Joe Sacco: El periodismo hecho cómic

Joe Sacco: El periodismo hecho cómic

14 de enero del 2014

El llamado “periodismo ilustrado” será uno de los grandes temas del Hay Festival 2014. Y como centro de conversación, han invitado a quien se considera el Papa de la narración periodística expresada a través de historietas: Joe Sacco, un maltés que vivió en Australia y terminó por volverse gringo.  Un periodista desadaptado que se negó a representar el estereotipo del reportero, que desde hace más de 20 años unió su profesión con su pasión -el periodismo con el dibujo- para contar la historia de los pueblos y las personas que sufren.

A pesar de tener un grado universitario en periodismo, Sacco siempre prefirió el trazo a la palabra. Al comienzo de su carrera, su forma de contar las noticias no interesó a los medios. Su tercera pasión, viajar, lo llevó a comienzos de los 90 hasta el escenario de la Guerra del Golfo. Se involucró en  la política del Oriente Medio en el propio terreno israelí y palestino, codeándose con soldados y ciudadanos de ambos bandos. Parte de esa “desadaptación” de Sacco se manifiesta en su sistema de trabajo: No es un periodista de sala de redacción, de satélites o de ruedas de prensa. No narra los grandes acontecimientos sino los pequeños detalles de la gente, lo cotidiano, lo que no sale en las noticias.

Con esa particular manera de ver el periodismo, Sacco se convierte en documentalista de papel y lápiz. A mediados de los 90 tuvo su primer gran éxito editorial con Palestina, producto de dos meses de experiencia en esa región durante el final de la primera intifada. Fueron nueve historietas publicadas en serie entre 1993 y 1995 que le permitieron ganar un American Book Award en 1996. Las nueve historias que luego se enlazaron para ser publicadas en su primer libro Palestina, la Franja de Gaza, que salió a la luz en 2010.

palestina portada

Sacco piensa que la objetividad es una ilusión, no cree el ella. Así lo reconoció en una entrevista con El País :  “No soy objetivo, pero sí trato de ser honesto”. Por eso no le importó tomar partido a favor de la óptica palestina dentro del conflicto del Oriente Medio. Para que no quede duda de su involucramiento con la realidad, Sacco aparece como un personaje de sus historias. Se dibuja en una calle, en medio de una protesta o en la sala de una casa como cualquier vecino, “es mi manera de aclarar que soy filtro y lupa de la historia”, dice.

sacco en palestina

Tras Palestina, vino el conflicto de la antigua Yugoslavia. Gorazne, zona protegida y El Mediador, fueron sus dos publicaciones sobre la guerra civil en Bosnia Oriental. Dieciocho años más tarde, Sacco regresa a Bosnia para contar la historia de uno de los más espeluznantes genocidios de la Guerra de los Balcanes. 8.000 personas murieron en Srebrenica, una zona protegida por los Cascos Azules de la ONU, en un intento de limpieza étnica que comenzó con el asesinato de hombres musulmanes pero que luego continuó con mujeres, niños y ancianos.

“Srebrenica” es justamente el título de la obra que cuenta cómo fue el  mayor genocidio ocurrido en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, narrado por uno de los sobrevivientes. Con ella, Sacco marcó también un hito en su carrera profesional y en la historia del periodismo ilustrado en el mundo, pues “Srebrenica” es el primer cómic periodístico interactivo de la historia, según lo pregona Acuerdo, el medio digital próximo a aparecer que servirá de plataforma a la historieta, dentro de un proyecto llamado pissed off readers En su promoción de lanzamiento, Acuerdo presenta el siguiente “reel” promocional de “Srebrenica”:

“Srebrenica” puede haber sido el final de la carrera periodística de Sacco. Así lo dijo durante el Comic Art Festival de Cumbria (Inglaterra) en octubre pasado, al afirmar que estaba planteándose dejar el periodismo y dedicarse a otras historias. Sin embargo, en la mencionada entrevista con El País había dicho que quería terminar una historia sobre la pobreza en la India.

Aparentemente, el nuevo camino de Sacco se orienta hacia la historia. Así lo indica su más reciente libro, publicado en noviembre pasado, “La Gran Guerra”, que recrea el primer día de la sangrienta batalla de Somme, el 1° de julio de 1916. Una nueva sensación bibliográfica, pues se trata de un dibujo de casi siete metros y medio de extensión que se despliega como un acordeón. Un “panorama” sin texto, sobre el cual habló con  The Newyorker : “Fue un descanso no tener que pensar en palabras y hacer un trabajo de investigación diferente. Hice une enorme búsqueda de imágenes e incluso leer muchos libros porque la prosa te lleva a donde la fotografía nunca llegó… He pasado mucho tiempo haciendo periodismo -y todavía me interesa- pero el artista que hay dentro de mí me pide un cambio. Y esto fue lo que La Gran Guerra significó para mí, permitiéndome ir en esa dirección”.

Great-War-2

Su historia personal, su estilo singular, su proyecto de crear las historia de Mesopotamia, la tentación que puede sentir al pisar un país en conflicto, como Colombia… Seguramente éstos serán algunos de los temas de la conversación de Joe Sacco con Marianne Ponsford el sábado 1 de febrero, en Cartagena. Un conversatorio que necesariamente tendrá que convertir en palabras todo aquello que el periodista/ilustrador ha contado con viñetas. El público del Hay Festival conocerá de primera mano por qué Sacco afirma que “el cómic tiene una fuerza que no tiene otra forma de reportaje. Sus imágenes repetidas enfocan la realidad de manera más lenta, a veces silenciosa, a veces con bocadillos, y trabajan en la mente del lector que puede elegir su ritmo”.