"Álvaro Uribe no puede manejar la justicia a su antojo": Iván Cepeda

Publicado por: gabriela.garcia el Jue, 20/08/2020 - 16:44
Share
El senador Iván Cepeda, quien se presenta como víctima en el proceso que cursa contra Álvaro Uribe, habló con KienyKe.com sobre el avance de la investigación.
"Álvaro Uribe no puede manejar la justicia a su antojo": Iván Cepeda

Iván Cepeda es la persona que pasó de ser denunciada en 2012 a presentarse como víctima en las investigaciones que adelanta la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía General de la Nación en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez y el abogado Diego Cadena por presunta manipulación de testigos, procesos por los cuales los dos están en detención domiciliaria mientras se resuelve su situación jurídica.  

En las recientes declaraciones que ha dado a los medios de comunicación, el máximo líder del Centro Democrático, quien renunció a su curul en el Senado de la República, aseguró que se le han violado ocho garantías procesales, que está “secuestrado por la Corte”, que Iván Cepeda es “el senador de Farc”, que se “alió” con varios magistrados y que, además, fue quien compró diez testigos en su contra.  

Diego Cadena, por su parte, lo retó a una prueba de polígrafo para ponerle fin a ese “lleve y traiga” y mencionó que dicho procedimiento debe hacerse público para que “toda Colombia conozca la verdad”. 

Tanto los abogados de Uribe como los de Cadena aseguran que sus clientes son completamente inocentes de estas acusaciones, que Cepeda es quien ha faltado a la verdad para enlodar sus nombres y que ellos deben defenderse en libertad. 

Ante las últimas declaraciones entregadas en este caso que ha tenido varias reacciones e implicaciones en el mundo político y judicial, KienyKe.com entrevistó al senador Iván Cepeda para conocer su versión de estos hechos, su opinión acerca de la renuncia de Uribe Vélez al Senado y sobre quién debe quedarse con el proceso: la Corte Suprema de Justicia o la Fiscalía. 

La génesis del proceso Uribe-Cepeda


El senador Iván Cepeda fue denunciado en febrero de 2012 porque como miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes fue a las cárceles de Itagüí y Cómbita para entrevistar a los exparamilitares Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve, quienes señalaron a Álvaro Uribe y a su hermano Santiago de tener vínculos con el paramilitarismo. 

En su calidad de representante, Cepeda realizó un debate de control político en el que, de acuerdo a esos testimonios, acusó públicamente al exmandatario y a su hermano de haber conformado y financiado el Bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en el departamento de Antioquia. 


El expresidente Álvaro Uribe lo denunció por delitos de calumnia, falso testimonio y abuso de la función pública. Alegó que para escuchar los testimonios de Sierra y Monsalve, Cepeda se valió falsamente de sus funciones parlamentarias para buscar en las cárceles declaraciones falsas que lo implicaran a él y a su hermano con el “único fin de hacerles daño e inducir en error a la justicia”. 

Uribe aseguró que Cepeda dirigió un cartel de falsos testigos en su contra y que les ofreció a cambio beneficios jurídicos, económicos y carcelarios.

El 16 de febrero de 2018 el caso dio un giro drástico: La Corte Suprema de Justicia, con ponencia del entonces magistrado José Luis Barceló, se abstuvo de abrir investigación penal en contra de Cepeda porque “no encontró pruebas suficientes” y, por el contrario, inició una investigación en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Escucha la entrevista completa con el senador Iván Cepeda: 

El exmandatario pasó de acusador a acusado porque, al parecer, fue él quien intentó manipular el testimonio de Juan Guillermo Monsalve en contra de Iván Cepeda a través del abogado Diego Cadena, quien ahora está preso en su casa por la presunta comisión de los delitos de fraude procesal y soborno en actuación penal. 

A Cadena también se le señala de sobornar con 200 millones de pesos al exparamilitar Carlos Enrique Vélez, alias Victor, para que testificara en contra de Iván Cepeda. El abogado Iván Cancino dijo en anterior diálogo con KienyKe.com que dichos giros, que están debidamente soportados, “fueron ayudas humanitarias”. 

Según la defensa del ahora exsenador Uribe, dicha investigación se adelantó a sus espaldas porque solo hasta el 26 de julio de 2018 fue notificado del proceso y se le negó la versión libre. Además, afirman que la visita a Monsalve por parte de Cadena, quien en ese entonces era parte de su equipo jurídico, fue porque el exparamilitar manifestó su deseo de retractarse de las declaraciones que hizo en contra suya y de su hermano asegurando que “actuó bajo presión de Iván Cepeda”.

El 8 de octubre del 2019 Uribe Vélez asistió a indagatoria  y el pasado 3 de agosto la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia decidió privarlo de la libertad de manera preventiva al considerar que el exmandatario podría obstruir la administración de justicia en este caso. 

El pasado martes 18 de agosto el máximo líder del Centro Democrático renunció a su curul en el Senado y sus abogados le pidieron formalmente al alto tribunal de justicia que remita el caso a la Fiscalía porque, según ellos, “así lo determina el establecimiento jurídico”.

Dura posición sobre la competencia del caso


El senador Iván Cepeda le dijo a KienyKe.com que la Corte Suprema de Justicia es quien debe mantener la competencia en este proceso en donde él hace la parte civil de víctima. En su criterio, no afecta que Álvaro Uribe haya renunciado al Congreso porque las conductas por las cuales está procesado ocurrieron cuando él ostentaba su investidura como senador. 

“Uribe al parecer usó miembros de su UTL para contactar a falsos testigos y presentarlos ante la Corte. Ahora lo que se tiene que investigar es si eso fue con soborno y corresponde a un fraude procesal. No hay forma de negar ese vínculo con la condición de senador que él tenía en ese momento”, mencionó. 

Según dijo, lo que el expresidente Álvaro Uribe pretende es “que la justicia actúe a su antojo” y aseguró que él no quiere ser procesado por su juez natural sino por “alguien que se ajuste a sus deseos”. 

“Cuando Uribe ve que la justicia actúa inmediatamente reacciona en contra de los magistrados diciendo que son criminales. Los agrede, los llena de agravios y calumnias. Lo que quiere es generar un ‘estado de opinión’ para que pueda dar rienda suelta a toda clase de arbitrariedades. Esto es lo que hemos visto durante cerca de 15 años en su relación con la Corte Suprema de Justicia”, mencionó.

Cepeda indicó, por otro lado, que es “falso que la Corte Suprema lo tenga secuestrado” y que considera que es absolutamente condenable que el exsenador del Centro Democrático trate al alto tribunal de ser una organización criminal y mafiosa. 

“Él no puede diseñar un juez que le cumpla su deseo de ser exonerado, tiene que defenderse ante su juez natural con argumentos y pruebas jurídicas. No con campañas de agresión porque eso no es ninguna defensa. Yo creo que está incurriendo en delitos como calumnia e injuria, por lo cual lo denunciaré”, finalizó. 

Por: Gabriela García. 

Siga a KIENYKE en Google News