Comisionada de la verdad Ángela Salazar murió por coronavirus

Publicado por: gabriela.garcia el Vie, 07/08/2020 - 09:44
Share
La comisionada de la verdad Ángela Salazar trabajó toda su vida por las víctimas del conflicto armado y por los derechos de las mujeres en el país.
Comisionada de la verdad Ángela Salazar murió por coronavirus
Créditos:
Comisión de la Verdad

La Comisión de la Verdad confirmó la muerte por coronavirus de Ángela Salazar, una reconocida defensora de derechos humanos que acompañó a miles de víctimas del conflicto armado y luchó por la igualdad de las mujeres en el país.  

Ángela Salazar fue hospitalizada el pasado lunes 3 de agosto en Apartadó, Antioquia. Su salud se complicó por causa del Covid-19 y por esa razón iba a ser trasladada a la ciudad de Medellín. A pesar de que los médicos trataron de salvar su vida, la comisionada de la verdad falleció en horas de la mañana de este viernes 7 de agosto. 

Varias organizaciones y líderes sociales han manifestado su tristeza por la muerte de Ángela Salazar. La Comisión de la Verdad mencionó que su muerte deja un enorme vacío no solo en la organización sino también en el país, pues ella trabajó desde su juventud para verlo en paz.

"Expresamos nuestra profunda condolencia a  su esposo, a sus hijos e hijas y demás familiares, y desde la distancia les acompañamos en  el dolor y la esperanza. Nuestra solidaridad se extiende a quienes en Colombia han perdido en estos días a sus seres queridos a causa de la pandemia", dijo.

La lideresa Francia Márquez Mina también lamentó la muerte de la comisionada de la verdad. "El pueblo negro acaba de perder un baluarte. Gracias mujer hermosa por haber dispuesto tu amor, tu ser para escuchar nuestro dolor, nuestras tristezas, nuestra verdad. Maestra Ángela Salazar siempre estarás en nuestro corazón. Ve tranquila al panteón de las ancestras y ancestros", manifestó. 

Ángela Salazar integró la Comisión de la Verdad para acompañar a las víctimas en el proceso de reconciliación. Nació en Tadó, Chocó, y se radicó en Apartadó, lugar donde desarrolló su trabajo de defensa por los derechos humanos y ejerció su liderazgo comunitario.

En ese municipio impulsó las causas de los trabajadores bananeros y de las empleadas domésticas. Integró la Alianza Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz - IMP -  y la Mesa Departamental de Víctimas de Apartadó.

Estudió trabajo comunitario y apoyo social en el SENA de Urabá y también se especializó en gestión del talento humano. Según la Comisión de la Verdad, su compromiso siempre fue hacer visible la verdad del pueblo negro, afrocolombiano, raizal y palenquero.