Dilian Francisca Toro y otras razones para revocar el Congreso

27 de julio del 2012

Tras la admisión de la demanda presentada por este columnista contra al acto legislativo de reforma a la Justicia, por parte del Magistrado Jorge Iván Palacio, quien previamente  había renunciando a los beneficios que dicha reforma les otorgaba a los magistrados —extensión edad de retiro, y periodo— de la cual dió cuenta Semana.com está claro […]

Tras la admisión de la demanda presentada por este columnista contra al acto legislativo de reforma a la Justicia, por parte del Magistrado Jorge Iván Palacio, quien previamente  había renunciando a los beneficios que dicha reforma les otorgaba a los magistrados —extensión edad de retiro, y periodo— de la cual dió cuenta Semana.com está claro que se abre  en el país un histórico debate constitucional sobre el que la Justicia tendrá la última palabra.

Tras la interposición por la Red Ver, —Red de Veedurías Ciudadanas de Colombia—, de la acción de pérdida de investidura contra 79 parlamentarios que aprobaron la reforma a la Justicia cuando eran investigados por el Consejo de Estado o la Corte Suprema,  resulta esta la  consecuencia obvia de un Congreso que tras ofrecer su reivindicación frente a la ciudadanía y el país, en solo tres días de esta semana quebró su palabra y eligió como su presidente a quien aprobó la fatídica “reforma a la Justicia”, en Cámara de Representantes, eligió a un presidente que no paga sus obligaciones fiscales, reeligió a un secretario general que había recibido fuero —burlándose del proceso de convocatoria pública que se efectuó sencillamente para reelegirlo—, y nombró para colmo a Gustavo Puente, uno de los parlamentarios que había participado en la nefasta conciliación, donde el mico se volvió orangután. Esto, sin contar la histórica captura de uno de los baluartes del Congreso: Dilian Francisca Toro.

Dilian: todo en uno

La mencionada parlamentaria es acusada tanto de actos de corrupción, como de nexos con el paramilitarismo y el narcotráfico, dueña de una clientela amplia, y de ser quien mueve los hilos del sector salud de país al punto que el reciente superintendente de Salud, fue su asesor en el Congreso de la República.

Dilian: del elefante al orangután

Dilian conoce los pecados de la mayoría  de políticos de alto nivel, y principalmente de los militantes del Partido de la U, y sin duda del Nuevo Centro Democrático.  Su captura  representa  el golpe más importante en toda su historia dado por la Corte Suprema de Justicia a político alguno, incluso, más contundente que el de Mario Uribe, primo del expresidente Uribe, por cuanto este derivó su poder de aquel.

En cambio Dilian “en cuerpo ajeno” lo conformó en un agregado que hunde a través de su esposo —exsenador de la República— sus raíces en el mismo proceso 8.000 —financiación por el Cartel de Cali, de la campaña presidencial de Ernesto Samper, del cual fuimos denunciantes en 1995—. En últimas, Dilian paso del “Elefante” a aprobar los micos del “Orangután” en el que participó activamente para protegerse de las tres investigaciones penales en su contra y de los pasos de animal grande que daba para entonces la Corte Suprema.

¿Centro de Estudios o Congreso por cárcel?

De haber sido aprobada la reforma, Dilian Francisca no hubiera sido detenida ahora sino cuando estuviera siendo enjuiciada, es decir tendría  toda la capacidad  política para usar su investidura a efecto de exonerarse de responsabilidad penal, entrabar la investigación y generar un pésimo precedente frente a la sociedad y un abierto desaire al poder judicial. Tomaría directamente parte en las decisiones de su bancada y del Congreso de la República como si nada hubiera pasado.

Hay Referendos de Referendos: no es lo mismo  revocar el Congreso que crear una norma para revocar el  Congreso

Hay al menos dos referendos distintos corriendo el país. No es lo mismo hacer un referendo para crear una norma para revocar algún día al Congreso, —iniciativa de un senador del Polo— que  revocar por referendo el Congreso, que corresponde junto con la revocatoria el desmonte de privilegios parlamentarios, del acto legislativo 1/11 que permitió la reforma a la Justicia y que está vivo, así como de la ley 100/93, el cual hemos venimos impulsando.

Hemos propuesto la revocatoria directa del Congreso, pues es un derecho que tiene el constituyente primario, en un Estado Social de Derecho, y de democracia participativa y soberanía popular. Es un poco ingenuo creer que este Congreso va a aprobar la convocatoria a un referendo para que lo castigue el pueblo. Creemos más bien que es el pueblo el que debe castigar el Congreso sin pedirle permiso al Congreso. Nuestro refrendo no pasa por el Congreso como lo hemos dicho. El del senador del Polo sí.

Bienvenidas todas las iniciativas, pero hay diferencias incluso en la convocatoria pues consideramos que la misma corresponde a la ciudadanía y no a ningún congresista. Ellos deben acompañar la participación ciudadana auténtica en lugar de sustituirla, como ocurrió en el referendo revocatorio sobre la justicia que recientemente de manea exitosa adelantamos.

Agradecemos la amplia respuesta y eco hecho a la propuesta. Puede bajar el formulario en www.referendosaludyrevocatoriaya.com

 Posdata

¿Dónde está el Fiscal? Emilio Tapia…cero y van dos…

Tras la debacle de la contratación en la Bogotá de los Moreno, quedó claro que  no hay un cartel de la contratación sino varios. Uno de ellos, integrado por Emilio Tapia, Álvaro Dávila y Julio Gómez —con la permisividad de la Fiscalía  General—, va ganando en la puja. No ha pagado un solo día  de cárcel, disfruta a manos rotas del dinero que le saquearon a la —ellos y sus familias—, incluso tras golpear recursos de la salud de Bogotá como en el caso de Julio Gómez… la actitud del Fiscal General parece terminar estimulando más la delincuencia de cuello blanco que conteniéndola…

www.redver.org

reddeveeduriasdecolombia@gmail.com

@PabloBustosSan

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO