Marriott Resort Playa Dormida: Un oasis de cultura y naturaleza en Santa Marta

Lun, 27/05/2024 - 15:14
Conozca los detalles de este hotel ubicado en todo el corazón de Santa Marta.
Créditos:
Cortesía

Ubicado en el corazón de Santa Marta, el Marriott Resort Playa Dormida es más que un lugar para alojarse; es una puerta de entrada a la magia y el encanto de la Sierra Nevada y sus tradiciones indígenas. Este lujoso hotel no solo ofrece comodidad y sofisticación, sino que también invita a sus huéspedes a sumergirse en una experiencia cultural única, donde la naturaleza y la historia se entrelazan en cada rincón.

Desde el momento en que se pone un pie en el Marriott Resort Playa Dormida, es evidente que cada detalle ha sido cuidadosamente diseñado para reflejar la rica herencia cultural y la biodiversidad de Santa Marta. La inspiración principal del hotel proviene de la exuberante fauna y flora de la Sierra Nevada, así como de las tradiciones ancestrales de las tribus indígenas de la región, como los Kogui, Wiwa y Arhuacos.

El hotel se destaca por sus acabados de madera, piedra y oro, que junto con tejidos ancestrales y elementos naturales, crean una atmósfera que transporta a los visitantes a la selva tropical y las playas de Santa Marta. El arte del hilado de las tribus se manifiesta en el diseño del Great Room, donde los acabados de madera y vegetación nativa se mezclan con estructuras inspiradas en las casas autóctonas de bahareque y caña flecha.

Marriott Santa Marta
Créditos:
Cortesía

Great Room Hall: Un espacio de encuentro y conexión

El Great Room Hall es uno de los espacios más emblemáticos del hotel. Aquí, las texturas y elementos representativos de las culturas indígenas se reúnen en un solo lugar, creando un ambiente que rinde homenaje a la riqueza cultural de la región. Detalles como mochilas, tutosomas, poporos y texturas de tejido autóctonas adornan el espacio, ofreciendo a los huéspedes una visión auténtica de las tradiciones locales.

El uso de materiales como piedra y madera, junto con el sonido relajante del agua corriendo que emula los recorridos de ríos hasta el mar, proporciona una bienvenida serena y natural a los visitantes. Este enfoque ecológico y cultural no solo realza la belleza del hotel, sino que también promueve una conexión profunda con el entorno natural.

Gastronomía que enamora los sentidos

La oferta gastronómica del Marriott Resort Playa Dormida es igualmente impresionante, con dos restaurantes que destacan por su cocina innovadora y sus ambientes únicos.

Restaurante 1525: Elegancia Caribeña

Nombrado en honor al año de fundación de Santa Marta, el Restaurante 1525 ofrece un ambiente de sofisticación caribeña. Aquí, los comensales pueden disfrutar de una cocina que fusiona los fundamentos de la gastronomía internacional con la esencia del sabor local. Cada plato es una celebración de los ingredientes frescos y los sabores autóctonos, presentados con un toque contemporáneo que deleita el paladar.

Restaurante Cayeye: Un Viaje Culinario al Corazón del Magdalena

Inspirado en el plato típico del departamento del Magdalena, el Restaurante Cayeye es un lugar exótico que junta el mar, la brisa, la naturaleza y la gastronomía típica de Santa Marta. Este restaurante rinde tributo a los asentamientos comerciales que los pueblos pescadores construyeron durante el auge del turismo, ofreciendo a los visitantes una experiencia culinaria que captura la esencia de la región. Los platos están llenos de sabores auténticos y frescos, reflejando la riqueza culinaria de Santa Marta.

Marriott santa marta
Créditos:
Cortesía

Seishua: Un santuario de relajación

El Seishua es un lugar sagrado al que acuden los Mamos, los líderes espirituales indígenas, para conectarse con la vida-energía de la naturaleza. En el Marriott Resort Playa Dormida, este concepto se traduce en un oasis de relajación donde los huéspedes pueden desconectarse del estrés cotidiano y revitalizar su cuerpo y espíritu. El diseño del Seishua, inspirado en la sierra y la naturaleza, invita a los visitantes a encontrar un espacio de paz y renovación.

El arte también juega un papel crucial en el Marriott Resort Playa Dormida. Una obra destacada es la pintura del artista caleño Eloin Rivera, que adorna el hotel con una representación satelital de la Sierra Nevada. La pintura, que combina niveles y texturas, captura la diversidad del paisaje, desde el pico nevado hasta las playas, pasando por la exuberante vegetación y las arenas doradas. Además, la presencia de la guacamaya azul dorada, un ave endémica de la región, simboliza la fauna exótica que caracteriza a la sierra y recorre el complejo en diferentes espacios.

Conexión con la comunidad local

Este lugar no solo se enfoca en ofrecer una experiencia de lujo, sino que también se compromete a apoyar a la comunidad local. El hotel sirve como punto de encuentro entre artesanos y agricultores locales de café, quienes tienen la oportunidad de vender directamente sus productos a los huéspedes. Esta iniciativa no solo promueve el comercio justo, sino que también permite a los visitantes llevarse a casa un pedazo auténtico de la cultura y la artesanía de Santa Marta.

Es importante destacar que este lugar cumplió cinco años en este 2024, y es por esto, que ofreció distintos paquetes para celebrar su aniversario de la mano de sus huéspedes con precios especiales. 

El Marriott Resort Playa Dormida en Santa Marta es mucho más que un hotel de lujo; es un tributo a la naturaleza y la cultura de la región.

Con su diseño inspirado en la fauna y flora de la Sierra Nevada, sus espacios decorados con elementos representativos de las tribus indígenas y su oferta gastronómica que celebra los sabores locales, este resort ofrece una experiencia inmersiva que conecta a los huéspedes con el entorno natural y cultural de Santa Marta. Ya sea relajándose en el Seishua, disfrutando de una cena en el Restaurante 1525 o explorando el arte y la naturaleza que adornan el hotel, cada visita al Marriott Resort Playa Dormida es una oportunidad para descubrir y celebrar la magia de Santa Marta.

Para conocer todos los detalles, paquetes y reservaciones, de clic aquí.

Más KienyKe
La joven activista colombiana envió un emotivo mensaje en apoyo a los jóvenes con capacidades especiales.
A los 73 años, murió uno de los más grandes ilusionistas de Colombia y el mundo.
El mandatario aún no confirmó cuáles serán los cambios en el gabinete, pero que se darán el 20 de julio.
Entre las personas que viajaban a bordo de las embarcaciones había 16 venezolanos, cinco indios, cuatro colombianos, dos haitianos, un cubano, un ecuatoriano, un nepalí y un jordano.
Kien Opina