Entrevista a Sergio Rodríguez, candidato a la Cámara por Bogotá

Jue, 10/02/2022 - 13:21
En diálogo con Kienyke.com, Sergio Rodríguez, candidato a la Cámara por Bogotá con el Centro Democrático, presentó sus principales propuestas de cara a las urnas.

Sergio Rodríguez es candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá con el Centro Democrático. En diálogo con Kienyke.com, explicó sus propuestas, claves de su programa y posturas sobre temas clave en el Congreso como la corrupción, la eutanasia y el Acuerdo de Paz. ¿Sus mayores apuestas? Acabar con la JEP, enfrentar la inseguridad en la capital del país y defender la familia. 

Rodríguez se describe como un apasionado por los animales, católico, reaccionario, de derecha, muy derecha y sin temor a decirlo. A los 16 años ingresó al Partido Conservador y hace dos años se retiró al sentirse decepcionado ante la ausencia de algo por conservar, ya que todo lo que en su momento se construyó como sociedad, a su juicio, está siendo sujeto de tergiversaciones por parte de los enemigos de la razón.

Es fiel seguidor de las tesis y el carácter del exprocurador Alejandro Ordóñez, pues señala que es un hombre que ha demostrado con entereza que la moral cristiana y el Estado son amigos, se complementan y que no es sino juntos que se consigue el correcto manejo de la cosa pública. 

¿Quién es Sergio Rodríguez?

SR: Estudié economía y tengo 28 años. Siempre he pertenecido al sector privado. Nunca me he favorecido de contratos públicos. Nunca había hecho política, pero siempre me había gustado. Salí del Partido Conservador porque se volvió una colectividad completamente parlamentarista. Hasta hace unos meses decidí lanzarme a la Cámara con el Centro Democrático en vista de que no había nadie que fuera capaz de decir de frente lo que yo vengo a representar. 

¿El nivel de desaprobación del Congreso es histórico, ¿por qué aspirar a una curul y cómo convencer a un ciudadano -cansado de los políticos- de votar por usted? 

SR: El Congreso representa los intereses de muy pocos, de financiadores de campañas, etc, por eso es hora de que las mayorías se sientan representadas. Como decía, nunca pensé aspirar al Congreso, pero en estos momentos de crisis moral y social decido lanzarme a la Cámara.

¿Cómo está financiando su campaña a la Cámara?

SR: Mi campaña no es costosa porque logra conectar con las personas y espero que se mantenga esa aceptación a mis propuestas. La estoy financiando con mis recursos, con ahorros de mi trabajo. No quiero llegar con dueños o padrinos políticos que me digan qué debo hacer.

¿Por qué eligió al Centro Democrático para impulsar su candidatura?

SR: En el Centro Democrático se defiende a la fuerza pública, a la familia, a los empresarios y emprendedores y es precisamente por esa razón que puedo decir que aquí representan en lo que yo creo. ¡Ojo! No todo. Pero si son con los que más coincidencias ideológicas tengo en este momento.

 

¿En qué consiste su propuesta para llegar a la Cámara de Representantes? 

SR: La base es la familia, la lucha contra el microtráfico, el antipetrismo y la liga del mal, fuerza pública, primera línea, venezolanos y cárceles. Sobre el primer punto, lucharemos en contra de las legislaciones que atentan contra los principios familiares que buscan deshacer la autoridad en el entorno familiar. No podemos tolerar más desorden en nuestros jóvenes y para ello debemos trabajar desde el hogar.

Sobre el segundo, nos opondremos con vehemencia a la Sentencia C-221 del 5 de mayo de 1994 y la sentencia C-491 de 2012 de la Corte Constitucional, la cual argumenta que prohibir y perseguir dosis mínimas o personales es atentar contra el “libre desarrollo de la personalidad”. Trabajaremos desde el Congreso para que estás dosis no solo sean incautadas y perseguidas, sino que también tengan sanciones ejemplares para los infractores.

También trabajaremos por dignificar el retiro de los uniformados y el bienestar de sus familias. Las esposas que pierdan a sus maridos deben tener asegurada su pensión y no esperar tiempos irrisorios para obtenerla, a sus hijos les aseguraremos el estudio en las instituciones de formación académica del país.

Sobre los venezolanos, Colombia tiene una ley migratoria diseñada para permitir la fácil circulación de inmigrantes por el territorio nacional, y debido a esto, muchas veces nos llenamos de personas que no podemos identificar pero que sí están haciendo mucho daño al país. Por lo anterior, crearemos el sistema de identificación biométrico del migrante indocumentado y crearemos un grupo especial de acción compuesto por Migración Colombia, Policía Nacional, Fiscalía y Procuraduría General de la Nación que esté presto a identificar los indocumentados para facilitarles el inicio del proceso de regularización y que así vivan bajo nuestras leyes o, en su defecto, sean expulsados inmediatamente del país.

¿Por qué está en contra del aborto?

SR: Matar bebés no está bien, me lo enseñaron desde casa. Uno tiene que proteger al más indefenso, en esta caso una criaturita que está creciendo en el vientre de una madre. Creo en la vida, estoy completamente en contra del aborto, incluso en las tres causales. Tengo un proyecto muy ambicioso que consiste en reconocer la vida desde la concepción, de esta manera las tres causales estarían abolidas de facto. Hay medidas que se tienen que tomar en las tres causales. En el caso de la violación, la criaturita no tiene la culpa de que haya sido producto de una violación, el que debe recibir el castigo es el violador. En el caso de malformación creo que deben haber más recursos enfocados en que estas personas que van a nacer tengan una vida digna. Por el lado del riesgo de la madre, debe evaluarse con con pinzas. En los centros de aborto como Profamilia es suficiente que a la madre le duela la cabeza o se sienta triste. 

¿O sea que tampoco está de acuerdo con la eutanasia? 

SR: No, para nada. Estamos en una sociedad que no quiere que el niño nazca ni que el viejo viva. Hay que entender que no podemos estar matando a los niños a los viejos. Hay que buscar alternativas, por ejemplo, que cuando estén padeciendo una condición tengan condiciones dignas. Le doy un ejemplo, la señora Marta Sepúlveda, quien recurrió a la eutanasia e hicieron un show frente a esto, sufría de ELA, y la decisión que tomó fue morir que porque quería morir dignamente. Por otra parte, la esposa del doctor Alejandro Ordóñez, también padece de ELA, afrontó esta carga y vive con completa dignidad. Si se puede ser digno en estos casos sin recurrir a matar.

Usted aspira a la Cámara por Bogotá, en la capital una de las claves del debate es el tema de la seguridad, ¿cuál es su propuesta al respecto?

SR: Lo primero le compete al gobierno nacional y es que está en mora de construir más centros penitenciarios. Además, debe cambiar su administración porque el INPEC es un centro de corrupción. Por el otro lado, las cárceles deben funcionar mediante alianzas público-privadas para que el delincuente le tenga miedo a caer en una cárcel y no que entre sabiendo unas cosas y salga con un combo para seguir delinquiendo. Con respecto a la reincidencia, hay que revisar nuestro sistema de justicia. Por ejemplo, adelantar una veeduría constante para que todo el mundo sepa cómo se está manejando la justicia. Lo último, creo que la fuerza pública no tiene garantías para ejercer sus funciones, entonces hay que darles garantías para que empiecen a hacer su trabajo y a dar resultados.

Otra de las claves es la corrupción, ¿qué piensa hacer desde el Congreso para frenar el desangre de las arcas del Estado? 

SR: Hay que hacer un control político importante desde el Congreso. Se tiene que reforzar el sistema de contratación pública. Le doy un ejemplo; el SECOP (Sistema Electrónico para la Contratación Pública), que vaina tan enredada y eso no es por casualidad, quieren que la gente no la conozca. Hay que modernizar las plataformas de Estado. 

¿Realizaría una modificación al Acuerdo de Paz? 

SR: Yo marqué 'no' en el tarjetón. Los colombianos le dijimos 'no' al acuerdo del 2 de octubre. Lastimosamente no ha habido voluntad política para proteger eso. El acuerdo fue rechazado en las urnas, por tanto, es ilegítimo. Las Farc no han cumplido; no entregaron las rutas, entregaron armas viejas, siguieron delinquiendo en la selva, no repararon a las víctimas, lo único que hicieron fue una corte diseñada a su medida. Creo que no hay que hacerle modificaciones, ni creo que las modificaciones estéticas que se le hicieron haya servido para algo. Al Acuerdo de Paz hay que tumbarlo. A la JEP hay que tumbarla. No hay que hacer más concesiones con el crimen. 

¿A qué se compromete hoy como candidato si llega a la Cámara?

SR: Me comprometo a cumplir en lo que he creído. Empeño mi palabra con los colombianos porque voy a cumplir. No quiero estar sentado en un escritorio o haciendo vida social en el Congreso. Lo que se me da es estar con la gente, proteger la vida a la familia, luchar contra las drogas. Es un compromiso personal, pero, por ejemplo, que a la primera línea se le declare como grupo terrorista. Y hacer cumplir la voluntad popular: no al Acuerdo de Paz. Voy a serle fiel a lo que estoy diciendo. 

Más KienyKe
Esta contribución posibilitará que la institución promueva la igualdad de acceso a la educación médica de alta calidad.
Atlético Nacional enfrentará en Medellín el partido de vuelta de la Fase 2 de la Copa Libertadores buscando remontar la desventaja con un entrenador interino al mando.
La Policía australiana investiga al padre de Taylor Swift por un incidente ocurrido en Sídney, después del último concierto de la cantante en Australia.
La Fiscalía declaró a la madre y a su pareja culpables de la desaparición forzada de la menor, ocurrida el pasado 15 de enero de 2021.
Kien Opina