El efecto mariposa

11 de diciembre del 2010

Desde que empieza el invierno, inicia en mí una sensación de peligro inminente con respecto a no dejar abierta ninguna ventana de mí casa. El pánico y la paranoia se apoderan de mí en cuestión de segundos y se enciende la alerta roja en cuanto se hace de noche y mí miopía se vuelve selectiva a la hora de vislumbrar cualquier cosa de más de 10 centímetros que parezca una mariposa. Si la visión es confirmada puedo entrar en parálisis  o ganarle una carrera a Carl Lewis sin ahogarme.

El cabo de miedo es en efecto el artrópodo. Debo aclarar que siento lástima de la situación porque las mariposas que suelen asomarse cuando el clima se pone frío, son a mí modo de ver las más amenazantes gracias a su poco amable atuendo.

Aún inmóviles sobre el piso o una pared, se muestran aterradoras con ese cuerpo que parece prestado de un puro cubano y ojos hechos de material para dedales. Con seguridad ellas deben tenerme más miedo a mí, pero igual creo que no tienen buenas intenciones solo por existir. ¿Por qué no pueden ser amables, delicadas y graciosas como las que se posaban en las manos de Blancanieves? ¡Si ese fuera el caso dejaría que llegaran bandadas para adornarme la vida!

Hace varios días confirmé que si algo quiero coleccionar en un futuro aparte de diamantes, muscle cars, máquinas de pinball y algunas Barbies, son mariposas. No tengo la certeza de cuánto vive un animalito de estos, supuestamente y desafiando el mito de que solo lo hacen un día, se que existen algunas especies que duran desde una semana hasta un año.

Aseguro que me cercioraré hasta donde pueda que las mariposas que adquiera hayan tenido una vida digna. Por ahora solo las imágenes pueden hablar y explicar porqué como entusiasta de la moda siento que cada ala llena de patrones, figuras, combinaciones de texturas y variadas paletas solo pueden ser inspiración para robar vilmente y copiar/adaptar en el closet y a través de brochas y pinceles para lienzos sintéticos como en la misma piel.

¿Qué diseñador, fotógrafo, maquillador, artista en general o fanático de lo estético puede negar el tesoro visual que una mariposa tiene en sus alas? El genio absoluto del siglo XXI Alexander McQueen lo demostró el año pasado junto a la fabulosa y femenina Diane von Fustenberg y Badgley Mischka entre muchos. Y para el año que viene Blumarine, Marc Jacobs, Alexander McQueen, John Galliano, Gwen Stefani, Loewe, Carlos Miele. Mis favoritas son las asiáticas y africanas, en especial las gigantes de Madagascar, donde los mosquitos pueden ser del tamaño de mí schnauzer y las polillas pueden ser rosadas.

Fotos de mariposas de la tienda: Real Butterfly Gifts


* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO