Jessi Uribe: la fama tiene mucho de “Dulce pecado”

6 de diciembre del 2019

El cantante popular más exitoso del momento lanzó su show musical

Jessi Uribe: la fama tiene mucho de “Dulce pecado”

Jessi Uribe es franco, abierto, emocional, gracioso y romántico, su carrera musical empezó a los 15 años de la mano de su padre quien formaba parte de un mariachi. La fama le llegó de manera insólita, pues después de no ganar en un concurso de talento en televisión lo llamaron como jurado de Yo me llamo.

Quedó en segundo lugar en A Otro Nivel, el concurso de Caracol Televisión que lo dio a conocer y dice Jessi que fue un golpe muy duro. “Me dolió mucho, pero Dios tiene las cosas perfectas, estoy en un momento increíble de mi carrera, tal vez tenía que pasar así, no sé qué hubiera para pasado si hubiera ganado.”

Es el artista más popular y taquillero del momento, mira confiado al futuro y dice que a pesar de que es un gran admirador de Vicente Fernández con quien lo comparan, es a Joan Sebastian, compositor y cantante mexicano, con el que más se identifica.

KienyKe.com dialogó con él y comprobó que cuando dice “no tengo filtro, digo lo que pienso y a veces la embarro”, es cierto. Confiesa que su nuevo rol de estrella de la música y la televisión lo disfruta, pero también lo agobia porque se le acabó la privacidad por cuenta de las redes sociales.

Está pleno, feliz y realizado con el rápido ascenso de su carrera pero extraña actividades hoy vedadas: “El pecado es pecado, pero antes me podía tomar una cerveza en una tienda, podía hacer muchas cosas, hoy la gente lo ve mal, uno pierde muchísimo.”

Amparo es una persona difícil

Jessi es frentero y dice qué le gusta y qué no. Su franqueza es real, no se guarda lo que piensa y es generoso para reconocer el talento o la preparación de las personas con las que comparte el trabajo.

Sobre su compañera en el jurado, Amparo Grisales, si bien afirma que es “una gran persona” agrega que tiene un “genio difícil y y por algunos momentos no me siento cómodo, además uno no es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo.

Su ascenso no fue fácil, pero de la mano de su padre arranco como mariachi serenatero, pasó a concursante en A Otro Nivel, y de allí a jurado de Yo me llamo y  ahora saltó a las pantalla gigante con el musical Dulce Pecado, un show musical.

Yesid Eduardo Uribe Orozco, tiene 32 años, cuatro hijos y ya no vive con su esposa, Sandra Barrios, con quien estuvo casado durante 12 años.

El rompimiento se hizo público y dio pie a que en medios de comunicación y en redes sociales se ventilara con exageraciones y mentiras su proceso de separación.

Cuando se refiere a su familia en sus ojos verdes se mezclan la tristeza y la alegría y dice que se arrepiente  de haber abierto al público las puertas de su vida personal.

“Me arrepiento de haber abierto mi vida, fue lo peor que pude haber hecho, ahora me critican por eso, como otras personas lo muestran, yo soy el que olvidé a mis hijos. Yo los amo, pero no tengo porque tengo que estar mostrando que estoy con ellos o que los amo.” Jessi Uribe

¡Repítela, Rafa la Fe!

Sus gritos en medio de todas las canciones hoy lo identifican, el “Repítela” y “Rafa la Fé” ya son famosos y se convirtieron en un sello. Dice que son expresiones espontáneas que le salen del alma cuando canta. Rafael Mejía es su manager y en una presentación lo vio en medio de una interpretación y gritó su nombre. La Fe se la agregaron los dos después, cada uno tiene un tatuaje con el Mensaje de Fe, relacionado con Dios.

La sensibilidad de este artista bumangués está a flor de piel y dice que como ya estuvo en los zapatos de un concursante, sabe lo duro que se siente cuando un jurado lo critica y le dice la verdad.

Sobre el incidente de El Puma, cuando en medio de una interpretación en Yo me llamo se le salió un gallo, comenta que lloró y sintió un gran dolor porque sabía lo que estaba viviendo el artista.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO