Masacre en Buga: las víctimas y primera hipótesis

Publicado por: gabriela.garcia el Lun, 25/01/2021 - 11:01
Share
Las autoridades ofrecen una recompensa de hasta 200 millones de pesos a quien entregue información sobre los responsables de la masacre en Buga.
Masacre en Buga: las víctimas y primeras hipótesis

Son muchas las preguntas que quedaron tras la masacre en Buga. Las autoridades están tras la pista de quienes decidieron acabar con la vida de cinco jóvenes entre los 17 y 18 años de edad que se encontraban en la finca San Jacobo, ubicada en la vereda Cerro Rico, Valle del Cauca. 

Todo ocurrió hacia las 2:30 de la madrugada del domingo 24 de enero. Hasta ese lugar, según los testigos, llegaron entre tres y cuatro hombres fuertemente armados, preguntaron por el hijo del dueño del lugar y, sin pensarlo dos veces, dispararon indiscriminadamente contra quienes se encontraban en ese momento en un jacuzzi. 

Después de cometer el crimen, los sujetos escaparon sin dejar rastro alguno. Fueron los vecinos quienes alertaron a las autoridades tras escuchar la ráfaga de disparos y la Policía llegó en menos de 20 minutos para auxiliar a los sobrevivientes.

Cuatro jóvenes fallecieron de inmediato y el quinto alcanzó a llegar al hospital pero en horas de la tarde de ese mismo día murió por la gravedad de las heridas. Otras dos personas se encuentran en centros asistenciales luchando por su vida.

Los jóvenes asesinados fueron identificados como: Sara María Rodríguez García, de 18 años; Valentina Arias, de 17 años; Juan Pablo Marín, de 18 años; Nicolás Suárez Valencia, de 18 años; y Jacobo Pérez, de 18 años. 

Según información entregada por las autoridades, las víctimas se conocían desde hace varios años porque eran compañeros de estudio y usualmente se reunían para compartir tiempo juntos. 

En redes sociales se conocieron varios videos que ellos mismos grabaron horas antes de ser asesinados. Las imágenes fueron compartidas en las cuentas personales de Instagram de las víctimas de la masacre en Buga.

Video antes de la masacre en Buga:

Todavía no hay claridad sobre los móviles del crimen. Sin embargo, la primera hipótesis que manejan los investigadores es que los delincuentes tenían el objetivo de secuestrar a uno de los jóvenes que estaba en la finca. 

También se dice que el ataque iba dirigido al hijo del dueño de la finca, que es un ingeniero. Al parecer, él era la persona a la que pretendían raptar.

La Fiscalía General designó a un grupo especial de investigadores para recolectar los testimonios y otras pruebas que conduzcan a los responsables de esta masacre en Buga que enlutó al país.

Las autoridades ofrecen una recompensa de hasta 200 millones de pesos a quien entregue información del paradero de los delincuentes. 

Juan Manuel Torres, coordinador de investigaciones Pares en el Pacífico, le dijo a KienyKe.com que, efectivamente, todavía no es claro si la masacre en Buga es un hecho aislado, circunstancial o si obedece a la violencia creciente que se ha registrado en el centro del Valle del Cauca. 

“Se ha recrudecido la violencia por acciones de grupos armados. En esta zona ha venido ocurriendo acciones de la Compañía Adán Izquierdo del Comando Coordinador de Occidente de las disidencias de las Farc y también son zonas de terratenientes cercanos al narcotráfico y paramilitarismo, con grupos de seguridad actuando”, indicó.

Según dijo el experto, desde hace varios años se ha advertido el recrudecimiento de la violencia en esa zona, donde hacen presencia grupos de terratenientes, narcopolíticos y de autodefensas. 

“En esa zona hay mucha violencia, sobre todo la urbana que viene creciendo. Han matado líderes sociales y sindicalistas. Esos elementos tienen en alerta a las autoridades. Sobre la masacre en Buga todavía hay muy poca información, las autoridades tienen que establecer si es un hecho aislado o hace parte de toda esta dinámica de presencia de grupos armados o algunas reacciones de estos grupos que son cercanos al paramilitarismo”, finalizó.

Escuche las noticias más importantes del día: