“En materia de reformas, hay que dejar los santos quietos”: ministro del interior

20 Febrero 2013, 05:20 AM
Share
El ministro del Interior, Fernando Carrillo, oficializa la opinión del gobierno en materia de probables reformas electorales y constitucionales que se están gestando en el Congreso: “Es mejor deja
El ministro del Interior, Fernando Carrillo, oficializa la opinión del gobierno en materia de probables reformas electorales y constitucionales que se están gestando en el Congreso: “Es mejor dejar los santos quietos”, dice. “Hay un escenario con 17 partidos. Lo que se debe es fortalecer las colectividades. Yo creo que el umbral de hoy es razonable. El cambio de reglas de juego abre un agujero a la posibilidad de meterle mano a la Constitución”. El Ministro opina que “hay una consideración de fondo más allá de los intereses coyunturales y es el respeto a la Constitución y a las reglas de juego, para garantizar la neutralidad”. “Por ejemplo, nosotros presentamos un código electoral que no se ha reformado desde la época de Luis Carlos Galán, desde 1986, y lo que hicimos fue ponerle una fecha de vigencia para las elecciones de 2016, porque lo que se estila en los regímenes democráticos con los temas electorales es que no comiencen a regir inmediatamente después de ser aprobados porque es un cambio abrupto de reglas de juego”. ¿Cómo arranca el año político? Con mucho ímpetu, estamos preparándonos para las sesiones ordinarias del Congreso que comienza a mediados de marzo. Tenemos una agenda legislativa muy grande. Y sobre temas electorales hay propuestas que se han puesto sobre la mesa y para ‘entrarle al toro’ nuestra preocupación es abrir una caja de pandora. Debemos defender los derechos de las minorías políticas, pero también debemos defender un principio constitucional: la fortaleza de los partidos. Sobre el tema del umbral hubo un gran consenso hace una década y la idea, en términos de seguridad, estabilidad, seriedad, es tratar de no cambiar esas reglas. Uno debe utilizar las reglas electorales para hacerle daño al opositor ni para hacerle favores a los amigos. Yo pienso que ninguna de esas circunstancias es propia del régimen democrático moderno. Fernando Carrillo O sea que algunas reformas que se están cocinando no son bien recibidas por el Gobierno… La verdad es que nos generan preocupación, porque es una puerta por donde pueda pasar todo, y no creo que el país esté listo para discutir una reforma electoral. La Constitución no es un traje que hay que cambiarse al vaivén de los intereses coyunturales y electorales. Nuestra línea de conducta es respetar las reglas del juego. Tratemos de atenernos a lo que hay y no abramos esa caja de pandora, donde pueden entrar todo tipo de reformas, hasta las impensables, como ha sucedido en muchos casos en la historia de Colombia cuando se ha tratado de reformar la constitución ad portas de un proceso electoral. ¿Existe hoy legalmente la posibilidad de que alguien cambie de partido? Hay un principio constitucional, que es la prohibición de la doble militancia. Hay todo un debate jurídico al respecto. El presidente Santos en la convención del Partido de la U pidió que se hundiera el trasfuguismo. Yo creo que el principio fundamental es tratar de respetar la lealtad al partido y la imposibilidad que se de el cambio de camiseta o el trasfuguismo, como se conoce ordinariamente. En el caso de los militantes de la U que quisieran irse con Uribe, ¿es posible esa transición con las herramientas constitucionales de hoy? Realmente es muy difícil porque creo que la jurisprudencia lo ha reiterado. ¿Cabría la posibilidad de alguna reforma concreta al respecto? Pues ahí está el tema. Tocar la Constitución es asunto muy complicado. Fuimos muy críticos de lo que sucedió hace algunos años de cambiar artículos de la Constitución para generar expectativas electorales. Debemos ser consecuentes.   Lea también Congresistas colombianos están entre los mejor pagos de América Cambio Radical descubre sus cartas 

KienyKe Stories