Cuidados que debe tener en la alimentación de perros mayores

Publicado por: marcela.africano el Jue, 22/04/2021 - 14:20
Share
La alimentación es uno de los cuidados más esenciales para la salud y calidad de vida de las perros mayores o en edad avanzada.
perros mayores

Cuando las mascotas llegan a una edad adulta mayor, requieren de unos cuidados específicos para asegurar su bienestar, pues la vejez para ellos, al igual que la de los humanos, trae algunas condiciones especiales que se pueden tratar con distintas recomendaciones.

El paso de los años, conlleva un mayor desgaste de los músculos y los huesos; la vitalidad y fuerza para movilizarse no es la misma, y no porque tenga una enfermedad en específico, sino que todo esto es normal que suceda con la edad.

Sin embargo, la longevidad no significa que la mascota deba perder la calidad de vida, por el contrario, cada que vaya apareciendo un síntoma hay que prestar atención especial y buscar alternativas para que se adapte fácilmente a su vida de anciano.

Las consecuencias del tiempo son algo inevitable, para cualquier especie. Cada uno, tiene su ciclo de vida y cerca al momento de finalizarlo, se tiende a poner un poco más complicado y no hay nada que se pueda hacer para evadir la muerte de los amigos peludos.

Es preciso aclarar que, los años que dure un perro o gato, dependen en gran parte de su raza, peso y tamaño. Así que, el cariño y los cuidados son muy importantes para su bienestar, pero su edad avanzada siempre traerá condiciones especiales.

Todo, es un proceso natural y cada dueño debe asumir que la mascota que tenga va a llegar a la vejez y a la vez, es su responsabilidad hacerse cargo del proceso y de lo que su compañero requiera. Y, aunque el envejecimiento no es igual para todos, sí existen similitudes y opciones eficaces para estar con ellos en ese camino.

Es por eso que existen algunas recomendaciones y prácticas de salud preventiva, para que los amantes de las mascotas les ayuden a estar saludables aun en sus últimos años de vida.

La primera y más importante es la alimentación y los nutrientes que se le suministren. Según la organización Pet Food Institute, se deben reducir los porcentajes de grasa en la dieta del animal: “las fuentes energéticas deben estar reducidas entre un 10 a 20% comparado con un adulto joven. Un alimento rico en grasa puede predisponer a la obesidad, hipertensión, dolor articular o enfermedades tales como pancreatitis”.

Pero por lo contrario, se tiene que aumentar la cantidad de fibra, pues esta facilita el tránsito intestinal de la comida, haciendo que se aprovechen mejor cada una de las sustancias y evitando el estreñimiento y la obesidad.

A parte, el agua y su calidad también es importante para una mascota longeva, ya que necesita estar siempre hidratada para evitar cualquier enfermedad en el cuerpo. Además, mantener el recipiente limpio es vital para evitar alguna bacteria a la que pueda ser vulnerable.

Adicional a la nutrición, también es fundamental la actividad física regular. Pese a que, a su mayor edad, los perros, gatos y otras mascotas disminuyen su energía y tienden a ser más sedentarios, no hay que dejar a un lado la necesidad de un paseo diario que varíe entre los 30 minutos, para que se mueva y logre seguir teniendo estímulos externos.

Como en toda la vida, el afecto es una herramienta especial para hacerlo sentir cómodos y amados en sus últimos años; mostrarles cariño y hasta incentivarlo a jugar y a divertirse permitirá que tanto física, como emocionalmente, se sienta bien.

Y algo que no está de más, es una visita periódica al veterinario, para descartar alguna complicación mayor y tratar mejor aquellas que con su edad vienen.