquilo, defiendo la institucionalidad, es una decisión de un tribunal que acato con toda la gallardía. Fui alcalde encargado por un órgano de control y la confianza del Presidente de la República”.

Restrepo aseguró que se va con la cabeza en alto y aseguró que desde mañana emprende nuevos proyectos. “yo rezo y espero que sea lo mejor para Medellín. Mañana tengo que levantarme a buscar trabajo y ese es mi patrimonio más importante. Preocúpese cuando un funcionario público a corto, mediano y largo plazo terminan de ser funcionarios públicos y hayan enriquecido de manera ilícita. Mi caso no es ese, mi caso es que mañana me levanto a conseguir trabajo. Trabajé por unir esta ciudad y devolverle la institucionalidad. Dios bendiga y proteja a Medellín”.

Para el Alto Comisionado para la Paz, cargo que fungía antes de ser Alcalde Encargado de Medellín, su nombramiento no fue un error: “el Presidente no se equivocó, tomó una decisión fundamentado en la ley. Designó al Alto Comisionado para la Paz, alguien con todas las condiciones legales, éticas y morales para regir los destinos de esta ciudad. Yo no soy comentarista ni intérprete de los fallos, soy un funcionario público, un demócrata y alguien que ama y quiere a Medellín, me siento muy orgulloso de haber sido el alcalde de mi ciudad por 15 días y puedo mirar a mis conciudadanos a la cara. Mi hoja de vida es transparente”.

Mientras que yo fui alcalde trabajé por la unidad, recuperar las formas y las maneras. Decirle a los Medellinenses que la institucionalidad está por encima de todas las cosas. Está ciudad no requiere ni populismos ni polarización, ni posverdad.  En Medellín no hay institucionalidad, se ha querido polarizar esta ciudad y a partir del populismo fraccionar un territorio donde  por décadas el sector privado y público podían trabajar de la mano. Se pensó que mediante el odio de clases se podía gobernar. Dios bendiga a Medellín”, puntualizó el funcionario.

KienyKe Stories