¿Por qué Buenaventura está en paro?

21 de mayo del 2017

La falta del agua, la inseguridad y la ausencia de un hospital son algunos de los motivos.

¿Por qué Buenaventura está en paro?

Este domingo se cumplió el sexto día del paro en Buenaventura, donde al menos 30.ooo personas han cesado toda actividad y han salido a las calles a manifestarse multitudinaria y pacíficamente en contra de la ausencia del Estado. La ciudadanía le reclama al Estado que haga presencia en un territorio que ellos sienten que ha olvidado históricamente.

Las voces de los bonaverences retumban en las calles mientras marchan con camisetas blancas y banderas de Colombia. Las calles están llenas, no hay espacio para que un auto circule ni para que nadie dé marcha atrás, pero nadie está dispuesto a hacerlo. Los lamentables hechos  que se generaron el pasado viernes no se han repetido, porque el pueblo marcha en paz, de la violencia y la guerra ya han tenido demasiado.

“Ha transcurrido de una manera muy tranquila y de verdad que en eso se ha destacado Buenaventura, que hace las cosas de una forma muy pacífica, lo que no quiere decir que no estemos exigiendo nuestros derechos que han sido vulnerado por muchos años”, asegura John Reina, director de la Pastoral Social de Buenaventura, uno de los promotores del paro.

Es el tercer paro que Buenaventura realiza tratando de conseguir mejores condiciones para su población. Cada vez que han realizado un paro, se ha levantado con la esperanza de que se cumplan las promesas del gobierno, y luego de un tiempo han tenido que retomarlo para volverse a hacer escuchar.

Son muchas las faltas del gobierno hacia la comunidad. Hace dos años, el Presidente Santos prometió que con un préstamo del Banco Interaméricano de Desarrollo, de un valor de 400 millones de dólares, destinarían US$80 millones para atender las necesidades de Buenaventura, entre las que se encontraba la prestación del servicio de agua 24 horas.

Un servicio que todavía se encuentra en el pliego de peticiones de los bonaverences.

Sin embargo, mientras a ciudad no recibe una inversión más que necesaria, en los últimos años el puerto ha recibido una inversión de más de US$400 millones. No es una sorpresa que el pueblo de Buenaventura sea escéptico con las promesas del gobierno.

Los problemas de Buenaventura, aunque amplios y complejos, pueden resumir su origen en el abandono del estado y fragilidad institucional, que no sólo han convertido al puerto en un blanco fácil para las bandas criminales y el narcotráfico, sino que también han potenciado la pobreza (80%), desempleo (60%) y analfabetismo. 

De hecho, la violencia en Buenaventura ha aumentado en los últimos meses por los enfrentamientos entre bandas criminales por las rutas del narcotráfico. “Las bandas criminales que a veces uno ni siquiera alcanza a identificar porque cada día tienen un nombre diferente. Hay control de esas estructuras, de la población y eso agrava la situación. Es un tema que no se ha querido asumir” afirmó Victor Vidal, integrante del Proceso de Comunidades Negras – PCN-.

Agua

Uno de los grandes problemas de Buenaventura es la falta de agua, dado que el 71% de los ciudadanos sólo tienen agua entre cuatro y ocho horas al día; y en muchas oportunidades, la turbiedad del agua que llega es altísima.

Uno de los grandes impedimentos para garantizarle a la población servicio de agua 24 horas es la corrupción. Hace tres años se invirtieron $161 millones en un plan de choque, que hasta el momento no se ha terminado de ejecutar. Además, recientemente, se liquidó el contrato con la empresa Hidropacífico, que prestaba el servicio de acueducto.

Por si fuera poco, Findeter adelanta la construcción de un tanque de almacenamiento y plantas de tratamiento de agua en Venecia y Escalerete, que debieron haber sido entregadas en 2015.

Trabajo

Las entidades públicas han concentrado sus esfuerzos en fortalecer el sector portuario y, por lo tanto, han dejado de lado otros sectores económicos importantes.

“Definitivamente la generación de empleo está centrada solo en el sector logístico y portuario y eso no puede seguir así, porque estas empresas no son capaces de suplir todas las necesidades”, declaró Víctor Julio González, gerente de la Sociedad Portuaria de Buenaventura.

Si bien los cinco puertos de la ciudad generan 5.000 empleos directos, estos empleos no siempre contribuyen al desarrollo de la comunidad. Sin embargo, sectores como la pesca han perdido gran fuerza en los últimos años, debido a la falta de inversión y apoyo.

Cifras de diversas organizaciones estatales en la actualidad muestran que el indice de desempleo en Buenaventura es del 62%, empleo informal del 90,3% y la pobreza asciende al 91% en la zona rural y al 64% en la zona urbana.

Salud y educación

En junio del año pasado se aprobaron $7.094 millones en regalías para la remodelación del hospital de segundo nivel de Buenaventura. luego de que este fue cerrado hace tres años por malos manejos.

“La gente tiene razón al pedir más servicios de salud, Buenaventura tiene unos 400.000 habitantes y lo que hay no es suficiente. Es innegable que los procesos han sido lentos y se han presentado problemas en la contratación del hospital”, reconoció María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle.

Hace poco, el ministro de Salud, Fernando Gaviria, anunció que en septiembre se reabriría el hospital; sin embargo, tras fuentes aseguran que al centro de salud le hacen falta algunas adecuaciones como las pruebas sismo-resistencia.

Por su parte, respecto a la educación, la Secretaría de Educación estima que la cobertura en esta materia es del 71%, pero hay un 17% de analfabetismo. Además, la comunidad denuncia que la mitad de los establecimientos educativos públicos están en malas condiciones

En el 2014, el Ministerio de Educación se comprometió a realizar un Pacto por la Educación para superar las dificultades, pero hasta el momento no se ha puesto en marcha.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO