¿Cómo es crear una colección de moda en plena pandemia?

Publicado por: felipe.lopez el Lun, 09/11/2020 - 17:53
Share
KienyKe.com conversó con Catalina Zuluaga, creadora de la marca Lobo Rosa, que acaba de sacar una colaboración con Falabella.
Lobo Rosa
Créditos:
Lobo Rosa

Catalina Zuluaga, una de las voces más fuertes voces de la moda en Colombia, presenta su más reciente logro, colaborar con Falabella y crear una colección cápsula con su propia firma, Lobo Rosa.

Prendas como vestidos, kimonos, camisetas y pantalones, estampados con animales y vegetación de la selva, ya están presentes en las principales tiendas de este gigante comercial a lo largo del país.

La fundadora de esta marca conversó con KienyKe.com para hablar no solamente de su firma, también sobre los retos que ha interpuesto la pandemia a los diseñadores colombianos.

Ella empezó por dar detalles sobre la historia de su marca y su ADN: “Lobo Rosa es una marca que fue creada hace unos cuatro años, yo viví muchos años por fuera, trabajé en diferentes casas de moda en Europa mucho tiempo, cuando regresé creé esta marca junto con mi socia, Mercedes Salazar, la joyera”.

El fuerte de la marca son los estampados, es el ADN de la marca, es una marca que es muy reconocible. De una logramos abrirnos un espacio en la industria tanto nacional como internacional, la verdad es que tuvimos la suerte que logramos entrar a las tiendas más importantes al poco tiempo de haber lanzado, yo creo que es la suerte y el trabajo. Poco a poco la marca fue creciendo, digamos que se ha logrado tener una marca reconocida, establecida tanto acá como afuera, estamos en las tiendas más importantes del mundo y en Colombia ha ganado su propio reconocimiento”.

Teniendo presente que los estampados son el elemento principal para reconocer el universo de Lobo Rosa, Zuluaga también habló sobre cómo el proceso de concretar estos pintorescos grabados sobre las telas.

Es la parte más complicada, la parte de los estampados, porque cada cosita nosotros la dibujamos, cosa por cosa. Digamos que yo muy exigente porque no me gusta que el estampado se vea como todo un nivel, no me gusta cuando uno logra ver dónde hay una repetición, sino que sea todo un universo junto, y no como elemento, objeto, elemento, objeto. Digamos que eso es lo más difícil, yo no soy la más experta en dibujo, pero tengo a los diseñadores a quienes guío, me siento al lado de ellos y es: ‘agranda esto, cambiemos esto, cambiemos este color’”.

f
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Leona Kimono #LoboRosa @bohohunter

Una publicación compartida de LoboRosa (@loborosaloborosa) el

Siempre nos inspiramos mucho en la naturaleza, de Colombia y el mundo, entonces siempre hay animales, flores, frutas, matas presentes. Entonces al principio nos imaginamos qué animales queremos, qué mood queremos, qué colores, y ahí es empezar a buscar elemento por elemento, juntarlos y empezar a jugar con colores, con tamaños, posicionándolos de diferentes maneras, pero sin duda alguna es la parte más difícil de las colecciones”.

Al hablar sobre la colección de Lobo Rosa en compañía de Falabella, Catalina Zuluaga recordó lo complejo que fue crearla en un momento en que en Colombia todavía existía una cuarentena estricta:

El mayor reto fue el tema del distanciamiento, hicieron el acercamiento como en abril, más o menos, lo cerramos como en mayo, desde que lo cerramos hasta cuando salió fue un trabajo constante y a larga distancia. Yo nunca me vi con los de Falabella, todo fue en el momento en que estábamos super en cuarentena, nunca me vi con los de mi oficina, todo el tema del diseño era por teléfono, o por zoom, era muy complicado, en esa parte es muy importante estar al lado, como: ‘mira, pongámoslo en este tono’ y ver cómo queda”.

“Las pruebas de la ropa Falabella me las mostraba por Zoom, teníamos llamadas como de ocho horas, era de no creer, ahí escogiendo todo, todo por Zoom es como dos meses más demorado, porque mientras uno habla, el otro habla, no es inmediato sino como por turnos, yo creo que la parte más difícil fue esa. Me daba mucho miedo porque yo estoy acostumbrada a otra manera, a unas pruebas físicas, a yo ponérmela, mostrarla, explicarle a la costurera, pero así me tocó con Falabella y con mi colección de Resort de Lobo Rosa y la logramos, el resultado fue increíble, la verdad que tuve un éxito profesional, tuve todo el apoyo de ellos constantemente”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nuestra inspiración 💛💙❤️ #Colombia

Una publicación compartida de LoboRosa (@loborosaloborosa) el

Para finalizar, la diseñadora de Lobo Rosa expresó su opinión sobre las enseñanzas adquiridas por los creativos colombianos en los complicados tiempos del Covid-19:

La enseñanza es que las cosas continúan, hay una dificultad y a veces uno puede llegar a pensar que se acabó, las primeras dos semanas me tocó cerrar todo, de verdad me congelé, no le veía solución. La enseñanza de todo esto es que la vida continúa y que las oportunidades se siguen presentando, yo tener este logro tan importante para mí, personalmente y profesionalmente en medio de una pandemia que todo estaba cerrado supuestamente. La vida sigue, toca reinventarse un poco, no tanto reinventarse sino reacoplarse, darle la vuelta y seguir, porque todo tienen que seguir, unos con más dificultades que otros, las oportunidades siguen”.