La molestia de Apple ante propuesta de cargador único

Publicado por: andres.romero el Vie, 24/09/2021 - 15:31
Share
Creado Por
Agencia Sputnik Mundo
La propuesta de implementar un único cargador para todos los dispositivos electrónicos, no le gustó a Apple.

La empresa estadounidense Apple considera que la propuesta de implementar un único cargador para todos los dispositivos electrónicos en la Unión Europea perjudicará a los consumidores, comunicó un portavoz de la compañía.

"Nos sigue preocupando la estricta norma que exige usar solo un tipo de conector, (eso) reprime la innovación en vez de promoverla lo que a su vez, perjudicará a los consumidores en Europa y en todo el mundo", dijo el representante de Apple citado por el canal televisivo CNBC.

El representante de Apple aseguró que la compañía espera mantener un continuo compromiso con las partes interesadas para ayudar a encontrar una solución que proteja los intereses del consumidor, "así como la capacidad de la industria de innovar y brindar nuevas tecnologías interesantes a los usuarios".

"Compartimos el compromiso de la Comisión Europea de proteger el medio ambiente y ya somos carbono neutros para todas nuestras emisiones corporativas en todo el mundo", resaltó.

La nueva legislación se propuso para facilitar la vida de los consumidores y disminuir la cantidad de cargadores desechados, pero supone un problema para Apple que usa conectores tipo Lightning que solo sirven para sus dispositivos.

El 23 de septiembre, la Comisión Europea propuso imponer en la Unión Europea un cargador universal de tipo USB-C para todos los dispositivos electrónicos, además de vender por separado los cargadores.

Si se acuerda la legislación, los países del bloque comunitario tendrán dos años para implementar las nuevas normas en su territorio.

El año pasado, los ciudadanos de la UE compraron unos 420 millones de teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos portátiles. En promedio, los consumidores tienen unos tres cargadores, dos de los cuales se utilizan regularmente.

Según los datos de la Comisión Europea, los consumidores gastan unos 2.400 millones de euros al año en cargadores sueltos que no se venden juntos con dispositivos electrónicos.

Además, se estima que los cargadores eliminados y no utilizados representan 11.000 toneladas anuales de residuos electrónicos.