¿Quiénes son los nuevos refuerzos de Santos?

¿Quiénes son los nuevos refuerzos de Santos?

22 de mayo del 2013

El presidente Juan Manuel Santos reajusta posiciones después de la salida de su ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras y el encargado de Agricultura, Juan Camilo Restrepo. La salida de varios funcionarios y asesores de la Casa de Nariño hacia la Fundación Buen Gobierno obliga al mandatario a pensar cómo garantizar el funcionamiento de las políticas que quiere reelegir. Luis Felipe Henao es el nuevo ministro de Vivienda, en sus manos está el continuar con el programa habitacional del gobierno. Su nombramiento garantiza, según analistas, continuidad y un bajo renombre político. Francisco Estupiñán, el que más suena como ministro de Agricultura, tiene el reto de controlar la revaluación junto a su colega de Hacienda, proteger a los cultivadores de los TLC y luchar contra el contrabando. 

Henao nació en Medellín, es abogado y fue Director encargado del INPEC y la Dirección Nacional de Estupefacientes. En 2007 se posesionó como viceministro de Vivienda y Desarrollo Territorial; en 2010 ocupó el cargo de Secretario General del ministerio del Interior y Justicia. En febrero de 2012 fue viceministro para la participación e Igualdad de Derechos.

Es hijo ‘consentido’ de las políticas de Germán Vargas Lleras, impulsor de la implementación del Programa de Vivienda Gratuita, que tiene como meta entregar 100 mil casas gratis a las familias más pobres y vulnerables del país, liderará uno de los proyectos con mayores retrasos en la actualidad, el déficit habitacional, que según cifras del DANE, supera los dos millones de viviendas en Colombia.

Analistas consultados por Kienyke  preveen una continuidad en las políticas públicas de la vivienda con Henao a la cabeza del ministerio.

Bajo renombre político y continuidad

El Director Ejecutivo de Fedesarrollo, Leonardo Villar, dice que al tener un perfil menos político, lo que debe hacer el nuevo ministro es institucionalizar las políticas de Vargas Lleras y volverlas más sostenidas en el tiempo. Asegura que “el plan de 100 mil viviendas gratuitas se prorroga en el tiempo con el esquema de subsidios para casas prioritarias tanto en la contribución como en la tasa de interés, algo que va a permitir que muchas personas con uno o dos salarios mínimos accedan a viviendas de hasta 186 millones de pesos con cuotas de 700 mil pesos mensuales”.

Gonzalo Palau, Director de Posgrados de Economía de la Universidad del Rosario, cree que Henao no es una persona que tenga renombre a nivel nacional, sin embargo observa que  su escogencia se entiende claramente como “una línea de continuidad  en las políticas sociales”. Según  el académico, Germán Vargas Lleras no “dejaría al frente de esa cartera a una persona que no tuviera su entera confianza para apostarle a reducir el déficit habitacional” y enfatiza que aunque el principal logro del gobierno con la estrategia de 100 mil viviendas gratis para las familias de bajos recursos se consolidó “se debe priorizar en cómo superar  esas metas y eso no es fácil porque seguramente habrán unas restricciones de tipo presupuestario y habrá también unas condiciones políticas en vísperas de las elecciones que no harán tan fácil poder disponer del apoyo que si ha tenido el ministro Vargas Lleras”.

Vivienda, Kienyke

El gremio lo apoya

César Augusto Llano, Presidente de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz de Colombia (Fedelonjas), se siente muy bien representado por Henao, considerando que “es una persona que conoce ampliamente del tema de vivienda y además es una persona muy estructurada que puede responder adecuadamente a los desafíos que tiene el país”.

Para Llano, al jefe de la cartera de Vivienda le quedan  14 meses para complementar la política residencial con unas metas muy ambiciosas como entregar otras 100 mil casas, estas subsidiadas. “Ahí va a tener que trabajar mucho de la mano de los gremios para poder hacer realidad esa oferta (…) Creo que es un gran reto, pero él tiene todo el apoyo institucional para adoptar las medidas necesarias”, recalcó.

Relación con Bogotá

El saliente ministro  tuvo una relación distante con el Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro. La puja de los dos representantes públicos tuvo que ver con el déficit habitacional de la capital colombiana. Para Vargas Lleras  en Bogotá las licencias de construcción cayeron en un 41 por ciento y la oferta de vivienda de interés prioritario es muy baja.

El Director de Fedesarrollo cree que Luis Felipe Henao tiene un reto muy importante trabajando con la ciudad más grande de la nación. Dice que “hay muchas posibilidades de avanzar en la construcción de vivienda prioritaria. Además el peso de la actividad de la construcción es muy grande, tiene una participación muy importante dentro del país y por lo tanto lograr avances en Bogotá es un gran avance para el país”.

Palau considera que el nuevo ministro no tiene una aspiración presidencial, por lo menos en el corto o mediano plazo, con lo que no va a suscitar tanta susceptibilidad a nivel de las autoridades distritales. “Es de esperar que se pueda lograr una mejor relación para que en Bogotá, donde es más acuciante el tema de las viviendas, se pueda desarrollar la política de mejor manera. Puede ser favorable pero eso dependerá mucho de la habilidad con que el nuevo ministro maneje sus situaciones a nivel político con el alcalde de Petro”, recalca.

Para el Presidente de Fedelonjas “el que tiene que mejorar las relaciones con el resto del país es Gustavo Petro”.

El Ministerio de Agricultura y su nuevo representante

Francisco Estupiñán dejará la presidencia del Banco Agrario de Colombia. Su última gestión sobresaliente dentro del banco fue suspender los procesos jurídicos a cerca de 60 mil pequeños agricultores si tan solo cancelaban el 30% del saldo del capital, los deudores tenían deudas de créditos vencidos.

Estupiñán es administrador de empresas de la Universidad Externado y tiene una especialización en Economía de la Universidad de Los Andes. Se ha dedicado a trabajar en el sector público desde hace varios años. En 1999 fue Ministro de Hacienda, presidió entre otros cargos relacionados con dinero público al Banco Granahorrar en el 2000.

Rafael Mejía presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) asegura que Estupiñán tendrá 3 retos claves en este año y cuatro meses que estaría bajo la cartera de agricultura, tiempo que le hace falta al gobierno Santos. Según Mejía el contrabando, la revaluación del peso y la unión de todos los ministerios deben ser los pilares del nuevo ministro: “Deberá interactuar con todos los ministerios desde el de Hacienda hasta el de Educación, es importante que entienda que el desarrollo rural es compartido y debe ser más competitivo, por ejemplo las carreteras no las hace el de agricultura, ahí interviene el Ministerio de Transporte”.

Además tendrá que pelear para que los agricultores no sigan registrando pérdidas en su producción gracias a los tratados de libre comercio, con más intensidad ahora que sigue viento en popa la Alianza del Pacífico. La SAC calcula que con esta apertura con México, Perú y Chile, el agro perderá 1.2 millones de empleos, 9 millones de toneladas de alimentos, 2 millones de cabezas porcícolas y 1.2 millones de cabezas de ganado lechero.  En los últimos tres trimestres el agro ha registrado pérdidas.

Sobre el tema de contrabando, la Sociedad de Agricultores de Colombia dice que el nuevo Ministro de Agricultura deberá pelear para que el gobierno implemente el proyecto de ley que busca endurecer las penas contra este crimen pues hasta ahora no se han visto resultados. De confirmarse el nombramiento de Estupiñán en la cartera de Agricultura, la SAC lo ve con buenos ojos.

Agricultura, Kienyke

Amilkar Acosta, miembro de Número de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, asegura que el principal reto del nuevo ministro será blindar al sector agrícola frente a la entrada en vigencia de tratados de libre comercio como el de la Alianza del Pacífico. Además “tendrá que ver cómo el gobierno puede frenar la avalancha de importaciones de productos agrícolas y pecuarios que están llegando de tratados como el de Mercosur o el de Estados Unidos”.

Acosta recalca que el nuevo ministro deberá velar para que el sector agropecuario sea más competitivo, especialmente en temas de infraestructura, relacionados con transporte y carreteras: “Colombia tiene 25 millones de hectáreas que son aptas para la agricultura, hoy en día solo se explotan 4.5 millones, del total de área menos del 30% tiene acceso a vías que permitan llevar el producto desde el mercado doméstico al exterior”.

Por último, Acosta también dice que es necesario que el Minagricultura deberá influir junto con el Ministerio de Hacienda para que en la junta del Banco de la República se tomen decisiones oportunas frente a la revaluación.

Además de estos ministerios es importante señalar el posible reemplazo del Secretario General de la Presidencia. La posición que ocupaba Juan Meza, que también se fue a Buen Gobierno, sería tomada por el exviceministro del Interior, Aurelio Irragori, o el delegado de Colombia ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Roberto Prieto.