El orgasmo y sus diferentes significados alrededor del mundo

Publicado por: felipe.lopez el Sáb, 08/08/2020 - 14:51
Share
El 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Orgasmo Femenino. A continuación encontrará diferentes formas de hablar sobre el clímax en diversas culturas.
Orgasmo

Este 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Orgasmo Femenino, la primera vez que se llevó a cabo fue en 2007, en Esperantina, Brasil. Desde ese momento se conmemora alrededor del mundo para crear conciencia sobre la sexualidad femenina y abandonar los prejuicios que siguen existiendo sobre este tema.

La app de idiomas Babbel llevó a cabo una investigación para analizar el término de orgasmo a partir de diversos informas y cuáles son las otras formas en que diferentes culturas del mundo se refieren a esta experiencia de placer.

Para empezar, según el informe, más de la mitad de los idiomas existentes tienen presente una variación de la palabra orgasmo, usada en español, portugués e italiano, orgasmus es alemán, orgazm en turco, u oogasma en japonés, por ejemplo. Esto se debe a la presencia del griego en las ciencias, especialmente en las anatómicas.

La palabra tiene como origen el término griego orgasmos, que quiere decir “excitación” e “hinchazón”, es una figura retórica que busca designar un concepto con el nombre de otro debido a la relación entre ambos.

También es sinónimo de una excitación extrema, algunos idiomas muestran formas más concretas para expresarse sobre este punto de máximo placer, señalando que se trata de una sensación de excitación y experiencia positiva.

PHay expresiones como “pracanda uttējanā”, del bengalí, que significa literalmente “excitación radical”, “ezra shodan”, del persa-farsi, quiere decir “la satisfacción está ocurriendo”, y “cực khoái”, del vietnamita, que traduce “placer extremo”.

Igualmente, el orgasmo también es visto como un pico, una relación usada en el 24% de las lenguas. Por ejemplo: höhepunkt (alemán), höjdpunkt (sueco) y súnás (irlandés).

También puede ser una forma de reflejar la cálida sensación que se experimentan con el clímax, ya que puede ser descrito como el proceso sexual de respuesta y distención. La sensación del clímax forma parte de este proceso. La idea de “pico” implica el ascenso, algo que es positivo.

En chino mandarín se usa la expresión gao chao, que hace referencia al pico como orgasmo, su traducción es “marea alta”, una metáfora que hace referencia al aspecto físico de los fluidos y el punto culminante.

El orgasmo puede ser visto como la llegada a un destino, un 48% de las lenguas usa expresiones como “llegar”, “ir” o “venir”. La expresión “venirse” es muy común en América Latina, implica la idea de llegar a un lugar específico.

Al hablar del orgasmo no solo hay movimientos ascendentes o apresurados, un ejemplo es la expresión del francés la petite mort (la pequeña muerte), que hace referencia a una sensación tan intensa que se siente cerca la muerte. Hay nueve idiomas que se expresan de manera similar, “me estoy yendo” o “estoy acabando”.

En el japonés existe el verbo iku que significa “me voy”, es un eufemismo para nombrar la muerte. Otros idiomas conceptualizan el orgasmo como el final de un viaje son, por ejemplo, el ruso (konchayu), que quiere decir “estoy terminando”; el seediq (kiyadi) “he terminado”; y el tagalo (nilabasan na ko), también “estoy terminando/saliendo”.

La expresión más poética pertenece sin duda al checo: Už budu, que quiere decir “yo seré”. En esta interpretación, el orgasmo representa un estado de existencia y una afirmación para seguir existiendo. Las personas checas entrevistadas señalaron la similitud de esta expresión con la famosa declaración de Descartes: «Pienso, luego existo». Así, el orgasmo sería una confirmación de que se existe.

Estas interpretaciones se pueden ver en idiomas como el mandarín yao she le, “estoy disparando”; también el finlandés con nyt mä tulen “ahora estoy en (el) fuego”; y por último el tagalo con nag-iinit, que quiere decir “calentar” o “acalorar”.