Incendios forestales: ¿cómo afecta a los mamíferos no voladores?

Publicado por: lizeth.piza el Lun, 10/05/2021 - 10:14
Share
Un estudio de la Universidad Nacional reveló los efectos que tienen los incendios forestales en los mamíferos no voladores en Colombia.
Mamíferos no voladores

Los incendios forestales son un peligro para la biodiversidad colombiana y la región del Orinoco es testigo de ello. Un estudio dirigido por la Universidad Nacional de Colombia develó que estos eventos afectan a mediano plazo a comunidades de pequeños mamíferos no voladores, como roedores y marsupiales.

El estudio fue publicado por la revista Perspectives in Ecology and Conservation y es el primero en explorar los efectos del fuego en pequeños mamíferos no voladores en los bosques de galería en Colombia.

La metodología que utilizaron los investigadores fue comparar el comportamiento de las poblaciones de los pequeños mamíferos en áreas quemadas y no quemadas, mirando su relación con la vegetación.

Respecto a los pequeños mamíferos, el estudio mostró que la probabilidad de ocupación de estos animales cambia respecto a los que están presentes en bosques afectados frente a los que habitan los no afectados por incendios forestales. Especies como la zarigüeya común (Didelphis marsupialis) disminuyen su presencia en los bosques del Orinoco al sentir la presencia del fuego.

“La zarigüeya común se vio afectada negativamente por el fuego porque se perdieron los recursos de alimentación y hábitat que necesitan estos animales para sobrevivir”, explicó Tania Marisol González, la autora principal del estudio y candidata a doctora en Ciencias Biología.

A pesar de eso, no todas las especies tienen patrones negativos. El ratón de caña (Zygodontomys brevicauda) cambió su comportamiento de manera positiva aumentando su presencia y abundancia en la zona; sin embargo, se desconoce cuáles son los efectos a largo plazo en el ecosistema.

“El ratón de caña que es una especie con una dieta generalista que incluye insectos y plantas”, comentó González. Este patrón permite que el roedor encuentre en los bosques quemados las condiciones propicias para alimentarse y sobrevivir.

También hay especies indiferentes ante la presencia del fuego, como fue el caso para los roedores arbóreos del género Oecomys, quienes siguieron con un comportamiento habitual a pesar de la afectación del ecosistema por los incendios.

Los hallazgos del estudio muestran que el efecto del fuego tiene que ver especialmente con la biología de los animales. “Especies asociadas con una estructura de la vegetación compleja se vieron influenciadas negativamente por el fuego, mientras que aquellas asociadas con hábitats abiertos e intervenidos tuvieron una alta presencia en los bosques quemados”, explicó la experta.

En términos generales la investigación dirigida por la Universidad Nacional muestra cómo la vegetación tiene un papel fundamental en la presencia de diferentes especies de mamíferos en estos entornos post-fuego. Las implicaciones a largo plazo para el equilibrio ecológico de estos bosques expuestos a demasiados incendios será un foco de más estudios, según dijo González.

Siga a KIENYKE en Google News