Carlos Tapia en el ‘ring’ de la política panameña

Carlos Tapia en el ‘ring’ de la política panameña

10 de enero del 2019

Carlos Tapia tiene una historia de vida como para ser contada por un novelista, ha desempeñado labores de todo tipo, lavó los carros y brilló los zapatos de sus primos, vendió enciclopedias, trabajó en un casino, desde muy joven fue juez de boxeo, lo que le hizo convertirse en un destacado empresario y comentarista de esa disciplina, para después abrirse a otros negocios y tener hoy el más alto rating a las 8:30 de la noche con su programa de televisión “Lo mejor del boxeo’ en el que no solo habla de peleas sino que hace agudos análisis sobre la política panameña.

Su tenacidad es legendaria, fue diagnosticado con cáncer de vejiga, pero salió adelante gracias a la ciencia médica, su disciplina, el amor de su esposa y su gran fortaleza para seguir disfrutando de su buena vida y brindar con los mejores vinos de su propia cava, a la que lleva a sus invitados para explicarles la procedencia y el año de cada botella, es un anfitrión espléndido y amigo de sus amigos, pero a la vez cuando no está de acuerdo con algún personaje es implacable.

Un vecino ‘non grato’

Sus posiciones radicales las expresa abiertamente: “En los últimos tiempos hemos tenido el peor presidente de la historia republicana de Panamá: por supuesto Juan Carlos Varela, quien es mi vecino y vive 16 pisos debajo de este apartamento”.

A pesar de vivir en le mismo edificio es duro contra Varela, tanto en este diálogo con KienyKe.comcomo en su espacio de televisión: “Me parece que es un hombre visceral que ha actuado más por sentimientos que por emociones. No es un secreto para nadie que Panamá está en decrecimiento económico, en un aumento el desempleo y aumento la deuda interna. La gran mayoría de los panameños estamos deseando que llegue el primero de julio para que termine la presidencia de Juan Carlos Varela.”

Con hilaridad comenta que al presidente se lo encuentra de vez en cuando el ascensor de su edificio y que el saludo, cuando se da, es frío y distante de parte de los dos, incluso el primer mandatario ha llegado a cuestionarle sus críticas, lo que a Tapia lo tiene sin cuidado y por el contrario las arrecia.

Crítica y reconocimiento

A pesar de reconocer que el expresidente Ricardo Martinelli es corrupto y que por eso está en la cárcel, es de los que le avala algunos logros: “Él llegó a elevar el crecimiento de este país a un 11%. Panamá llegó a tener un par de años con el mayor crecimiento económico mundial. Crecer un 11% hoy día es impensable. El crecimiento hoy no llega ni al 4 por ciento, tenemos 7 por ciento de desempleo, frente al 3,5 por ciento que dio Martinelli.”

Lamenta que la administración anterior esté marcada por la corrupción: “El problema del gobierno de Martinelli es que fue muy corrupto, algo con lo que jamás voy a estar de acuerdo: robó pero hizo, eso no es aceptable. Hace años que de los gobiernos latinoamericanos no podemos decir: no solamente hizo, sino que fue honesto.”

Tapia sabe que el país lo escucha y por eso a quien resulte elegido el próximo 5 de mayo para gobernar Panamá le da consejos para hacer una gestión en favor del país y de las clases menos favorecidas: “Primero debe poner como punto principal la educación, eso es importante en este país. Segundo que cambie la constitución, aquí hay una complicidad en la que el poder ejecutivo el legislativo y el judicial tienen una mafia entre ellos pasa no agredirse, acá debe haber independencia para que no dependan de los nombramientos del ejecutivo. La constitución dice: los tres órganos del estado serán independientes y trabajarán en coordinación, pero no es así entonces siempre tienen un acuerdo para no empujarse.”

El amor mueve la vida

De la mezcla de amabilidad y la dureza de sus palabras para referirse a la situación que vive el país solo queda la primera cuando se refiere a su esposaCarmen Rosas, de quien dice es el centro de su vida, que está complementada con sus cinco hijos,Cristina, Carmen Lorena, Juan Carlos, Lía Malena y Juan Carlos (los dos del primer matrimonio) y sus seis nietos.

La ternura con la que habla sobre su familia contrasta con sus comentarios sobre política y sobre las principales peleas de boxeo del mundo entero. Es tal vez el panameño que mas sabe sobre esta práctica y el más temido comentarista de la realidad de un país de que dice jamás se iría porque para él es el mejor de mundo.