Así fue la llegada de los ingenieros chinos encargados del Regiotram de Occidente

Publicado por: german.alarcon el Mar, 04/08/2020 - 06:26
Share
Bajo estrictas medidas de seguridad llegaron los ingenieros chinos que están a cargo de las obras del Regiotram de Occidente.
Ingenieros chinos a cargo del Metro de Bogotá entraron a cuarentena
Créditos:
Gobernación de Cundinamarca

Los ingenieros chinos que están a cargo de las obras del Regiotram de Occidente arribaron al Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá en la noche de este lunes 3 de agosto, tras un vuelo humanitario desde Pekín. 

Bajo todos los protocolos de bioseguridad se dio la llegada de los profesionales que trabajarán en la coordinación y dirección del Regiotram de Occidente, en pro de la movilidad y sostenibilidad de la capital colombiana y los municipios aledaños. 

 

 

En la terminal aérea se presentó un grupo de 19 ingenieros chinos pertenecientes a la firma China Civil Engineering Construction Corporation, (CCECC), entre diseñadores y directivos quienes, después de cumplir con el aislamiento preventivo obligatorio, pondrán en marcha la primera fase de operación del Regiotram de Occidente. 

Cada uno deberá cumplir con la cuarentena estricta tal y como lo hace toda persona que arriba a la ciudad desde el exterior. A partir del martes 18 de agosto se dará paso a las obras iniciales del primer sistema férreo intermunicipal del país. 

El Regiotram de Occidente conectará a los municipios de Facatativá, Madrid, Mosquera y Funza con el centro de la ciudad de Bogotá en un tiempo estimado de 45 minutos. Cabe recordar que la inversión para este proyecto fue de 3.7 billones de pesos, una inversión en favor de la población del departamento de Cundinamarca. 

Los 19 ingenieros chinos no solo responderán por la operación de este mega proyecto, sino también por el diseño y la construcción del mismo, el cual contará con 39,6 kilómetros de extensión entre las localidades de Mártires, Santa Fe, Fontibón y el centro de Bogotá más los municipios anteriormente mencionados.  

La concesión se desarrollará en tres etapas: diseño, construcción y pruebas (4,5 años), operación y mantenimiento (21 años) y reversión de la infraestructura a la Empresa Férrea Regional (6 meses). En total, el proyecto contempla la construcción de 17 estaciones, 9 de las cuales se ubicarán dentro de Bogotá y 8 en Cundinamarca.

Mientras se pone en marcha el Regiotram de Occidente, Bogotá y Cundinamarca esperan lograr un segundo sistema férreo intermunicipal al norte de la ciudad para conectar a la capital con los municipios de Chía y Zipaquirá.