El lugar donde nunca debería tener una cita

Creado por admin el Lun, 20/01/2020 - 12:22
Pensar en tener una cita puede poner nervioso a cualquiera, después de todo, usted de cierta manera quiera impresionar a la otra persona y pasar un rato agradable que les permita conocerse más y pro
El lugar donde nunca debería tener una cita
Pensar en tener una cita puede poner nervioso a cualquiera, después de todo, usted de cierta manera quiera impresionar a la otra persona y pasar un rato agradable que les permita conocerse más y provocar ganas de seguir conociéndose. El lugar es una de las grandes cuestiones aquí, y aunque tal vez algunos piensen lo contrario, ir a un museo puede ser una idea terrible. Seguramente habrán personas que la han pasado genial en los museos con esa persona que les gusta, pero lo que sucede es que no es recomendable cuando apenas se están conociendo, cuando haya más confianza tal vez funcione. [single-related post_id="1238570"] El tiempo es el culpable en su gran mayoría, por ejemplo, el tiempo que pasa casa uno viendo una obra, algunos necesitan detenerse poco tiempo porque si no se aburren, otros necesitan pasar tiempo apreciando o leyendo sobre el artista, si es posible tener una guía, para entretenerse. Es fácil aburrirse porque es un lugar en el que no pasa mucho, además es bastante callado y debe mantenerse así. La idea de muchos al ir a un museo en una cita es generar una conversación sobre el arte, pero esto no siempre sucede, puesto que la apreciación es subjetiva y tal vez no lleguen a acuerdos, o tal vez alguna de las dos partes no esté tan interesada como para tener una conversación, lo que les deja en posturas disparejas. Además el espacio no deja mucho para que compartan lo que sienten sobre el arte, solo hay espacio para reflexiones, además esos intimidantes guardias de seguridad no dan mucho ánimo para seguir ahí y conversar. Podría decirse que pueden ir a un museo, dar una vuelta a las exposiciones y luego retirarse para ir a algún restaurante o café para charlar, si no están sincronizados realmente en el tema podría dejar lugar para malentendidos o decepciones, también depende de la personalidad de cada uno. [single-related post_id="1238819"] Como ya se mencionó, pueden dejar la idea de tener una cita en un museo para más adelante, cuando ya conozcan un poco más de los gustos e intereses del otro.