Negociar con terroristas, un precedente que no deja doblar la página

8 de abril del 2019

Opinión de Carlos Salas

Negociar con terroristas, un precedente que no deja doblar la página

“Siempre se dijo, nadie lo negó, que el bloqueo estaba infiltrado por terroristas”, dijo Álvaro Uribe en el comienzo de una entrevista radial, de sesgo amarillista, que buscaba justificar a quienes interpretaron, a su manera, los trinos del ex presidente manifestando su descontento con el acuerdo entre el gobierno y la Minga.

¿Siendo así, por qué se negoció con terroristas? Esa es la pregunta fundamental, la que se pretende evadir con sofismas de distracción como los de “interpretar” qué dijo Uribe por Twitter.

¿Por qué no se pudo ejercer la autoridad y se les concedió lo que buscaban a quienes tenían bajo su yugo al sur del país? Acá no se trata de que tan grande fue la rebajita que hicieron los terroristas dejando la cosa en sólo 800.000 milloncitos en vez de no se cuantos billones. No, el asunto es de fondo y no de forma. ¿Se negoció? Sí. ¿Se hicieron concesiones? Sí.  ¿el país perdió el pulso? Sí. ¿Se generó un precedente muy negativo? Sí.

Pero de lo que se ocupan los medios es de hacer bulla con los trinos del ex presidente Uribe. Una manera muy discreta de sacarle el cuerpo a lo esencial y castigar a quien da en el blanco. Álvaro Uribe lo sabe perfectamente: “Hay quienes nunca entenderán lo que digo”. Así cómo.

Es necesario que “el gobierno evite esos bloqueos, dice Uribe, se anticipe y llegue a tiempo”. ¿Qué pasó? ¿Por qué el gobierno no se anticipó y dejó que la Minga se tomara la Panamericana? Una de las razones se halla en que la inteligencia militar fue desmontada por Santos, haciéndole un favor a los terroristas. ¿No sería prioridad para el gobierno restablecerla? La otra es qué el ejercito fue debilitado intencionalmente durante el proceso de La Habana ¿Qué razones hay para que no se le haya fortalecido?

Estando las cosas como están veo muy difícil que se logren evitar futuros bloqueos. Ya se sentó un mal precedente, la autoridad no fue ejercida quedando el país en manos de la anarquía…  ya se anuncia que habrán nuevos paros después de Semana Santa. (Muy al estilo del ELN nos concedieron una Semana Santa sin bloqueo, así como acostumbran anunciar treguas en las Navidades.)

El ex presidente Álvaro Uribe concluye la tal entrevista con dos mensajes contradictorios: por una parte “confía en que eso no vuelva a suceder” y por otra nos dice que “esos precedentes no dejan doblar la página”.

¿Volverá a suceder? Como están las cosas…

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO