La obra de reconciliación que se contemplará en el Vaticano

Publicado por: admin el Dom, 26/01/2020 - 02:07
Share
El maestro José Augusto Rivera se pellizca a cada momento para asegurarse que no está viviendo un sueño. Y no, no lo es; es una realidad. Su obra "El Ritual de Reconci
La obra de reconciliación que se contemplará en el Vaticano
El maestro José Augusto Rivera se pellizca a cada momento para asegurarse que no está viviendo un sueño. Y no, no lo es; es una realidad. Su obra "El Ritual de Reconciliación" será admirada por los millones de feligreses que año tras año visitan la Ciudad del Vaticano para conocer y maravillarse con algunas de las creaciones artísticas más importantes de la historia de la humanidad. La emoción que siente Rivera es indescriptible hasta las lágrimas. Su escultura ha tenido gran acogida en Colombia y en el mundo, tanto así que Barbara Jatta, historiadora de arte y directora de Museos del Vaticano, le expresó su deseo porque la pieza esté al lado de grandes obras como las de Pablo Picasso, Salvador Dalí y Henri Matisse.
Y no solo eso. Esta creación ocupará un puesto importante en los jardines del Vaticano por petición del mismísimo Papa Francisco.
"El Ritual de Reconciliación" está hecho en bronce y tiene acabados en oro antiguo. Muestra a un grupo de personas abrazadas que no tienen ninguna distinción de raza, condición social e idea política. La obra representa a hombres y mujeres de todas las edades que se encuentran después de la tragedia. Que se perdonan y se apoyan. Contempla la humanidad y la naturaleza, pues también es una reconciliación con el medio ambiente y los animales. Rivera asegura que, aunque en un principio pensó en retratar al pueblo colombiano, se dio cuenta que en ella hay un mensaje más poderoso y refleja el anhelo más profundo de todas las naciones: la paz.  [caption id="attachment_1240967" align="alignnone" width="1024"] Foto: Andrés Lozano[/caption]

El fruto de la sensibilidad social

José Augusto Rivera se define como una persona sensible ante todo lo que le rodea. Desde joven percibió que tenía las habilidades para transmitir lo que sentía y pensaba a través del arte, así que decidió dedicar su vida a explotar ese sueño. En el camino descubrió un aspecto distintivo sobre lo que hacía. Sus creaciones tenían poder y lograban expresar la dramática historia que vive Colombia. Esa es la razón por la cual propone estas alternativas para contar lo que muchas veces no quiere ser contado. [single-related post_id="1241414"] La primera vez que el público conoció "El Ritual de Reconciliación" fue un poco después de que se hiciera realidad la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc en 2016. La obra acompañó la conmemoración de una de las peores masacres ejecutadas por parte de la antigua guerrilla, ocurrida en 1994 en el barrio La Chinita del municipio de Apartadó, Antioquia.
El terrible acto cobró la vida de 35 personas de esa región.   
En el evento algunos exguerrilleros pidieron perdón y, junto a los familiares de las víctimas, oraron ante el atril en el que se encontraba la escultura para pedir que estos actos violentos no se repitan jamás. Sergio Jaramillo, quien se desempeñaba en ese momento como Alto Comisionado para la Paz, le propuso al maestro llevar la obra hasta Bogotá para que tuviera un futuro prometedor. Y así fue. El artista presentó su creación ante varios escenarios de la capital y, meses después, el Senado de la República aprobó que fuera donada al Papa Francisco en su visita a Colombia en 2017. 
"El Ritual de Reconciliación" llegó a la Nunciatura Apostólica y entre muchos otros regalos captó la atención del Sumo Pontífice. Él se acercó a ella, la analizó y dijo: "me la llevo para Roma". 
A Rivera lo llamaron al día siguiente para contarle que el Papa Francisco quedó maravillado con la representación de paz y reconciliación que él plasmó en bronce. "Yo no lo podía creer. Es más, todavía no puedo asimilar que un líder de esa magnitud se haya detenido ante una pequeña obra mía. Que haya aceptado que mi mensaje es valioso y que quisiera tenerla a su lado. Es una de las mayores gratificaciones de mi vida profesional", dijo el artista a KienyKe.com. https://www.youtube.com/watch?v=BC1xaLOmz3Q&feature=youtu.be Con una curiosidad razonable el maestro se preguntó el porqué el Papa quedó cautivado con su creación. Investigó y se dio cuenta que muchas veces el religioso utiliza expresiones artísticas para enviar un mensaje evangelizador y contundente al mundo. Desde ese momento se le metió una idea a la mente: cómo hacer para que la obra fuera donada por los colombianos y se construyera en un formato más grande en algún lugar del Vaticano. "Me di cuenta que había una oportunidad. El Papa Francisco predica el perdón y la paz en todos los lugares, así que se me ocurrió que esta escultura podría apoyar su labor evangelizadora en ese sitio sagrado. Frente a ella se pararán millones de personas y hablarán de reconciliación", manifestó.

Lo que ha recorrido

Aunque la idea de construir la obra en el Vaticano le ha producido cansancio físico, Rivera dice que la gratificación emocional es mucho mayor. Consiguió que la Cancillería aprobara el proyecto y le pidiera a Julio Aníbal Riaño, en ese entonces embajador de Colombia ante la Santa Sede, que hiciera las gestiones necesarias para darle paso a la donación. El diplomático lo logró. Rivera viajó a Roma y se encontró con diferentes autoridades del Vaticano para presentar la propuesta. "Estuvimos con el gobernador del Vaticano, con la directora de los museos y el de cultura. Hicimos la presentación y recibimos una aceptación estimulante. Ellos dieron el aval para que la escultura sea erigida en el lugar donde más la vean los peregrinos", contó. [single-related post_id="1236666"] Actualmente el maestro se encuentra en la etapa de conseguir los recursos materiales y económicos para cumplir la iniciativa. Asegura que los costos son altos debido a la gran dimensión que tendrá la obra, el proceso de fundición, transporte, ensamblaje e inauguración de la obra. [caption id="attachment_1240966" align="alignnone" width="1024"] Foto: Andrés Lozano[/caption] "Le proponemos a las personas a que recojan cobre o chatarra de cobre y aporten ese material con el que haremos la escultura. Estamos buscando a distintas entidades para que ayuden con recursos económicos. Jóvenes de la organización Crónica han tomado esta iniciativa con mucha pasión y compromiso", indicó.

Un mensaje de paz a gran escala

La obra que Rivera tiene pensada construir en el Vaticano tendrá dos metros de altura y tres de diámetro. Será hecha en bronce porque es un material noble, de bajo costo y que permitirá que sea transportada fácilmente hasta Roma para ser ensamblada. La fundición y el modelado se realizarán en Medellín (Antioquia) junto a cuatro escultores. La idea es hacerlo en un lugar público para que la ciudadanía vea el paso a paso y haga parte del hecho histórico. Todavía no se sabe si "El Ritual de Reconciliación" estará en los jardines del Vaticano o a las afueras del Palacio de Castel Gandolfo, la residencia de verano del Papa Francisco.
Para el maestro cualquiera de los dos lugares es perfecto, pues lo que importa es que será una escultura que hará una promoción importante de Colombia por los siglos de los siglos. 
Al final de esta entrevista, el artista dijo que el país puede estar orgulloso de saber que esta obra contará el gran paso que dio para alcanzar la paz, el momento que vive y el mensaje de que la reconciliación es posible. [single-related post_id="1232897"] "La idea es que cuando las personas la contemplen se miren como hermanos, se perdonen, se abracen y hagan propósitos juntos para convertir a este mundo en un lugar mucho mejor para vivir", manifestó.