¿Los gatos odian el agua? Algunos trucos para bañarlos y no sufrir

Publicado por: ana.prada el Mié, 12/01/2022 - 14:00
Share
¿Alguna vez ha sufrido intentando darle un baño a su gato? En Kienyke.com le dejamos algunos trucos para que este proceso sea mucho más fácil.

Aunque los gatos son animales muy limpios, con frecuencia se lamen y acicalan ellos mismos, sin embargo,  de vez en cuando requieren de un buen baño, algo que para muchos cuidadores puede ser todo un dolor de cabeza, pues los felinos tienen fama de odiar el agua y huir de ella.  

KienyKe.com reúne algunos trucos que usted puede tener bajo la manga a la hora de darle un chapuzón a su gato:

- Use un recipiente o bañera para que sea más cómodo y añada una toalla que haga una especie de tapete al fondo para que la mascota no se resbale y lastime. También puede encontrar tapetes de baño en las tiendas de mascotas si lo prefiere. 

- El agua tibia puede hacer esta experiencia menos estresante para su gato, pues en el momento en el que se humedezca su pelaje, el gato sentirá el cambio de temperatura. Sin embargo, revise que no esté muy caliente, pues esto también es contraproducente. 

- Emplee productos especiales para mascotas como champú y jabones, ya que los productos para humanos no son aptos para la piel de los gatos y pueden afectar su pH.  

- Un truco importante para que su gato no se asuste tanto a la hora del baño es que escuche el sonido del agua. Hay algunos gatos que por su cuenta se acercan a jugar con el agua, aunque si no es el caso, llévelo con usted. Acariciarlo a que se sienta acompañado y a salvo.

- Sea paciente, necesita de tiempo para bañar a su gato, así que elija un momento en el que usted no tenga otras actividades que hacer.

- Es importante que durante el baño, las orejas y los ojos no entren en contacto con el agua, pues de acuerdo a expertos muchos gatos desarrollan infecciones, además de hacer que su mascota se sienta mucho más tranquila. 

- Otro tip importante es empezar mojando las extremidades para después, poco a poco, seguir con el resto del cuerpo. Puede usar su mano o una esponja suave. Deje actuar el champú por unos minutos y mientras espera consienta al minino, luego enjuague muy bien para quitarle los restos de jabón. Esto es muy importante ya que los gatos suelen lamerse y si queda jabón podrían enfermarse. 

- Seque muy bien a su mascota con una toalla y déjelo a sus anchas. Es preferible elegir un día soleado para el baño, de lo contrario podría sentir mucho frío. 

-Finalmente, algún incentivo por su colaboración durante el baño no caería nada mal.