Verifique el comportamiento del carbón con los análisis próximos completos

Publicado por: nicolas.cruz el Vie, 23/07/2021 - 10:37
Share
Los análisis próximos completos son la base inicial para predecir el comportamiento de los carbones térmicos y coquizables.

Los análisis de materiales y minerales energéticos, en diversos puntos de la cadena de su producción y distribución, requieren una máxima atención en la exactitud y buenas prácticas de uso. Uno de los combustibles fósiles que demanda una gran importancia es el carbón.

Esta roca orgánica es producto de la descomposición, sedimentación, compactación, endurecimiento y alteración química de plantas prehistóricas por procesos geológicos naturales. Su grado de carbonificación o metamorfismo depende de la presión, temperatura y tiempo al cual fueron sometidos. Igualmente, el uso del carbón se destina para procesos de combustión en las termoeléctricas y en la producción de coque, materia prima para la producción de acero.

Es necesario conocer las características físicas y químicas, que son útiles en la estimación del comportamiento del carbón en la minería, su preparación y sus diferentes usos. Para ello, el sistema de clasificación más utilizado es el propuesto por la American Society for Testing and Materials (ASTM), organización de normas internacionales que desarrolla y publica acuerdos voluntarios de normas técnicas para una amplia variedad de materiales, productos, sistemas y servicios.

Según este sistema, los carbones se clasifican por rango (ASTM D-388), en cuatro clases: lignitos, subbituminosos, bituminosos y antracóticos, siendo este el orden que incrementa el grado de metamorfismo.

Existen múltiples ensayos bajo normas ASTM e ISO, que sirven de sustento a diversos sistemas para la caracterización de los carbones. Según su aplicación, estos se pueden clasificar en:

- Carbones térmicos: El poder calorífico es la propiedad más importante en esta clase. Se usan en combustión directa para la producción de vapor en la generación de energía eléctrica, entre sus más resaltadas aplicaciones.

- Carbones para coquización: Las propiedades más destacadas en estos carbones son el contenido de materias volátiles, empleadas en la producción de coque, ya sea de forma unitaria o en mezclas.

Análisis próximos completos en Colombia por SGS

En primera medida, los análisis próximos completos son la base inicial para predecir el comportamiento térmico en los procesos de combustión en las termoeléctricas, con la finalidad de prevenir bajos rendimientos en las calderas generadoras de vapor.

Por otro lado, en los procesos de coquización se analiza el comportamiento, con el objetivo de producir coques metalúrgicos de alta resistencia mecánica, propiedad importante para la obtención de aceros de notable calidad.

En Colombia, SGS cuenta con laboratorios equipados con la mayor tecnología de punta, acreditados bajo la norma ISO 17025:2017, con el fin de contribuir a clientes, productores de coques metalúrgicos y consumidores de carbón térmicos, para la generación de energía a nivel mundial, de manera segura e imparcial.

Para los análisis próximos completos en carbón, la multinacional, líder en inspección, verificación, ensayos y certificación, realiza las siguientes pruebas de análisis normalizadas en sus laboratorios:

- Humedad Total (ASTM D3302): Humedad que tiene el material tal cual como se encuentra en el acopio, es decir, a la base como se recibe.

- Humedad Residual (ASTM D3173, ISO 11722,): Humedad Residual, sobre muestra pulverizada después de realizar el secado al aire del carbón, para expresar los resultados en base seca.

- Azufre (ASTM D4239, ISO 351,): Para evaluar las posibles emisiones de sulfuro de la combustión del carbón.

- Poder calórico (ASTM D5865, ISO 1928): Para obtener el  valor calórico del carbón, cuando el combustible sólido se ve sometido a una combustión.

- Materia volátil (ASTM D3175, ISO 562): La materia volátil incluye los componentes del carbón, excepto el agua, que se libera a altas temperaturas en ausencia de oxígeno.

- Ceniza (ASTM D 3174, ISO 1171): Las cenizas son el residuo no combustible que permanece después de la completa incineración del carbón para evaluar la formación de incrustaciones en las calderas.

- Carbón fijo (ASTM D5142, ISO 17246): El contenido de carbón fijo se determina mediante la resta de los porcentajes de humedad, materia volátil y cenizas de la masa original de la muestra de carbón.

SGS ofrece un paquete global de servicios de análisis que cubre desde la exploración, los servicios de carga y navegación, hasta la inspección, el muestreo y la ingeniería.

Si desea obtener más información sobre los servicios de SGS escriba al número de WhatsApp 310 877 8319 o acceda a la página www.sgs.co.