Alzar la voz y no volver a callar, el ejemplo de Jineth Bedoya en Colombia

Publicado por: felipe.lopez el Lun, 25/05/2020 - 10:50
Share
Este 25 de mayo se cumplen 20 años del caso Jineth Bedoya y se conmemora el Día Nacional de la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual
Jineth Bedoya

Este 25 de mayo se conmemora el Día Nacional de la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el marco del conflicto armado. El interés de esta fecha es construir memoria sobre los testimonios de todas esas personas, sin importar su edad o contexto sexual, que hayan sido víctimas de violencia sexual, especialmente en el marco del conflicto armado en el país, que se haga un llamado para que se reconozca la gravedad de este delito, se esclarezca, investigue y sancione a los responsables, y sobre todo, se repare a las víctimas.

La conmemoración se estableció en 2014 por el Decreto 1480, como resultado de la solicitud de Jineth Bedoya Lima, como medida de satisfacción con impacto colectivo, en el marco de su proceso de reparación individual ante la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

El caso de esta periodista es recordado como muestra de la violencia del que ha sido víctima la mujer colombiana, especialmente a partir del conflicto armado en el país.

La razón por la que el Día Nacional de la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual es porque el 25 de mayo, pero del año 2000, a los 26 años, Bedoya fue engañada con una supuesta entrevista en la cárcel La Modelo mientras investigaba casos sobre tráfico de armas, desapariciones y homicidios relacionados con miembros del grupo Autodefensas Unidas de Colombia.

En la entrada al penitenciario fue interceptada por tres hombres que la obligaron a subirse a un vehículo, fue drogada, torturada y violada por las siguientes 16 horas. Luego fue abandonada en una vía cercana a Villavicencio.

Según Jineth Bedoya, los victimarios que la secuestraron eran miembros del grupo paramilitar mencionado, afirmaron que esto lo hacían con el objetivo de enviar un mensaje al periodismo colombiano.

Solo hasta 2009 fue que este modelo de mujer logró reunir coraje y fuerza para hacer pública su experiencia, a partir de eso creó la campaña No es Hora de Callar, que busca que las mujeres que han sido víctimas de agresiones sexuales alcen su voz y denuncien.

“Tras el secuestro guardé silencio porque pensaba que como periodista no podía identificarme como víctima. Además, sentía tal vergüenza que para mí era imposible siquiera hablarlo con mi madre. Y era consciente de que aunque denunciase, no iba a pasar nada y yo me iba a desgastar en ese proceso”, expresó la bogotana.

El juez frente a la sentencia de los victimarios del caso de Jineth Bedoya, expresó el año pasado que su trabajo en ese entonces “generó disgusto en personajes cercanos al proceder delictual, como algunas autoridades penitenciarias o de la Fuerza Pública, al punto de hacerse evidente una asociación entre éstos y grupos paramilitares, cuyo objetivo no era otro que enfrentar al entonces colectivo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Farc, utilizando para ese propósito irregular las instalaciones del pena”.

El funcionario también agregó que las agresiones a la periodista son “un atentado contra la prensa misma y el periodismo nacional, que tiene el derecho de organizarse, informar, sin que sus contenidos puedas ser censurados, menos en las condiciones repudiables de este caso”.

Beyoda se pronunció en su cuenta de Twitter para conmemorar el Día Nacional de la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el marco del conflicto armado y recordó su historia.