Todo lo que debe saber sobre el microchip para mascotas

Publicado por: marcela.africano el Sáb, 26/06/2021 - 10:29
Share
El microchip para mascotas se implanta en diferentes países alrededor del mundo como método para localizar al animal.
Créditos:
Pixabay.com

Es posible que en algún momento haya escuchado hablar sobre el microchip para perros y gatos que se implanta para poder encontrarlos en caso de que se extravíen. Sin embargo, si ha pensado en utilizarlo en su mascota es importante que conozca más acerca del innovador objeto.

Se trata de un pequeño dispositivo electrónico que se compone en dos partes: En el centro se encuentra el chip y a este lo cubre una cápsula del tamaño de un grano de arroz, fabricada con un cristal suave y compatible biológicamente para no producir alergia y/o infecciones.

La implantación del aparato en el cuerpo se hace con un sencillo procedimiento en el que la mascota no sentirá mucho dolor; se dice que es un efecto similar al de perforarse una oreja. Toma solo algunos segundos y luego el animal ni sabrá que lo tiene allí.

El microchip funciona como un sistema de identificación individual para cada animal al que se le incrusta. Contiene un único numero de 15 dígitos, el cual se registra en una base de datos nacional o distrital.

A su vez se crea un tipo de perfil donde se pone toda la información relacionada con la mascota y con su dueño: Nombres de la persona, dirección, teléfono de contacto, nombre del perro o gato, etc.

Para acceder a los datos asociados con el animal se utiliza un lector de chip, creado especialmente para escanear el aparato implantado en la mascota. Al acercarse a la zona donde está el objeto electrónico, aparece en pantalla el código ya mencionado.

En caso de que la persona a cargo del perro o gato deba localizarlo por alguna urgencia, debe acudir a las diversas instituciones locales que se encarguen del asunto. Allí deberá presentar el número del chip, nombre de la mascota, datos personales e información sobre la desaparición.

Por otro lado, además de confirmar quién es titular del animal y de permitir la ubicación en caso de que se pierda, este dispositivo tiene otros objetivos importantes en torno a la sociedad y las mascotas.

Uno de ellos es reducir o evitar el abandono, debido a que con el chip se puede saber quién es el dueño del animal y el responsable del desamparo del animal. Identificándolo, se le podría poner una multa y hasta ir a la cárcel.

También existe con el propósito de tener un control sobre la población animal en un territorio determinado y así mismo de prevenir robos o estafas que pongan en riesgo el bienestar de la mascota y su familia humana