"Mi caso no es de censura sino de una grabación ilegal": Juan Pablo Bieri

Publicado por: gabriela.garcia el Mié, 18/11/2020 - 08:38
Share
Juan Pablo Bieri, exgerente de RTVC, aseguró a KienyKe.com que jamás censuró a Los Puros Criollos y que su caso se trató de una grabación ilegal.

Juan Pablo Bieri aseguró en entrevista exclusiva con KienyKe.com que el caso que lo motivó a salir de su cargo como gerente de RTVC no se trató de un intento de censura a ‘Los Puros Criollos’ sino que, por el contrario, fue una grabación ilegal que se realizó en medio de una conversación privada en la que él hizo afirmaciones que “no correspondían a la realidad”. 

El exfuncionario afirmó que jamás intentó censurar al programa presentado por Santiago Rivas mientras ocupó el cargo como gerente del Sistema de Medios Públicos. Según dijo, este salió al aire de acuerdo a la parrilla que se tenía establecida y nunca se trató de alterar  ningún detalle a pesar de que en el audio que fue revelado en enero de 2019 se le escucha decir que “había que cambiarlo de horario” y “matar la producción”. 

“La programación de Los Puros Criollos nunca se alteró, salió al aire como estaba establecido. La última temporada se repitió seis veces, la temporada cuatro seis veces y las demás temporadas se repitieron ocho veces. Yo no cometí ningún delito, esa fue una conversación privada. Se trata de una grabación en la que yo estaba de mal genio y dije cosas que no correspondían a la realidad. Hice afirmaciones con la cabeza caliente, pero yo no soy censor de ninguna clase”, manifestó. 

Para Bieri quien cometió un delito fue la periodista Diana Díaz, entonces directora de Señal Colombia. En diálogo con este medio mencionó que la comunicadora violó su privacidad en dicha reunión y que con su acción quebró la cláusula de confidencialidad que se establecía en su contrato por sacar a la luz ese tipo de discusiones dentro de RTVC. 

“¿Por qué me estaba grabando? ¿Por qué tiene conversaciones mías sin mi autorización? Grabar a una persona sin el consentimiento de la otra es un delito y más para utilizar esa grabación con fines propios, que en este caso fue acabar con mi dignidad”, aseguró. 

El exgerente de RTVC insistió en que “lo emboscaron” y que lo grabaron en “situaciones personales”. “Si alguien puede demostrar que yo lo censuré que alce la mano y diga cuándo, dónde y cómo. Si alguien lo puede decir yo asumo el cargo, mientras tanto es injuria y calumnia. Yo no censuré a nadie. No me considero un mártir, pero sí tengo el derecho a defenderme”, repitió.

El juicio disciplinario


La Procuraduría General anunció el pasado jueves 29 de octubre que formuló pliego de cargos en contra de Juan Pablo Bieri por presunta extralimitación de funciones, abuso de autoridad, censura y posible violación a los derechos de libertad de expresión y opinión.

El ente de control mencionó que encontró validez en la grabación hecha por Diana Díaz durante esa reunión del 6 de diciembre de 2018 en la gerencia de RTVC.  Según indicó, este caso no se trató de una tertulia entre cuatro individuos particulares en su ámbito privado sino que, por el contrario, fue una reunión adelantada dentro del ámbito laboral de cuatro servidores públicos en ejercicio de sus cargos y relacionada directa y específicamente con la gestión de un organismo público descentralizado como lo es el Sistema de Medios Públicos. 

"Los cuatro intervinientes en la reunión eran, al momento de los hechos, servidores bien como empleados públicos o como trabajadores oficiales (...) Por lo tanto, la grabación de audio de lo ocurrido en ella por parte de uno de sus participantes no vulnera el derecho a la intimidad de ninguno de quienes hicieron parte de la misma", especificó.

Juan Pablo Bieri señaló en la entrevista con KienyKe.com que le preocupa el papel del Ministerio Público en este caso porque “lo están prejuzgando” y se están “perdiendo las garantías de imparcialidad,  debido proceso, daño al buen nombre, presunción de inocencia y derecho a la intimidad”.

Según dijo, la prueba reina que tiene el ente de control en este juicio disciplinario perdió toda validez, pues hasta el momento no ha obtenido respuesta alguna de cómo fue que se grabó el audio y se filtró a los medios de comunicación.

“Hasta hoy yo no sé si a mí me grabaron con un celular o con un micrófono. No sé si mi oficina estaba intervenida y cuántas veces me grabaron. Tampoco sé si mi teléfono estaba chuzado. Me preocupa no saber dónde está la cadena de custodia de esa grabación porque yo no la conozco. Aquí se está viciando el debido proceso y se está dañando mi buen nombre con injurias y calumnias. Eso me preocupa, que las grabaciones de conversaciones privadas salgan al aire y los entes de control le estén dando validez”, sostuvo.

Juan Pablo Bieri indicó que, incluso, este proceso podría ser un mal precedente para el país. “El caso Bieri no es un caso de censura, no pueden dañar mi buen nombre de esa manera, el caso Bieri es de una grabación ilegal. Si la justicia de este país abre esa caja de pandora, entonces todas las grabaciones ilegales que hoy reposan en los anaqueles de la historia, como las de los magistrados, tendrían que salir a la luz pública y cambiar los veredictos”, afirmó.

¿Qué pasó con el proceso de Diana Díaz?


Juan Pablo Bieri denunció a Diana Díaz por estos hechos. A su juicio, la periodista cometió un delito porque como servidora del Estado y directora de Señal Colombia “usó en provecho propio información que debía permanecer en reserva”. 

Por esa razón se inició un proceso penal. Aunque hace unas semanas se anunció la imputación de cargos en contra de la comunicadora por el delito de utilización de asunto sometido a secreto o reserva, la audiencia de formulación que estaba programada para el mes de diciembre se canceló por solicitud del ente investigador. 

Sin embargo, el caso todavía no está cerrado. Después de que se realizó un Comité Técnico Jurídico el delegado de la Fiscalía decidió seguir con el recaudo de elementos materiales probatorios para así tomar una decisión de fondo.

Jonathan Bock, director de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), dijo en anterior diálogo con KienyKe.com que una imputación de cargos en contra de Diana Díaz es un “mal precedente para el país” porque “es un mensaje de acoso y persecución judicial hacia los periodistas”. 

“Este tema es muy delicado y el proceso penal es un despropósito. Esto evidencia que hay una política de persecución en contra de las fuentes, que están protegidas por estándares internacionales. Las personas como Diana Díaz que se atreven a denunciar irregularidades en sus puestos de trabajo no deben ser perseguidas, ni tampoco ser blanco de represalias en actos penales y administrativos”, mencionó.

Además, señaló que este proceso penal contra la periodista no solo es un acto injusto sino también un desgaste para la administración de justicia. 

“Desde un inicio debió ser archivado porque no se divulgó información reservada. Ella actuó de buena fe para dar a conocer unas irregularidades, esto se trató de un ejercicio legítimo de la libertad de expresión sobre una irregularidad que no es menor”, finalizó. 

Esta es la entrevista completa: