Reportan 14 mil casos de coronavirus en Panamá este 3 de junio

Publicado por: daniel.guerrero el Mié, 03/06/2020 - 12:21
Share
El coronavirus superó la barrera de los 14 mil contagios en territorio panameño, mientras las autoridades advierten que se deben cumplir las normas de bioseguridad.
Coronavirus en Panamá
Créditos:
Pixabay

Según el más reciente reporte del Ministerio de Salud (Minsa), para este miércoles se reportan 9.514 pacientes recuperados, además de 258 casos nuevos para un total de 14.095 casos acumulados en todo el país352 fallecidos como consecuencia del virus.

En aislamiento domiciliario se reportan 3.838 personas, mientras que hospitalizados se registran 391 pacientes, de los cuales hay 314 en sala y 77 en cuidados intensivos.

Entre los corregimientos que se encuentran con mayor contagio del COVID-19 están Tocumen, Arraiján, 24 de Diciembre, Pacora, Vista Alegre, Curundú, Belisario Porras, Pedregal, Juan Díaz, Santiago, Calidonia, El Chorrillo, Las Cumbres, Juan Demóstenes Arosemena, Divalá, Ernesto Córdoba Campos, Arnulfo Arias y Las Mañanitas.

coronavirus en Panamá
Créditos:
@MinsaPMA

Por su parte la ministra de Salud, Rosario Turner Montenegro señaló que "de no seguir con las medidas de uso de mascarillas, lavado de mano", se tendrán que establecer cercos sanitarios "o en el peor de los casos regresar a una cuarentena”.

Igualmente, se reiteró que están prohibidos, por ahora, los eventos públicos o privados que impliquen aglomeraciones de personas. Es decir: fiestas, conciertos, reuniones sociales, congresos, coloquios o similares.

Lea también: Confirman 344 infectados de Covid-19 entre el personal de salud en Panamá.

La apertura de establecimientos o lugares, públicos o privados de esparcimiento y diversión, como parrilladas, salas de fiestas y banquetes, casas club, bares, discotecas, lugares de ocio, entretenimiento, juegos de azar, apuestas, billares, bingos, casinos o locales de juegos de videos, locales de exhibiciones, manifestaciones folclóricas o artesanales, y museos; estará sujeta a indicadores como el comportamiento del virus y a la capacidad instalada del sistema sanitario.