Confirman libertad para los policías que investigaban la ñeñepolítica

Publicado por: gabriela.garcia el Lun, 02/08/2021 - 15:24
Share
La Corte Suprema confirmó la libertad para el mayor Yeferson Tocarruncho y el sargento Wadith Velásquez, los dos policías que investigaban la ñeñepolítica. 

La Corte Suprema de Justicia confirmó la decisión de libertad para el mayor Yeferson Tocarruncho y el sargento Wadith Velásquez, los dos policías que investigaban la ñeñepolítica. 

Así lo confirmó el abogado Miguel Ángel del Río, quien defiende a los dos uniformados en medio del proceso penal que se adelanta en su contra por presuntas interceptaciones ilegales.

"La Corte Suprema de Justicia confirma la decisión de libertad del Mayor Tocarruncho y el Sargento Velásquez acusados por la Fiscalía de las interceptaciones del Ñeñe Hernández. Gran decisión para dos hombres valientes que hicieron su trabajo", dijo a través de su cuenta de Twitter.

Con esta determinación, la Corte Suprema dejó en firme lo dicho por el Tribunal Superior de Bogotá, que revocó la medida de aseguramiento impuesta contra los dos policías que investigaban la ñeñepolítica.

La defensa de los uniformados interpuso una acción de tutela en contra del Juzgado 62 Penal Municipal con función de garantías y el Juzgado 3 Penal del Circuito con función de conocimiento por la "vulneración del derecho constitucional a la libertad". 

Los dos investigadores de la Dijín de la Policía se encontraban en detención domiciliaria desde junio de 2020 mientras avanzaba el proceso en su contra por presuntas interceptaciones ilegales y fueron dejados en libertad en febrero de este 2021.

¿Porqué los investigan?

Tocarruncho y Velásquez son señalados de interceptar ilegalmente las comunicaciones de cinco de sus compañeros de la Policía que eran sospechosos de cometer irregularidades durante un allanamiento en la ciudad de Cali, Valle del Cauca, en mayo de 2018. 

Al parecer, los policías habrían aprovechado una investigación que cursaba contra el Ñeñe Hernández para incluir en las interceptaciones los números telefónicos de estos cinco funcionarios de la unidad.

Daniel Hernández, fiscal del caso, les imputó cargos por violación ilícita de comunicaciones, utilización ilícita de redes de comunicaciones, falsedad ideológica en documento público y fraude procesal.

"Usted (mayor Tocarruncho) empezó a desplegar actividades de carácter ilegal y fue mucho más allá de sus funciones. Estuvieron interceptados casi un mes y medio. Usted quería saber si sus compañeros eran corruptos y si se habían robado un dinero en el allanamiento Cali, pero usted sabía que esa no era la forma correcta de hacerlo", dijo el fiscal en la audiencia que se celebró en junio de 2020.

En esa misma diligencia, el abogado Miguel Ángel Del Río aseguró que todo se trata de un "montaje judicial" orquestado por Marcos de Jesús Figueroa, alias 'Marquitos Figueroa', quien también está vinculado al proceso en el que se relacionó al Ñeñe Hernández.

Según dijo, es "injusto" que dos policías que han dado la lucha contra el crimen organizado hoy sean víctimas de un "complot judicial".

"Estamos frente a una gran injusticia. Existen elementos de convicción para establecer que todo se trata de un montaje judicial porque los agentes estaban tocando el corazón criminal de la organización de Marquitos Figueroa", aseguró en ese momento.