Centros de interfase ciencia - industria

Publicado por: admin el Mié, 19/02/2020 - 11:41
Sharekyk
Varias son las intervenciones que se han hecho durante la última semana sobre las brechas que existen entre las universidades y las empresas. En el marco del Comité d
Centros de interfase ciencia - industria
Varias son las intervenciones que se han hecho durante la última semana sobre las brechas que existen entre las universidades y las empresas. En el marco del Comité de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema de Competitividad que se realizó hace unos días en la Asociación Nacional de Industriales - ANDI, los representantes de ese gremio manifestaron, nuevamente, la dificultad que tienen de trabajar por la promoción de la innovación con las universidades del país. El mismo comentario hicieron los académicos sobre los industriales en el marco de la reunión sobre política de propiedad intelectual liderada por el Departamento Nacional de Planeación.  En ese escenario, la propuesta de la Misión de Sabios de crear centros o institutos que sirvan de interfase entre la ciencia e industria (entre otros actores de la sociedad), puede verse como una luz de esperanza que ayude a impulsar el acercamiento entre las universidades con las empresas en Colombia.  En efecto, la propuesta parte de reconocer que el país tiene un vacío en las etapas iniciales de la generación de la innovación de productos y procesos. A partir de ese hecho, propone que el Estado cree o impulse, centros o institutos de investigación técnica y tecnológica por demanda.  ¿Qué características tendrían esos centros o institutos de Interfase entre la Ciencia y la Industria? 
  • Se crearían como Centros de Interfaz Ciencia - Industria como corporaciones mixtas de ciencia y tecnología, es decir, unos actores del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación. Tomando como ejemplo a los actuales institutos ambientales creados bajo las normas de ciencia y tecnología (Sinchi, Von Humboldt, Invemar).
  • Estarían integrados por un equipo básico de técnicos, profesionales y científicos especializados en un campo del conocimiento (por ejemplo biotecnología, electrónica, bioeconomía…). 
  • El equipo básico, las instalaciones y los equipos estarían financiados por aportes del Estado. Con este capital inicial, estos Centros empezarían por adelantar una caracterización de las industrias de su sector para identificar brechas tecnológicas. 
  • Con esa claridad, los Centros de Interfaz Ciencia - Industria estarían en capacidad de estructurar un portafolio de servicios a las empresas. En ese sentido, ofrecerían servicios a la industria para identificar y conceptualizar los problemas del proceso o producto, así como proponer soluciones prontas a los problemas de las empresas de su sector. Para ello, podrían contar con alianzas con universidades para que, parte de la información pudiera venir de investigaciones que se estén realizando a nivel de maestría o doctorado. 
  • La financiación de tales Centros sería mixta: la planta básica se financiaría con recursos del Presupuesto General de la Nación y los servicios serían pagados por las empresas que decidan adquirir los servicios que el Centro ofrezca. 
El diagnóstico sobre las dificultades de articulación entre empresas y academia está hecho. La propuesta de crear Centros de interface entre la ciencia y la sociedad está clara, así como la forma de implementar tales recomendaciones. Ahora se necesita el liderazgo político para incorporar partidas en el Presupuesto Nacional 2021 para crear las Corporaciones Mixtas de Ciencia y Tecnología y volverlo una realidad. Lo anterior está en consonancia con las prioridades que la Ministra de Ciencias ha divulgado recientemente que se enmarcan en fortalecer la interacción entre Academia y sector productivo.  Contamos con una oportunidad para que en unos años no volvamos a reunirnos en la ANDI o en el DNP para que los científicos se quejen de los industriales y los empresarios de los académicos sin lograr vencer las dificultades que tenemos para generar innovación en las empresas colombianas. Hacemos ese llamado desde la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia en consonancia a una de las recomendaciones de la Misión de Sabios 2019, que establece que “La sociedad civil organizada deberá participar en la periódica definición y ejecución de las misiones estratégicas adoptadas por el país”.