Armando Benedetti y sus descaches en la virtualidad

22 Abril 2021, 01:31 PM
Share
El senador Armando Benedetti ha protagonizado varias escenas en las sesiones virtuales del Senado que han llamado la atención, estas son algunas de ellas.

La pandemia de Covid-19 le impuso a una buena parte de los trabajadores a nivel mundial que adoptaran la modalidad de teletrabajo o trabajo en casa para seguir con sus labores reduciendo el riesgo a contagios del virus. El Congreso de la República no fue la excepción, le permitió a sus senadores y representantes legislar desde casa y, varios han protagonizado curiosos descaches, estos han sido los de Armando Benedetti.

El senador que salió del Partido de la U y llegó a los toldos del movimiento Colombia Humana ha sido bastante cuestionado por los saltos que ha dado en la política, sin embargo, en el último año han sido sus 'embarradas' en las sesiones virtuales del Senado las que lo han puesto en los titulares.

 

El whisky en la sesión virtual

Es la más reciente polémica escena que protagoniza el senador Benedetti. Ocurrió el pasado 20 de abril durante la sesión virtual de la Comisión Primera del Senado. El congresista se tomó un vaso de whisky en medio de la intervención de sus colegas sobre el proyecto que regula la hoja de coca y sus derivados. 

Expuso algunos puntos del proyecto del cual es ponente y luego permaneció atento a las intervenciones de sus colegas, todo esto desde su apartamento en Bogotá. Mientras eso sucedía, apareció en la transmisión de Zoom su imagen, tomando licor. 

"Ayer no salí y estábamos aquí, una de mis asesoras estaba de cumpleaños, me parecía muy malo que además que no pudiera celebrar, que fuera en la casa trabajando. Yo dije, pidamos algo de comer y eso fue lo que pasó, yo estoy brindando con ellos", aseguró en diálogo con Bluradio. 

Sesionando como en cine

El 26 de noviembre de 2020, el senador despertó las críticas en las redes sociales por la forma en la que vio el debate de control político, en el que se cuestionó la actuación del exfiscal Néstor Humberto Martínez en la investigación contra Jesús Santrich por narcotráfico.

Mientras Petro hacía su exposición de más de una hora con las diversas pruebas que, según él, mostraban un montaje de la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez para afectar el proceso de paz, el senador Benedetti publicó un video para halagar el debate que estaba dando el líder de la Colombia Humana. 

En el video, el senador estaba como en un cine en casa, un televisor usado como monitor del computador, él en un sofá blanco, con los pies sobre una mesa de centro, tenía una bebida, mientras se comía unas palomitas de maíz. La conducta de Benedetti provocó críticas de los usuarios de redes sociales en su contra. Varios comentaron que en sus trabajos no podrían darse el mismo lujo y otros se quejaron de que esa fuera la forma de trabajar de los honorables congresistas.

"Gran debate de Gustavo Petro, Antonio Sanguino, Iván Cepeda y Roy Barreras en la Comisión Primera sobre el papel de Néstor Humberto Martínez en la destrucción del proceso de paz. ¡Para ver con palomitas y todo!", escribió el senador Benedetti.

 

El madrazo a Ángela María Robledo

En medio del debate de uno de los artículos del código electoral, que buscaba paridad de género en el Congreso, Benedetti no se percató de que dejó su micrófono abierto y esta desatención le jugó una mala pasada. 

El senador insultó a la representante Ángela María Robledo cuando hablaba por uno de sus celulares. "Angélica (Lozano), la (Juanita) Goebertus y la hijue#$&@ de Ángela Robledo", dijo Benedetti. 

La representante le reprochó su conducta y le pidió respeto: "Armando Benedetti, así no, así no se hace. Yo no estoy hablando mal de nadie, no. Me mentaste a mi mamá, eso no se hace". 

A pesar de que algunos congresistas le pidieron a Benedetti que se disculpara, él dijo que es su manera de hablar. Tras el incidente, los presidentes de la comisión primera del Senado y Cámara le pidieron medir sus palabras y respetar a sus compañeros.

La risa en el madrazo de Angélica Lozano

El senador ha disfrutado de los descaches de otros congresistas. Benedetti fue uno de los que más gozó con el famoso madrazo de la senadora Angélica Lozano, quien no se percató de que tenía el micrófono abierto en la sesión y todos los congresistas de la Comisión Primera del Senado escucharon su indignación por los comentarios que hicieron los usuarios de redes sociales en un trino del senador Gustavo Bolívar.

El trino del senador Bolívar indicaba que Lozano y otros congresistas estuvieron ausentes en la votación de su proposición para reducir 14 millones del salario de los Congresistas, por concepto de gastos de representación. 

El hecho causó risas en la Comisión, principalmente por parte de Alexander López y Armando Benedetti, quienes bromearon del hecho y trataron de avisar a Angélica Lozano que apagara su micrófono.

KienyKe Stories