Como las nuevas tecnologías han afectado el quehacer periodístico

15 de julio del 2017

Los periodistas y comunicadores nos debemos concentrar en la calidad de la noticia, en ir a la fuente en producir grandes reportajes e informes

Facebook

Esta semana en Estados Unidos se tomó una decisión muy importante con respecto al presente y al futuro de los medios. La agrupación News Media Alliance declaró públicamente las consecuencias  del duopolio que forman Google y Facebook, por lo que pidió negociar con estas empresas que dominan la difusión de noticias y publicidad en Internet. La conclusión de la reunión, que integra a casi 2 mil grupos mediáticos tradicionales en EE.UU. es que las redes sociales han comercializado las noticias falsas con tal magnitud que no se pueden  diferenciar de las verdaderas. Esto es muy grave para los medios de comunicación que se abanderan de democracia, neutralidad e imparcialidad.

Su Presidente David Chavern afirma que «esas compañías se llevan más del 70 por ciento de los 73 mil millones de dólares que se gastan anualmente en publicidad en la web. Pero esos dos gigantes digitales no emplean reporteros, ni buscan en cosas refundidas los archivos públicos para descubrir corrupción, ni envían corresponsales a zonas de guerra,ni cubren el juego de anoche”

Mientras que los medios hegemónicos pregonan “la inevitabilidad del cambio” que saca al ciudadano de a pie de sus trabajo y a las pequeñas empresas de sus nichos de mercado, se empieza a vislumbrar que sin la protección regulatoria del Estado, negocios como las redes sociales o el manejo de datos en la red son un formidable mecanismo de transferencia de riquezas y recursos nacionales hacia corporaciones extraterritoriales.

Los grandes buscadores como Google o Yahoo se han abanderado de  la producción de noticias y Facebook (FB) ha pasado a ser una red social con tanto impacto que ya hay quienes hablan de que se debe tratar a la empresa de Mark Zuckenberg como un Estado-Nación debido al elevado número de suscriptores. También FB asumió las riendas de las noticias de tal manera que sin tener que contratar un presentador para dar los titulares o el estado del tiempo; sin tener que recurrir a un periodista investigativo para  divulgar el último informe especial o pagar los servicios de un corresponsal extranjero que transmita los sucesos acontecidos en el exterior. De esta manera la audiencia no se percata de la veracidad de lo que se escribe en el muro y de lo que se difunde; es así como entramos en una nueva era, aquella en la que se pone en duda la veracidad de los contenidos.

Quizás el periodismo de antaño, el de libretas escritas con pluma, el de un enviado especial, el de radio-noticieros haya pasado a ser un distante recuerdo; es importante saber que ejercer el oficio con calidad aun tiene futuro; solo que ahora está más ligado al uso de las Nuevas Tecnologías.

Hace 20 años, cualquiera que estuviera interesado informarse de deportes o  de algún evento como el Mundial de fútbol, los Juegos Olímpicos o los últimos resultados de la Selección Colombia, compraba el periódico completo. La forma de encontrar anuncios clasificados era ir directamente a ese cuadernillo; si se buscaban noticias del espectáculo había una revista que circulaba adicionalmente.

Hoy en día  la fuerza apabullante de la red ha fragmentado en diferentes pedazos  lo que conformaba un periódico físico o una emisión de noticias. Lo que hacemos sentados frente a la pantalla del computador se ha convertido en elegir un menú de noticias a la carta como si se tratara de un restaurante. También eso tiene sus ventajas por supuesto ya que muchos periodistas y medios han podido usar la Web como plataforma para proyectarse profesionalmente.

El Internet desde sus mismos comienzos ejercía una influencia enorme en los medios tradicionales de información. No solo esa industria sino también otras como la de los libros o la música veían venir ese cambio enorme que se cernía sobre ellos. Ya mucho habían cambiado las cosas desde hace unos 15 años, cuando aquellos fueron más favorables a flexibilizar todo, empezaban a plantearse que los periódicos físicos serian reemplazados por motores de búsqueda.

El Internet ha tenido tanto impacto que nadie se hubiera imaginado que la aldea global se transformaría de tal manera y que tendría una influencia tan fuerte hoy en día. La rapidez se impone a la veracidad, y la brevedad a la contextualización y los contenidos superficiales abundan e imperan. Y como se ha confirmado últimamente no todo lo que se escribe en las redes sociales es cierto.

En la actualidad la influencia de los monopolios tecnológicos ha llevado a que muchas profesiones lleven sus prácticas al mundo digital a tal punto que empiezan a amenazar la esencia, el quehacer y la manera de ejecutar las mismas.  Para el periodismo el blog, la entrevista online, los foros de discusión, las infografías interactivas, el boletín o el reportaje multimedia se han convertido ya en nuevos géneros a explotar. Ya hace mucho tiempo que el aspecto laboral cambió de una manera impresionante al punto que un profesional de hace 30 años no reconocería la forma de trabajar de un colega suyo en el  2017. Que dirían leyendas de su tiempo como Oriana Falacci, Alfonso Cano o Truman capote al ver la forma tan autómata e improvisada en que se ha convertido hoy en día, eso la producción de información.

Los periodistas y comunicadores nos debemos concentrar en la calidad de la noticia, en ir a la fuente en producir grandes reportajes e informes, en crear un punto de vista original para contar la noticia, hacer análisis y comentarios, para seguir construyendo un medio cuya vigencia, impacto e influencia siga siendo poderosa en la opinión pública. El periodismo de verdad independiente siempre ha sido muy limitado; es importante  primar principios éticos y valores como la verdad y la precisión, la independencia, la equidad, la humanidad, la imparcialidad, el sentido de la responsabilidad, etc…  Partiendo de estos valores el uso de la tecnología en lo periodístico tendrá valor genuino y de real impacto en la sociedad y ningún producto informativo quedara reducida a tinta sobre papel mojado.

humbertoperiodismo@gmail.com

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO