¡Ayayayay! Comediantes de la noche

¡Ayayayay! Comediantes de la noche

10 de noviembre del 2017

Esperanzados los señores de RCN T.V., presentaron a los medios de comunicación esta semana la nueva temporada de “Los comediantes recargados” que en sus primeras temporadas marcaron buena sintonía y respuesta positiva del público.

Se supone es humor inteligente, selectivo, osado donde ellos se ríen de sí mismos, pero especialmente caricaturizan situaciones comunes y corrientes de sus amigos y la gente a su alrededor. Se inspiran en hechos cotidianos a su alrededor y lo vuelven chiste. Hasta ahí todo bien.

Su talento es innegable a la hora de improvisar y mostrar lo divertido de las situaciones que en sus comienzos son trágicas para quién las vive pero con el paso del tiempo se ven en su dimensión real y la verdad son absolutamente ridículas.

Allí en el sitio se encontraban frente a frente los comediantes con los periodistas presentes para divulgar la noticia, algo de lo cual anda muy necesitado el canal pechi-amarillo desde hace un buen tiempo. Prensa, prensa y positiva. Sin embargo, los protagonistas del hecho no ayudaron mucho.

Por lo menos era la lectura de los comunicadores frente a semejantes portentos dueños de la risa. No a todos convencen. Ricardo Quevedo, Fredy Beltrán, Alejandro Riaño, Diego Mateus e Iván Marín, algunos de los invitados a éste nueva temporada de “Comediantes recargados” intimidaron a los comunicadores presentes.

No fueron los más amables, simpáticos ni accesibles para dar entrevistas. No ayudaron al canal que a pesar del comportamiento de algunos de ellos en las anteriores temporadas donde se volvieron inaccesibles, decidieron apostarle de nuevo a su talento para contratarlos y tenerlos en éste nuevo espacio “recargado” de humor. Pero también de suficiencia por parte de algunos de ellos. Las estrellas son ellos y no la empresa contratante. ¡Colaboren chicos!

Se les olvida que los sacaron del aire precisamente por el comportamiento de algunos del grupo. Gracias al pantallazo brindado por el Canal crecieron en imagen y atrajeron contratos para presentaciones en otros lugares. El trabajo se les triplicó.

Obvio se les olvidó automáticamente que lo que no se publicita no se vende, así el producto sea excelente. La soberbia los poseyó como dicen ellos mismos, se dejaron inundar de arrogancia y prepotencia y pensaron que por sí mismo seguirían siendo apetecidos.

Poco les duró la actitud porque llegó el momento de la reflexión y se dieron cuenta algunos por lo menos Diego Camargo, uno de los más fuertes que se habían equivocado. Y que el cuento era por otro lado. Al dueño del billete no se le menosprecia y se le trata bien. En actitud humilde comenzaron a buscar pantalla otra vez.

En Caracol los atendieron en un comienzo pero no concretaron nada. Ellos con su imbatible “Sábados Felices” no tienen problema alguno con los amantes del humor popular, todo quedo en inicios y nada más. Fue por los lados de su anterior casa televisiva dónde les sonó su regreso. Esta vez a petición de ellos, la primera vez también. Pero se lo pensaron no querían repetir la situación anterior cuando se les salieron de las manos y se le volvieron un dolor de cabeza. Finalmente decidieron intentarlo. Perdón y olvido.

Por eso no se compadece que algunos de la temporada “Los comediantes recargados” hayan asumido esta actitud con los periodistas el día de la rueda de prensa, así no van a llegar a ningún Pereira, como dice el refrán. Distantes si no.

Hay una palabrita llamada “humildad” que bien aplicada da excelentes réditos y esa es la que deben aplicar en la situación actual, porque no tienen mucho espacio para mostrar sus capacidades histriónicas. Fíjense lo que pasa con “Acá entre nos” dónde se suponía serían la sensación y fue al revés: desilusión.

Así que no repitan el error y se cierren más escenarios en un país donde no hay muchos para mostrarse todo por su distante actitud que a lo mejor está malinterpretada por los periodistas. Pero ellos tienen la sartén por el mango. ¡No se les olvide! Humildad, sencillez y pies bien puestos en el piso.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.