La resurrección de Ramoncito

La resurrección de Ramoncito

8 de marzo del 2011

Benjamín Herrera, más conocido como “Ramoncito” por su papel a los nueve años de edad en Dejémonos de vainas (1983), ganó anoche el reality Show La Granja, de Caracol televisión, después de una ausencia mediática de varios años y una rehabilitación por alcoholismo.

Comercial de Postobón realizado el 14 de octubre de 1986 por la agencia de publicidad Jaime Uribe y Asociados.

Benjamín empezó a tomar licor antes de los 17 años en los eventos sociales a los que lo invitaban por su fama. Al cumplir la mayoría de edad y poder manejar su sueldo de estrella de la televisión, su problema de desbordó y se dedicó a beber en tiendas del barrio Minuto de Dios. Esa fue su salida de la serie. En la ficción, el libretista de la serie, Daniel Samper Pizano, decidió enviarlo al servicio militar. En la vida real, se dice que se fue a otro país y nunca más se le vio en la pantalla chica. Era impuntual en las grabaciones y sus ausencias eran repetitivas por culpa del guayabo. Ahora tiene 37 años y logró superar su adicción al alcohol gracias a la Fundación La Luz, a donde lo llevó una hermana media que reapareció de la nada en su peor crisis. Sin embargo, él dice que ella también lo empujó al abismo: “los pocos ahorros que me quedaban de Dejémonos de vainas me los pidió prestados y desapareció. Nunca me pagó. Tiempo después, supe que con mi dinero ella había comprado un carro”.

En 2001 empezó a trabajar en las sedes de la fundación en Muña, Chinauta y Cali, donde ayudó a la rehabilitación de cerca de 300 jóvenes drogadictos. Después vendió automóviles en un concesionario del sector de Niza, en Bogotá, hasta que regresó a la televisión para ganar los 300 millones del premio mayor del reality La Granja. Hoy tiene nuevas propuestas de actuación y piensa que ya tiene la madurez suficiente para no volver a dejar nublar por la fama.

http://www.youtube.com/watch?v=k4M2QH06Jk0