Transportadores reportan millonarias pérdidas en el Valle del Cauca

Publicado por: michell.figueroa el Jue, 06/05/2021 - 16:08
Share
En el noveno día de paro nacional los bloqueos persisten y aunque el gremio de transportadores tiene voluntad de negociar con los líderes del paro, la decisión de abrir vías alternas o corredores humanitarios, es incierta.
Transportadores reportan millonarias pérdidas en el Valle del Cauca

En el noveno día de paro nacional los bloqueos persisten y aunque el gremio de transportadores tiene voluntad de negociar con los líderes del paro, la decisión de abrir vías alternas o corredores humanitarios, es incierta. 

La terminal de transportes de la capital del Valle permanece cerrada. Las más de 25.000 personas que a diario se movilizaban, dejaron de llegar, las filas para comprar tiquetes a diferentes destinos dentro y fuera del país, dejaron de hacerse. El equipo de salud que, tras la pandemia, verificaba protocolos de bioseguridad, ya no está en las entradas de este terminal terrestre.  Ahora solo hay pasillos y pisos vacíos, luces apagadas y solo un pequeño grupo de personas de la terminal se las ingenian para reunirse y buscar soluciones que no afecte más a este gremio. 


Ivanov Russi, gerente de Mi Terminal Cali, aseguró que en los 9 días que completa el paro nacional las pérdidas económicas siguen aumentando. “Hemos hecho una estimación de pérdidas y se ha calculado que alrededor de $3.000.000.000 diarios se están perdiendo por la inactividad del gremio de transportadores y más de 3.000 vehículos dejaron de ingresar a la terminal”, informó. 

La cifra es alarmante, pero lo es mucho más la alerta que hace, “hay un total de 1.600 personas que están en riesgo de perder su empleo pues la terminal está completamente cerrada y aunque hasta el momento ninguna empresa ha tomado la decisión de cerrar, es un riesgo que ya está empezando a verse porque no hay pasajeros”, aseguró el gerente de la terminal.

Añadió además que desde que iniciaron los bloqueos en las vías del Valle del Cauca algunas personas que se movilizaban a diferentes destinos quedaron atrapadas en la terminal de transportes “hemos acogido a 300 personas en la terminal y con la ayuda de la Alcaldía, ONGS y la Arquidiócesis, le hemos dado colchonetas, víveres, jabones y algunas cosas para los niños, hemos habilitado las duchas y baños para que los puedan utilizar. Esperamos que haya un corredor humanitario muy pronto y por eso hacemos un llamado a los líderes del paro a que se sienten a negociar, Cali muere lentamente y la gente más humilde está siendo afectada”, puntualizó Ivanov Russi, gerente de Mi Terminal Cali.

 

Transportadores reportan millonarias pérdidas en el Valle del Cauca

Una travesía para llegar a casa 


Alirio Erazo es camionero hace 16 años, originario de pasto y se dedicaba a transportar harina y materia prima. Durante el paro venía de Popayán y se topó con los bloqueos del paro nacional en Villa rica, Cauca. Ahí permaneció unos días sin embargo la incertidumbre de qué podía pasar y la ausencia de su familia, lo hizo tomar la decisión de avanzar en el camino pese a los bloqueos. 

“Yo estaba ahí con más camioneros y muleros, llevábamos varios días, pero las cosas empezaron a complicarse, éramos 32 muleros de diferentes partes del país y cada uno empezó a irse como fuera”, comentó. 

En su caso, abordó una motocicleta con un largo trayecto y paradas, su destino era Yumbo, Valle, donde su familia lo esperaba.  

“Yo dejé la mula en un parqueadero y agarré mis cosas y le dije a una moto que me llevara y me fui de Villa rica (Cauca) hasta Terranova, (Jamundí, Valle) y de ahí hasta Cali y después hasta Sameco que es cerca a la salida a Yumbo (Valle), hasta que por fin llegué. La situación estaba complicándose mucho y a un compañero que llevaba papa le desalojaron todo el camión, a todos nos dio miedo y por eso salimos”, relató Alirio.

Aunque ya está en su casa con su familia, Alirio espera que la situación mejore “para poder saber qué hacer y que de la empresa me digan qué va a pasar. Estoy tranquilo de haber llegado a mi hogar”, concluyó. 

Entre tanto, la situación es casi similar para Enelia Sarria y su nieto, quienes se encuentran en Caloto, Cauca, a la espera de que haya garantías y vías abiertas para retornar a su casa en el centro del Valle. “Aquí estamos varados, no salimos de la finca porque no hay nada, ni gasolina y hay muchos bloqueos en la vía panamericana”, dijo. 

Por: David Quintero

Siga a KIENYKE en Google News