Niño emberá perdió una pierna por mina antipersona en Antioquia

Publicado por: michell.figueroa el Lun, 01/03/2021 - 12:15
Share
Un niño emberá de 13 años perdió una pierna debido a una mina antipersona. El hecho ocurrió en el resguardo del río Murindó, en Antioquia.
Niño emberá perdió una pierna por mina antipersona en Antioquia

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) confirmó que un niño emberá de 13 años perdió una pierna por una mina antipersona. El hecho en el que además un adulto resultó lesionado se registró en el resguardo indígena del Río Munrindó, en Antioquia.

Según informó la OIA, el menor de edad cayó en una mina antipersonal que habría instalado el grupo armado ilegal Eln. De acuerdo con la denuncia, delincuentes han estado instalando ese tipo de artefactos en los resguardos indígenas Río Murindó y Río Chageradó.


En el comunicado que emitió la organización se señala que desde el mes de enero, ese grupo armado ilegal amenazó a la comunidad a través de panfletos y audios de WhatsApp, en los que aseguraban que las comunidades indígenas debían permanecer confinadas en sus tambos, de lo contrario correrían peligro.

En el hecho en que el niño de 13 años perdió una pierna también resultó afectado un docente de la comunidad indígena que estaba con él. Luego de lo sucedido, la comunidad traslado al menor de edad y al docente al hospital del municipio de Murindó para que recibieran atención médica. 

Plinió Dogarí Majoré, el niño que perdió una de sus piernas y que hace parte de la comunidad Emberá Eyábida del departamento de Antioquia, tuvo que ser trasladado a un centro médico de mayor complejidad. 

La OIA señaló que este hecho agrava la situación que han venido denunciando desde el 2019. De acuerdo con la organización hechos de violencia como este, que ponen en riesgo la integridad de las comunidades, son contantes en los municipios del occidente de Antioquia, Atrato Medio y Bajo Cauca.

OIA
OIA


El arzobispo de Bogotá, Luis José Rueda, luego de conocer el hecho de violencia que se registró en Murindó, Antioquia, expresó su rechazo.

"Mina asesina, y manos asesinas que la fabricaron, manos traidoras que la sembraron; ¡Ya lograron su objetivo sanguinario!, ¡ya destruyeron a un niño!. Este niño es Colombia, este niño es la humanidad, este niño es la dignidad humana. Mina asesina, nos ha manchado otra vez, el corazón de sangre", es uno de los apartes del texto que escribió el arzobispo.

Arzobispo de Bogotá