Sentirse en plenitud y paz interior

Mié, 15/03/2023 - 07:30
La verdadera paz es una gracia espiritual, que, como el amor, no se puede negociar. Se da como fruto de un corazón libre de poder y control.
Créditos:
Cortesía Heather Wilde

La plenitud es un centro donde se asientan los conocimientos psíquicos, es el medio de evolución de todas las vivencias, el lugar de llegada y partida de la vida, es decir, un alto grado de autonomía y autoestima como resultado de un proceso sano de confrontación, deconstrucción y construcción de un Yo suficiente para sí mismo.

Por eso, la autorrealización se entiende como la capacidad de llevar una vida que es profundamente satisfactoria, fructífera y que vale la pena vivir, en oposición a las sensaciones de autodestrucción, frustración y venganza. 

Las personas con este tipo de consciencia saben lo que sienten y desean, así como también, tienen noción de las aflicciones de los demás, sin dejarse confundir por sentimientos superficiales, al permanecer en conexión con su propio cuerpo y su fuente de energía central (Poder Superior).

A esto se le denomina auto-trascendencia. En otras palabras, la habilidad de expandir los límites personales hacia un mayor entendimiento de sí mismo, el mundo y los valores que lo rodean, integrando el pasado y el futuro de una manera que tenga algún significado en el presente. De ahí que, se requiere ir más allá de lo transpersonal para conectarse con la dimensionalidad de la existencia suprema: el amor incondicional hacia la humanidad producto del amor propio y la aceptación, sin perder la mismidad y manteniendo la identidad. 

Nuestro segundo nacimiento no es precisamente desde lo biológico, es más bien desde la orilla de un despertar espiritual, reconociendo que, en realidad, si bien es cierto que mis padres aportaron con su amor la posibilidad biológica para que pudiera nacer, fui yo, quien desde mi libre voluntad escogió la vida, más allá de su voluntad. Detrás de ese escenario natural, estaba mi fuerza por cumplir una misión y necesitaba este cuerpo ideal que me brindaron.

Paz interior: el verdadero tesoro

konciencia
Créditos:
Cortesía Omid Armin

La verdadera paz es una gracia espiritual, que como el amor, no se puede negociar. Se da como fruto de un corazón libre de poder y control. Es necesario dedicarse un espacio de silencio para poder escuchar tu voz interior, el lenguaje del corazón y los sentimientos, que casi nunca se equivocan. Recuerda que tu auténtico Yo te observa más allá del bien y del mal, del placer y del dolor. Tu esencia verdadera está por encima de las cosas del mundo.

Encuentra tu paz espiritual al: ser congruente, honesto, desapegándote de los deseos, dejando de hacerte daño, amando sin condiciones y riéndote de ti mismo. Un corazón alegre multiplica la salud y los años, pero un espíritu de crítica y tristeza ha de enfermar y amargar la existencia.

Cuando las cosas se ponen difíciles y oscuras en la vida, la actitud interior las ilumina con la luz de la esperanza y el sosiego. Deja que todo fluya. Simplifica tu vida y siente. Vive en el aquí y en el ahora... Sencillamente, existe.

Felices los que se encuentran en paz consigo mismos, al haber aceptado el sosiego que produce la confrontación y el autoreconocimiento de la realidad, destruyendo su ego insano y elevando su autoestima. Como ya no intentan huir de su dolor a través de las adicciones y dependencias afectivas, encontraron por fin, una nueva fuente de esperanza y amor poniendo su vida en manos de Dios.

Lea también: El poder de la intuición 

La meditación y la oración, clarifican tu mente para administrar tus reacciones emocionales, logrando el equilibrio, la paz contigo mismo y con los demás, convirtiéndote en un ser pacífico, compasivo, libre y amoroso.

Las personas prudentes sufren menos porque no saben adular, calumniar y criticar. ¿Quieres traer más paz a tu vida? Aprende a perdonar, no para olvidar, sino para liberarte del dolor interior. Además, pregúntate, ¿siento alegría con los triunfos y éxitos de los demás? Si es así, tu salud mental es excelente.

Dios nos ama incondicionalmente tal y como somos. Su deseo es que aprendamos a cuidar de nosotros mismos desde la amabilidad y la compasión, logrando la madurez espiritual que no es otra cosa que el arte de vivir en armonía, dejando el control de la mente y buscando el equilibrio en el camino medio, sin exageradas expectativas, deseos y ambiciones en la vida.

Además: Vacíos emocionales

Vivir el día de hoy, permite disfrutar de una paz interior, solamente llevando las cargas de esta jornada sin angustia y estrés. La consciencia tranquila y el cumplimiento de los compromisos personales, son la base para una auténtica prosperidad, pues aminora la fatiga, impulsa la actividad laboral y acerca al gozo de ser útil para servir a los demás.

Por tal motivo, cree firmemente en tus poderes internos, eleva tu optimismo confiando en Dios y en el amor que Él siente hacia ti. Así vivirás en paz. En tu historia personal, debes tener muy claro el porqué y el para qué de la vida.

Así sabrás la dirección correcta hacia la consecución de tus metas y objetivos. No impongas el tiempo a tu recuperación, pues en realidad necesitas un mapa de ruta y no un reloj que siga controlando tu existencia.

Conoce el arte de los grandes Maestros Espirituales: "la mezcla paradójica". Con ella aprenderás a esperar sin esperar, a buscar sin importar lo que encuentres, a ser siendo, aceptando que el dolor y la alegría son las guías naturales para alcanzar el don de la serenidad.

Creado Por
Armando Martí
Más KienyKe
En sus redes sociales, Miguel Melfi apareció hablando de lo que siente por Carla Giraldo a raíz de su interacción en La Casa de los Famosos.
Esta es la iniciativa que tiene como objetivo brindar herramientas a líderes étnicos para socializar la implementación del capítulo étnico del acuerdo de paz.
Este grupo, liderado por Luciano Marín Arango, alias 'Iván Márquez', volverá a sentarse a la mesa de diálogo en Caracas, Venezuela.
El mercurio, un metal pesado altamente tóxico, es el principal agente de contaminación. Empleado para separar el oro de otros materiales, se libera en cantidades alarmantes.
Kien Opina