Comidas profanas: un tour para comerse la historia

Publicado por: admin el Sáb, 11/01/2020 - 03:23
Share
"Cocinas divinas, comidas profanas " tiene como objetivo divulgar la historia de Villa de Leyva y del Alto Ricaurte a partir de un recorrido por la comida y la historia de la región visitando lugares
Comidas profanas: un tour para comerse la historia
"Cocinas divinas, comidas profanas " tiene como objetivo divulgar la historia de Villa de Leyva y del Alto Ricaurte a partir de un recorrido por la comida y la historia de la región visitando lugares históricos poco conocidos. Este proyecto es ganador del premio de estímulos en turismo cultural y economía naranja del Ministerio de Cultura y es desarrollado por la compañía Territorios Creativos en el municipio de Villa de Leyva, Boyacá; bajo la dirección de Ilona Murcia y la producción artística de Daniel Rincón. KienyKe.com tuvo la oportunidad de vivir este recorrido que cuenta con diversos relatos, en boca de Daniel Rincón y las notas del maestro Pancracio, acompañados de actores que recrean con teatro, música y poesía esta gran experiencia del patrimonio cultural boyacense. [caption id="attachment_1226616" align="alignnone" width="1024"] Foto: David Palencia[/caption] Esta aventura comienza con historias en diversos lugares de Villa de Leyva, bajo la luz de la luna y un ambiente tenue que envuelve a este mágico municipio, descubriendo al detalle los secretos que guardan sus calles e históricas construcciones, acompañado de notas musicales típicas de la región. Recorriendo el centro histórico de Villa de Leyva, se llega al restaurante del chef francés Chez Rémy, un espectacular lugar donde se combinan los sabores franceses con los sabores propios de la región, en esta oportunidad degustando un delicioso gulash con hojaldre de papa acompañado de un suave vino tinto, rematando así una gran noche. [single-related post_id="1231953"] Al siguiente día, bajo un cálido clima, el tour continúa llegando a la finca ‘La Pompasola’, lugar en el que se le hace homenaje a la chicha, bebida ancestral que fomenta la unión de los pueblos, hecha de maíz, es uno de los símbolos más sobresalientes de los antepasados. Antiguamente se homenajeaba con este mágico fermento a todo el universo y se agradecía por todos los favores y bendiciones recibidas. [caption id="attachment_1226615" align="alignnone" width="1024"] Foto: David Palencia[/caption] En ‘La Pompasola’ se tiene la oportunidad de conocer las antiguas cocinas rústicas campesinas en las que se cocina con fuego producido por leña, saboreando las deliciosas arepas de maíz y los dulces amasijos artesanales que acariciando el paladar, saben a historia y tradición boyacense. La siguiente estación lleva al valle conocido como ‘El Infiernito’, lugar en el que se encuentra  el Observatorio Solar Muisca, donde hace entender la relación cosmogónica del territorio en tiempos prehispánicos. En este sitio se realizaban rituales espirituales relacionados con la vida y la fertilidad. [caption id="attachment_1226618" align="alignnone" width="1024"] Foto: David Palencia[/caption] El camino continúa visitando el Valle Escondido, un lugar donde la naturaleza devela su máxima expresión, frondosos árboles alimentados por el río Cane y la frescura de la brisa que guía hacia antiguo Molino de La Primavera, una construcción de más de 200 años de antigüedad. El Molino de La Primavera funciona como museo, en el que guarda antiguos utensillos con los que se realizaba la molienda de trigo, allí se puede observar cómo se realizaba este proceso de manera ancestral. Esta construcción denota la arquitectura colonial que predomina en la región. [caption id="attachment_1226623" align="alignnone" width="1024"] Foto: David Palencia[/caption] Continuando el recorrido, se llega a un paraje en la que la naturaleza sigue siendo protagonista,  recibidos por artistas con relatos históricos y expresiones  teatrales y musicales que expresan con gran virtud la riqueza cultural campesina de Boyacá. Luego de un gran brindis con copa de vino y acompañados bajo la armonía de la música carranguera, se dio la bienvenida a un delicioso picnic campesino compuesto de gallina, yuca, papa, plátano y ají servidos en menaje esmaltado, además de los ‘besitos de novia’ postre típico de Villa de Leyva,  que al degustarlos se forma una fiesta de sabores que exaltan la historia y tradiciones campesinas boyacenses. [caption id="attachment_1226625" align="alignnone" width="1024"] Foto: David Palencia[/caption] Concluyendo el itinerario, se disfruta de una buena taza de café con una placentera y suave torta de casquitos de guayaba, junto al calor de una amena conversación acompañados de risas y la satisfacción por vivir esta gran experiencia. Cada comida, lugar, construcción y paraje, relatan su propia historia enriqueciendo el recorrido y descubriendo las maravillas de esta región, en donde la culinaria y las expresiones artísticas hacen una espectacular combinación que invitan a “comerse la historia” y explorar los relatos de Villa de Leyva y el Alto Ricaurte. Conozca más detalles de este tour en www.territorioscreativos.com