¿Los gatos pueden imitar a los humanos?

Publicado por: felipe.lopez el Dom, 18/10/2020 - 14:59
Share
Investigaciones confirman que los gatos pueden aprender a realizar diferentes acciones imitando a sus dueños.

Los gatos siguen sorprendiendo a sus dueños, por lo que un estudio obtuvo las primeras pruebas de que estas mascotas son capaces de imitar distintas acciones sin necesidad de haberlas visto antes.

Expertos aseguran que la imitación por parte de los felinos se pudo dar en la historia evolutiva de los mamíferos, asimismo el gato japonés Ebisu demostró su capacidad al imitar algunos movimientos que realizaba su dueña.

Este experimento realizado con el felino ubica a Ebisu como el gato pionero de este estudio. Los investigadores explicaron en la revista Animal Cognition que los animales siguen patrones de aprendizaje con las palabras "Do it" (hazlo).

La etóloga Claudia Fugazza de la Universidad Eötvös Loránd de Budapest, tras estudiar el comportamiento de un perro que fue entrenado por 10 años con el método “do as I do” (Haz lo que hago), dijo que con esta palabra la mascota empieza a copiar todo lo que el humano haga sin antes haber estudiado los movimientos.

La investigación surgió inesperadamente cuando la etóloga trabaja con Fumi Higaki una adiestradora de perros y dueña del felino, que le comentó que había implementado la técnica “do as I do” en su gato.

La Mascota de 11 años de edad era la indicada para adiestrar ya que era motivada por la comida, por lo que Fugazza decidió estudiar el comportamiento que por años había investigado en perros, ahora en el felino.

"Empecé a entrenar a Ebisu porque tenía curiosidad por saber si podía aprender el método do as I do. Para empezar, no estaba seguro de si un gato puede imitar a las personas, pero solo quería ver hasta dónde podíamos llegar”, comentó Higaki a National Geographic España

La investigadora descubrió que 16 veces, Ebisu fue capaz de imitar a su dueña con precisión un 81% de los intentos, por lo que el gato fue capaz de copiar diferentes movimientos como: morder una cuerda de goma, abrir un cajón de plástico, levantar la mano que se le indica, tocar diferentes objetos y frotarse la cara con diferentes objetos.

“La presencia de la capacidad cognitiva de imitar en una especie que está filogenéticamente más distante de los humanos de lo que están otras especies (como por ejemplo, los chimpancés), demuestra que esta capacidad evolucionó antes de que las dos especies (gatos y humanos) se dividieran en la historia evolutiva”, afirmó Claudia Fugazza a National Geographic España.

Asimismo, explicó que es un hallazgo importante porque con un entrenamiento correcto varios gatos podrían desarrollar esta destreza e investigadores afirmaron que los animales domésticos pueden aprender imitando.

La etóloga concluyó: "El entrenamiento tiene como objetivo enseñar a los animales una regla, demostrar que son capaces de realizar una acción. De igual manera que los humanos nunca seremos capaces de volar por mucho que aprendamos, si estas criaturas no tuvieran esta habilidad serían incapaces de realizar ni esta ni ninguna acción por mucho que entrenen. El ensayo sirve para demostrar que los gatos tienen esta posibilidad”.