La batalla de escuchar por un solo oído

Publicado por: lizeth.piza el Dom, 11/07/2021 - 12:43
Share
Guillermo Rodríguez, un conferencista de liderazgo, narra su travesía de escuchar por un solo oído y el cambio que vivió tras un implante coclear.
Créditos:
Foto - volveraescuchar.com

Todos perderán la audición. Pasarán los años y el desgaste de los oídos empezará a ser cada vez más evidente. La vejez llega con factura en todas las células del cuerpo, pero hay casos en los que este sentido se va con tiempo de anticipación. 

La hipoacusia o sordera, como se conoce comúnmente, se presenta por factores genéticos o externos. El ruido de los aviones, el tráfico de la ciudad e incluso el alto volumen de los aparatos tecnológicos que se usan en el día a día pueden provocar una pérdida de la audición a temprana edad.

Según Jonathan Bareño, fonoaudiólogo y vocero de MED-EL, “podríamos calcular problemas en los oídos en un 70% por causas exteriores” y esto se puede presentar a cualquier edad. En su mayor parte, las personas suelen perder este sentido completamente y, en la minoría de los casos, se da de manera unilateral.

Este fue el caso de Guillermo Rodríguez, un conferencista de temas de liderazgo que empezó a perder la audición en 2013.  “Mi socio me decía cuando hablaba por teléfono que estaba hablando muy duro”, explica el paciente y si bien él no se daba cuenta, ese fue apenas el primer signo de su hipoacusia en el oído derecho. 

Rodríguez empezó a tener un ‘tinnitus’, que es un ruido en el interior del oído casi como un zumbido. En un principio el conferencista pensó que era un problema de la tensión, pero cuando el cardiólogo no encontró nada, Guillermo identificó la verdadera causa en su visita al otorrino: tenía un schwannoma intracoclear, un tumor benigno que le estaba quitando el 70% de su audición. Para el 2015 la perdió completamente. 

Comúnmente se cree que al perder la audición de manera unilateral no hay problema, pues aún persiste la capacidad de escuchar en el otro oído. “Al pasar el sonido de un solo lado, se genera un efecto sombra por el oído que no oye – asegura Jonathan Bareño –. Es como tener un ojo tapado y todo lo que pase no lo veo a menos de que gire la cabeza”. 

Para las personas que tienen una pérdida unilateral los retos son casi diarios. Por ejemplo, cuando el conferencista estaba en lugares concurridos y cerrados, como restaurantes, terminaba aislándose de las conversaciones, ya que no lograba identificar qué decían los demás. 

Si bien muchos pacientes sufren de aislamiento, depresión y poca interacción social, Rodríguez no ve este evento de su vida de manera traumática. “Realmente casi nadie se daba cuenta de que yo tenía problemas de audición”, dice el conferencista. Sin saberlo, terminó aprendiendo a leer los labios y a identificar mejor las fuentes de sonido. 

Una esperanza para recuperar la audición

Al tener un oído sano que escuchaba casi todo, cualquiera pensaría que el asunto no era tan grave pues la sordera no era completa. Sin embargo, algunos doctores creían que Guillermo tenía la esperanza de volver a escuchar. El 22 de febrero de 2019 el paciente decidió realizarse un implante coclear con el que asegura que volvió a nacer. 

“Lo que se hace es reemplazar esa cóclea que no funciona por otra – explica el fonoaudiólogo –. Haz de cuenta que es como poner una retina de reemplazo, pero en el oído”. El implante tiene dos partes, la prótesis que se pone internamente y un audífono en el exterior que funciona con una radiofrecuencia. “Manda la información al componente interno y de ahí para allá se interpreta como sonido”, agrega. 

Ese implante es la razón por la que Guillermo Rodríguez decidió contar su historia. “Los implantes cocleares se han hecho cuando las personas tienen la pérdida en los dos oídos y no se contemplaba en personas unilaterales”, afirma frente a la mejora de su calidad de vida después de la operación.

Aunque la cosa no es tan sencilla. La intervención quirúrgica no le devolvería el 100% de la audición, sino que sería más difícil. El hombre estuvo más de año y medio en terapias para volver a escuchar. “Tenía que volver a adaptar el oído de una manera diferente porque no estaba oyendo normal, sino a través de la electrónica”, narra Guillermo frente al proceso que vivió con la doctora Betty Delgado, fonoaudióloga y rehabilitadora de terapias auditivas verbales en implante coclear. 

Las terapias empiezan con un entrenamiento de sonidos de manera individual. Cuando el paciente empieza a avanzar más el trabajo se hace de manera grupal. "Sienten que ellos no son los únicos con estos problemas", comenta Delgado. En esas sesiones Guillermo terminaba agotado pues bloqueaba el sonido del oído sano con unos audífonos y se esforzaba por entender todo a través del implante coclear. Eso le permitió recuperar casi el 100% de su audición. 

— Tengo un vecino que también tiene un implante y nunca fue a terapia. No sabe de lo que se está perdiendo. 
 

KienyKe Stories