La razón por la que la exnovia de La Liendra terminó en la clínica

18 Mayo 2022, 02:49 PM
Share
La exnovia de ‘La Liendra’ tuvo que salir urgentemente a un hospital, después de un complicado procedimiento.
Créditos:
@mercedes_u_

La exnovia del influencer más conocido como ‘La Liendra', Marcela Uhia, presentó dificultades en un trabajo que se estaba realizando en su cuerpo, razón que la hizo irse de inmediato a una clínica.

La también modelo, maneja un bajo perfil en su cuenta, pues, aunque, cuenta con una cantidad de seguidores considerables, no es amante de las polémicas, sin embargo, en pocas ocasiones se ha pronunciado cuando su expareja, el quindiano, es tendencia. 

No obstante, se puede evidenciar que, la también creadora de contenido tiene una pasión por cuidar la piel y el cabello, por lo que, en su Instagram sube algunos tips sobre ellos, además, es notorio su gusto por los tatuajes, que los tiene en gran parte de su cuerpo.  

Hace poco, se sometió a un tatuaje nuevo, pero, esto no salió como esperaba: “Primer tatuaje que me manda de clínica, primer tatuaje que me hace bajar la presión y a la vez la pálida, primer tatuaje que me hace llorar, primer tatuador que me tatúa sin piedad alguna, primer tatuaje que me hace dudar si seguir o parar”. 

Una de sus seguidoras, le preguntó: “Marce, ¿pero fue culpa del tatuador o la tinta o el proceso tan grande que te hiciste? ¿o por qué fue la reacción de tu piel?”.

A lo que ella respondió: “Les diré la verdad porque me han preguntado mucho, les seré sincera, fue el tatuador que su nombre no diré por respeto. Me dio sin piedad, como a zapato cargado, como a sello de notario”.

Además, agregó que: “Me dio duro y me profundo la aguja y me mandó a la clínica. Yo me apliqué crema antes de ir al estudio y él limpiándome el pecho me dijo: ¿Esto es maquillaje?, le dije que no, me apliqué una crema para dormir la piel un poco”.

Asimismo, subió unas fotos en el hospital de su brazo, donde se podía ver un poco de sangre: “Si así estaba mi brazo, imagínense como estaba mi pecho solo les diré que aguanté y aguanté hasta el último momento, llegó un punto en el que me hice amiga del dolor, se los juro, controlé mi mente para aguantar ¡Fui fuerte!”. 

Los comentarios no se hicieron esperar, luego de que Uhia dijera que el tatuador la quería “matar”, que hasta llegó a inflamarle un seno.

“Oigan, pero si yo siento que no aguanto le digo que pare”, “No es el tatuador, es su piel que ya no resiste”, “Pero él no te estaba apuntando con un revolver, toda la culpa es de ella”, “¿Cómo juegan así con la vida?, “Masoquismo”, “Males buscados”, “Su propia locura la mandó a la clínica”, “Es tu cuerpo, no le eches culpa a él”.

KienyKe Stories