VallenPaz, socio estratégico para la prosperidad

15 de marzo del 2011

La desigualdad de Latinoamérica que coloca a Colombia en los primeros lugares* tiene pocas ofertas de modelos razonables para cerrar la brecha entre ricos y pobres. El gobierno colombiano tiene un gran reto y  deberá usar astucia para encontrar aliados estratégicos que lo ayuden a combatir la pobreza extrema y la desigualdad.

En esta ocasión he querido darle crédito a un modelo integral de desarrollo en el que creo y confío, la Corporación VallenPaz. Una iniciativa del suroccidente colombiano con socios de diferentes procedencias (empresas, iglesias, universidades, ONG, entidades privadas y gubernamentales, ciudadanos de todas las etnias) que desean contribuir al logro de la paz a través del desarrollo integral de las comunidades rurales. En once años de gestión VallenPaz ha acompañado a 10.551 familias  en el Valle, Cauca y Nariño, las cuales hacen parte de 141 asociaciones de primer nivel y seis del segundo en las que se producen y comercializan productos agrícolas. Durante 2010, 5.720 agricultores produjeron 19.121 toneladas de productos agrícolas, obteniendo un ingreso promedio de dos salarios mínimos mensuales por familia.  La garantía de los productos que se están comercializando en almacenes de cadena se logra a través  de 728 agricultores que este año recibieron certificado de buenas prácticas agrícolas mientras  otros diez fueron certificados por Icontec en norma NTC 5400, procesos que generan ventaja competitiva.

No en vano la gestión de estos once años llamó la atención del gobierno, en particular la del presidente Santos, quien el pasado 5 de marzo visitó la finca Caicedo Marañón, en el Cauca.  Los campesinos intercambiaron con el presidente su experiencia de trabajo a través de asociaciones y resaltaron la importancia del acompañamiento técnico, social, empresarial y comercial que han recibido de VallenPaz y  la transformación  que han tenido como empresarios del campo.

Para lograr este acompañamiento VallenPaz se vale de un grupo de colaboradores, técnicos y  profesionales, voluntarios de diversas procedencias, que con compromiso y entrega reconocen en el trabajo de equipo y en el respeto por  la diversidad cultural una oportunidad para la construcción de paz en zonas de alto conflicto. El recurso humano de esta Corporación hace posible que la integralidad del modelo se plasme en la realidad.  Porque Vallenpaz  no sólo le apuesta a la producción y comercialización de productos agrícolas de familias campesinas, sino que también  acompaña procesos de construcción de territorio y región, formando líderes campesinos en  planeación participativa, para que se reconozcan como sujetos de su propio desarrollo y tomen decisiones en sus veredas y municipios.

Los anteriores gobiernos le han apostado a políticas asistencialistas para enfrentar la pobreza y pocos se han preocupado por abordar el tema de la desigualdad. La gran diferencia que marcaría un socio estratégico como VallenPaz con su modelo de desarrollo integral es la transformación que genera al interior de las familias campesinas. Es la oportunidad de que sus miembros  se conviertan en empresarios rurales que acceden a créditos para buscar soluciones tecnológicas que mejoran su productividad, que comercializan sin intermediarios, que son autónomos en las tomas de decisiones frente a su territorio, que saben respetar la diversidad y que reconocen la importancia del trabajo asociativo para el logro de sus aspiraciones y sueños.

Será la astucia del actual gobierno la que marque la diferencia con sus antecesores. En la idoneidad de la elección de sus socios estratégicos radicará el éxito de ganarle a las trampas de desarrollo local que no dejan salir a nadie de la pobreza.

*Según informe del PNUD Colombia tiene un coeficiente GINI 0,51, medida técnica de desigualdad donde 1 es valor más alto.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO