Cuarentena total en Bogotá, la propuesta que lanzan los gremios médicos

Publicado por: richard.ladino el Lun, 13/07/2020 - 12:47
Share
En una carta agremiaciones de la salud le solicitan a Iván Duque y a Claudia López que tomen medidas más severas para enfrentar el contagio en la capital.
 EFE/Ernesto Guzmán Jr/Archivo
Créditos:
EFE/Ernesto Guzmán Jr/Archivo

El aumento de casos de coronavirus en el país que tiene como epicentro a Bogotá ha generado mucha preocupación entre los gremios médicos del país, especialmente por un posible colapso del sistema de salud al no tener la suficientes camas de atención para personas graves con este virus. 

Es por eso que agremiaciones de la salud Federación Médica Colombiana, la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, el Colegio Médico Colombiano, entre otros, le escribieron una carta al presidente Iván Duque y a la alcaldesa Claudia López en la que presentan varias propuestas a considerar y que destaca implementar una cuarentena total en Bogotá. 

"Desde el pasado 27 de abril, cuando se comenzó a levantar la cuarentena de forma progresiva con la apertura de actividades en 43 sectores económicos, se han aumentado de manera acelerada los contagios en el país, pasando de 11.613 casos el 11 de mayo, a 45.212 el 11 de junio y 145.362 el 11 de julio", señala la misiva. 

 

Así mismo aseguran desde los gremios de la salud que están alerta por la ocupación de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en Bogotá que este 13 de julio llegó al 89.9 % de ocupación. 

"En tal sentido, las agremiaciones de salud pública y médico científicas del país y del D.C. hemos suscrito el presente documento en el que consignamos el análisis y las propuestas que, consideramos, se deben tener en cuenta para disminuir la incidencia en la morbilidad y mortalidad por Covid-19 en Colombia, propuesta que estimamos sea tenida en cuenta por ustedes, como máximas autoridades del país", señalan los profesionales de la salud. 

Cuarentena total en Bogotá 

La primera propuesta que se presenta en el texto es implementar una cuarentena estricta en toda la ciudad de Bogotá precisamente por la situación de las UCI que tachan como un inminente riesgo de desborde. 

"Consideramos necesario y oportuno se inicie de inmediato una cuarentena estricta inicial de dos semanas en toda la ciudad, cuyo objetivo central es disminuir con suficiencia la tasa de contagios central es disminuir con suficiencia la tasa de contagios, y continuar haciendo las adecuaciones locativas del sistema de salud y la consecución y preparación del talento humano necesario, con integración funcional entre el Distrito Capital y el resto del país", se lee en la carta. 

Además proponen diversificar los indicadores que permitan tomar este tipo de decisiones en cada región, acorde con su realidad propia y evolución del contagio. En su concepto, los indicadores deben ser:

  • Porcentaje de ocupación de camas UCI.
  • Disponibilidad de talento humano para la atención en estos servicios.
  • Variación del contagio.
  • Disponibilidad suficiente de equipos de salud pública para el control de la pandemia.
  • Cobertura actual y efectiva de pruebas y oportunidad en la entrega de los resultados, para hacer el diagnóstico real de la situación.

 

Los gremios médicos aseguran que para hacer posible y equitativo el confinamiento, se requiere del respaldo de una política social de renta básica real y efectiva, con garantía de alimentación y servicios públicos básicos, dirigida a la población más pobre y vulnerable por lo que proponen un salario mínimo mensual vigente (SMMLV). 

Aumentar la capacidad de las UCI y del talento humano para su funcionamiento

En las primeras semanas de confinamiento que tuvo Colombia, el plan del Gobierno Nacional fue aumentar el número de camas que, para el gremio médico, debería implicar también un aumento proporcional de las personas especializadas y capacitadas para atender, con el menor riesgo y la mayor eficacia, a los enfermos que puedan beneficiarse de esta ampliación.

"Sin embargo, en el orden de ideas arriba señalado y en relación con el talento humano competente e idóneo, debemos manifestar nuestro desacuerdo con la Resolución 048 del 3 de julio de 2020 expedida por la Secretaría de Salud de Bogotá, pues de manera simplista minimiza la condición crítica, individual y muy compleja de cada paciente, así como el nivel de alta complejidad de las UCI al dejar como tratantes presenciales a médicos y enfermeras generales, es decir, personal sin formación específica en tan delicado tema", señala la carta. 

 

Es por eso que proponen que cada infraestructura de las UCI cumplan con los siguientes componentes básicos en cada habitación:

  • Área suficiente para la ubicación de la cama, los monitores, los equipos movibles y la circulación cómoda del personal médico, de enfermería y de terapistas para poder desplazarse en su interior en condiciones regulares o en situación de emergencia (paro cardio respiratorio, hemorragia, convulsiones, extubación del paciente, etc.), con el fin de prestar la atención adecuada.
  •  Cama eléctrica de tres planos móviles y barandas.
  • Monitores de constantes vitales (temperatura, tensión arterial, pulso y respiración), y de gasto cardiaco.
  •  Monitores de electrocardiografía, curva respiratoria y saturación de oxígeno.
  • Fuente permanente de aire, oxígeno y vacío.
  •  eléctrica con suficientes tomas que alimenten el equipo electrónico permanente y el adicional requerido en situaciones específicas.
  • Bombas de infusión continua.

En la UCI, compartiendo con todas las camas que la componen:

  • Central de enfermería y monitoreo.
  •  Dispensador de medicamentos para cada paciente.
  • Equipo portátil de imágenes (Rayos X y Ecografía).
  • Carro de paro cardíaco con laringoscopios, tubos endotraqueales, cánulas y demás elementos necesarios para mantenimiento de la vía aérea; medicamentos específicos.
  • Desfibrilador.

Lea la carta completa aquí: